Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Cuatro potenciales canjes que merecen más atención

Por Anthony Castrovince/MLB.com

10 de diciembre, 2019

SAN DIEGO - Como quedó evidenciado por el contrato récord (temporalmente) de Stephen Strasburg con los Nacionales, el mercado de agentes libres realmente está llegando a su cúspide aquí en las Reuniones Invernales.

Pero los cambios también son divertidos. Y cuando llegamos a San Diego el fin de semana, buena parte de la conversación giraba en torno a las posibilidades de cambio de algunos de los mejores jugadores del momento, como el puertorriqueño Francisco Lindor, Mookie Betts o Kris Bryant.

No es tan simple, claro. Los mega-cambios de ese tipo son raros por una razón. Sin embargo, si somos capaces de ver más allá de las conversaciones en torno a Lindor, Betts y Bryant, veremos que hay otras posibilidades que merecen ser exploradas.

La Tribu podría cambiar a Kluber u otro abridor

Los Indios podrían cambiar a Lindor entre ahora y el 31 de julio del 2021, y hay muchas razones para que lo muevan de una vez.

La realidad, no obstante, es que hay pocos equipos que necesitan un shortstop, tienen los recursos para pagar lo que ganará Lindor los próximos dos años y prospectos listos en las menores para concretar el canje.

Así que es más probable que veamos partir a Corey Kluber. El dos veces ganador del Cy Young de la Liga Americana viene de hacer solo siete aperturas en el 2019 debido a una fractura en el antebrazo derecho, pero sigue siendo una pieza bien valiosa. Ganará US$17.5 millones en el 2019 y US$18 millones en el 2020 si su opción del club es ejercida. Los Dodgers, a quienes tanto se les ha vinculado con Lindor, han mostrado interés en Kluber, y el derecho podría encajar mejor para una club que se ha mostrado reacio a dar grandes contratos en la agencia libre, tiene una vacante en la rotación y cuenta con los recursos para pagar sin problemas el costo de Kluber.

A los Indios también les han preguntado por otros abridores como Aaron Civale y Zach Plesac, que vienen de abrir muchos ojos en sus temporadas de novatos. No está claro que la Tribu vaya a salir de ellos, pero son de esos pocos equipos con la suficiente profundidad en la rotación para desprenderse de algún abridor con el fin de reforzar la ofensiva.

Cambiar a cualquiera, menos a Betts

Sería realmente sorprendente si el primer gran movimiento de Chaim Bloom al frente del departamento de operaciones de béisbol de los Medias Rojas es cambiar a su mejor pelotero. No es el momento indicado en la industria del béisbol para tratar de conseguir prospectos de alto impacto por un jugador que está a un año de la agencia libre y va a ganar cerca de US$27 millones a través del proceso de arbitraje en el 2020.

Los Medias Rojas, no obstante, quieren que su nómina esté por debajo del umbral del impuesto al lujo (US$208 millones) y para eso van a tener que cortar entre US$10 millones y US$21 millones. Si se trata de la primera cifra, lo más obvio sería mover a Jackie Bradley Jr., quien ganaría alrededor de US$11.5 millones en el 2020, de acuerdo con las proyecciones de Cot's Baseball Contracts. Pero si es el segundo número, entonces los Patirrojos podrían tener que salir de Andrew Benintendi más David Price o Nathan Eovaldi, o estas dispuestos a pagar buena parte del salario de alguno de esos pitchers para completar un cambio.

Lo sentimos por los interesados en ver un cambio que involucre a Betts, pero eso probablemente no va pasar en estos momentos.

Marte es un patrullero de alto impacto

Mucho, mucho más probable en el mercado de outfielders es que los Piratas cambien al dominicano Starling Marte. El gerente general Ben Cherington no tiene tanta presión para mantener a su estrella en el club como Bloom, y a diferencia de los Medias Rojas, nadie espera que los Piratas compitan en el 2020. Al contrario, la misión de Cherington probablemente es repotenciar el sistema de granjas de Pittsburgh.

Marte ganará US$24 millones entre los próximos dos años (ambas opciones del club), una cifra nada exagerada para un pelotero de 31 años que se ha recuperado tras su suspensión por uso de sustancias prohibidas en el 2017 y viene de dejar 120 OPS+ y jugar muy bien en el centro del outfield. No hay muchas buenas opciones en la agencia libre para cubrir el jardín central (las mejores son Brett Gardner y el japonés Shogo Akiyama), así que los Piratas deberían ser capaces de recibir ofertas más que decentes de equipos como D-backs, Rangers, Medias Blancas, Rojos y Filis, entre otros. Es un cambio que quizás termina completándose esta semana.

Contreras sigue llamando la atención

Los Cachorros necesitan mejorar su panorama financiero y repotenciar sus granjas, y una vez firmen Anthony Rendón y Josh Donaldson, un potencial cambio por Bryant podría convertirse en realidad.

Pero al igual que Betts, el valor de cambio de Bryant está afectado por lo que ganaría en el arbitraje.

Un cambio por el venezolano Willson Contreras luce más probable. Los Padres y los Azulejos están entre los equipos que han mostrado interés en el estelar receptor, quien está entrando apenas a su primera ronda de arbitraje y está bajo control por tres años más. Los Cachorros van a perder ofensiva, pero a la vez ganarían en defensiva al darle la posición al puertorriqueño Víctor Caratini.

Quizás los Cachorros terminan haciendo algo de menos impacto, como mover a Tyler Chatwood, que está en el último año de su contrato. Pero hay conversaciones serias sobre Contreras en un mercado que ya ha mostrado mucho movimiento en el departamento de receptores.