Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias STL

¿Jugador del siglo hasta ahora? Albert Pujols

@MikeLupica
20 de mayo de 2020

Mike Trout fue el Jugador de la Década, sin duda alguna, sin dudas, siendo el Jugador Más Valioso o estando en la lucha de la votación básicamente en cada temporada completa de su carrera. Si lo acompaña la salud, algún día podremos hablar de él junto a Willie Mays, la

Mike Trout fue el Jugador de la Década, sin duda alguna, sin dudas, siendo el Jugador Más Valioso o estando en la lucha de la votación básicamente en cada temporada completa de su carrera. Si lo acompaña la salud, algún día podremos hablar de él junto a Willie Mays, la mejor versión de Mickey Mantle y Hank Aaron como uno de los grandes jugadores de todos los tiempos, incluso aunque no tenga mucho que mostrar en postemporada. Hasta ahora, sólo ha jugado tres partidos de playoffs en su carrera, con un solo hit, un jonrón.

Pero Trout no es el Jugador del Siglo, por dominante que haya sido hasta ahora. Al menos, todavía no. Esa distinción se la lleva su compañero de equipo, el dominicano Albert Pujols.

Viendo la forma en la que han ido sus últimos años con los Angelinos, es fácil olvidar lo bueno que fue Pujols en los primeros 15 años del milenio. Ésta es sólo una pequeña muestra de lo que ha logrado hasta ahora en 19 campañas en las Grandes Ligas, cuando se dispone a jugar, si se termina dando, la penúltima temporada de su contrato de 10 años que firmó con los Angelinos tras dejar a los Cardenales como agente libre después de ganar la Serie Mundial del 2011: Tiene 656 vuelacercas, 2,075 carreras empujadas, 14 campañas con 100 remolcadas o más, tres premios al JMV de la Liga Nacional (2005, 2008 y 2009), dos anillos de Serie Mundial y un premio al Novato del Año de la Nacional (2001). Y una vez conectó tres cuadrangulares en un juego de Serie Mundial (2011).

Cuando pasó del umbral de los 100 de WAR, se convirtió en el 21er jugador de posición en hacer tal cosa. En un momento de su carrera, tuvo ocho temporadas seguidas con 8.0 de WAR o más. Son cosas al estilo de Babe Ruth. Es muy fácil ahora, cuando este Pujols de 40 años ya no es el bateador ni el jugador que era, olvidar lo que fue durante sus mejores años. Pero no deberíamos hacerlo.

No hay dudas de que una temporada 2020 recortada complicaría sus posibilidades de unirse a Babe Ruth, Hank Aaron y Barry Bonds en el club de los 700 jonrones, pero todavía puede lograrlo, aunque seguramente le tome uno o dos años más. Últimamente, ha dicho que podría seguir jugando al terminar su contrato actual tras la campaña del 2021 si lo acompaña la salud.

Eso se le dijo, en español, a Alden González de ESPN hace pocas semanas:

“(La próxima temporada del 2021) es el último año de mi contrato, pero eso no significa que no pueda seguir jugando. Yo no he cerrado esa puerta. Lo estoy tomando día a día, año por año, pero ustedes no me han oído decir que me voy a retirar el año que viene”.

Con todo lo que hemos hablado últimamente de Michael Jordan y “The Last Dance”, Pujols nos recuerda a otro inmortal del baloncesto, por la excelencia, la longevidad e incluso por la clase. Ése es Kareem Abdul-Jabbar, de quien no se habla como se debería cuando conversamos sobre las grandes leyendas del deporte estadounidense. Kareem ganó seis títulos de la NBA, la misma cantidad que Michael. Fue seis veces JMV. Anotó más puntos que nadie en la historia y no se retiró hasta los 42 años. Oh, por cierto, también ganó tres títulos universitarios de la NCAA cuando estaba en UCLA. Fue construido para durar, al igual que Pujols.

De nuevo: Sabemos quién es Trout y lo que indica su WAR. Es el Willie Mays de esta generación de jugadores. Lo único que no puede hacer es rodearse de suficientes jugadores buenos para darse así la oportunidad de ganar una Serie Mundial algún día. Hasta Mays llegó cuatro veces al Clásico de Otoño, la primera en 1951 con los Gigantes de Nueva York y la última en 1973 con los Mets de Nueva York. ¿Y saben? Se retiró con un solo jonrón en postemporada. Piensen en eso, aun tomando en cuenta que Trout podría jugar hasta los 40 jugando como también lo hizo Mays:

Ahora mismo, Mays y Trout suman dos cuadrangulares de postemporada entre los dos.

Por supuesto, uno preferiría ver a Trout en el tope de su carrera que a Pujos en su mejor momento. Pero eso no cambia el hecho de que, en este siglo, empezando en el 2001, Pujols haya sido una cosa fantástica. Incluso la temporada pasada, a los 39 años, se las arregló para disparar 23 bambinazos por los Angelinos y empujar 93 rayitas. Y en este momento, su promedio de bateo de por vida es .300. Como bateador, ha sido mucho más que jonrones. Es cuarto de todos los tiempos en remolcadas, alrededor de 200 detrás de Aaron, quien sigue siendo el líder histórico en ese departamento y quizás lo sea para siempre.

“Yo no me pongo a pensar mucho en los recuerdos”, dijo Pujols una vez en los entrenamientos. “Es una nueva temporada. Con suerte, podremos crear nuevos recuerdos. Uno no se preocupa por esas cosas. Tienes que asegurarte de seguir viendo hacia adelante”.

Y el hombre siguió y siguió, al igual que Hank Aaron. Aaron, por supuesto, tiene 755 cuadrangulares y 2,297 empujadas y un promedio vitalicio de .305. No paró de jugar hasta ya entrado en sus 40. Aaron disputó 3,298 juegos en la Gran Carpa. Pujols todavía tiene la oportunidad de llegar a los 3,000. Sólo tres veces en sus 19 campañas ha hecho Pujols menos de 600 visitas al plato.

Cuando sumemos todo, Trout probablemente será el mejor jugador completo de este siglo. Ya tiene ocho grandiosas temporadas en su currículo. Pero no es el mejor del siglo todavía. Ese título aún pertenece al que sigue como designado de los Angelinos, o jugando en la primera base.

Mike Lupica es columnista de MLB.com.