Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias STL arrow-downArrow Down icon Arrow Up icon

¿Y si Pujols hubiera seguido en Cardenales?

@williamfleitch
30 de noviembre de 2020

Según se suele contar la historia, los Cardenales de San Luis fueron muy inteligentes y especialmente visionarios al resistir la tentación de darle al dominicano Albert Pujols un megacontrato para la segunda década de su carrera. Esa narrativa tiene sentido. Después de todo, los Cardenales han sido un buen equipo

Según se suele contar la historia, los Cardenales de San Luis fueron muy inteligentes y especialmente visionarios al resistir la tentación de darle al dominicano Albert Pujols un megacontrato para la segunda década de su carrera. Esa narrativa tiene sentido. Después de todo, los Cardenales han sido un buen equipo desde que Pujols se fue, no buena medida por la flexibilidad financiera con la que han operado, mientras que los Angelinos se han visto atados de manos por tener que pagarle un contrato de superestrella a un jugador en la bajada de su carrera, un slugger admirado y querido, pero ya no efectivo. ¡Qué inteligentes esos Cardenales!

Pero eso no es realmente lo que pasó. Los Cardenales querían que Pujols se quedara en San Luis. Habían, de hecho, reconstruido toda la organización para poder pagarle a Pujols lo que quería. Y quedaron devastados cuando Pujols se fue. El presidente del equipo, John Mozeliak, dijo que quedó “estupefacto” cuando supo que lo había perdido.

Lo que hace que uno se pregunte: ¿Qué habría pasado si Pujols se hubiese quedado? ¿Qué habría sucedido si los Angelinos no le dan a Pujols ese contrato de 10 años que terminará al finalizar la temporada 2021? Pensando en eso, aquí los dejamos con 10 cosas que quizás habrían sido distintas de Pujols haber firmado con San Luis y marcharse a Anaheim en diciembre del 2011.

1. Pujols hubiese terminado siendo el mejor jugador en la historia de los Cardenales, implantando todos sus récords con el club.

Durante sus días como Cardenales, a Pujols siempre se le asoció con Stan Musial, el ícono de la franquicia. Los fanáticos, por años, se fueron preparando para responder una pregunta simple: ¿Pujols o Musial? Pero al irse Pujols, se acabó la discusión de un golpe.

Los números de Pujols, con la caída que ha sufrido desde que se unió a los Angelinos, no son los de Musial. Pujols está por delante las categorías de poder, pero Musial es mejor en casi todo lo demás, incluyendo tres Series Mundiales conquistadas, por dos de Pujols. Pero los números de Pujols cuando dejó San Luis eran mucho mejores que los de Musial. De haberse quedado toda su carrera con los Cardenales, en una época en lo que eso es mucho más extraño, habría sido un gran punto a favor de Pujols. Todos sus hitos (3,000 hits, 600 jonrones y 2,000 empujadas) habrían pasado en San Luis. En el peor de los casos, la pregunta de quién fue el mejor Cardenal de la historia hubiese quedado sin respuesta para siempre.

2. Carlos Beltrán nunca firma con los Cardenales y sus argumentos para el Salón de la Fama son más débiles.

Los Cardenales firmaron al veterano puertorriqueño Carlos Beltrán en la víspera de la partida de Pujos. Beltrán estaba por cumplir 35 años y era considerado un riesgo, debido a su historial de lesiones. San Luis le dio un razonable contrato de dos años y terminó teniendo dos de las mejores temporadas de su carrera, incluyendo la del 2013, en la que fue por primera vez a la Serie Mundial. Beltrán terminó jugando cuatro años más en las Mayores y en el 2017 ganó su anhelada Serie Mundial, dejando pocas dudas de que un día terminará en Cooperstown. ¿Es posible que de Beltrán no encontrar hogar en San Luis no hubiese poder extender su carrera? ¡Ciertamente es posible!

3. Adam Wainwright y Yadier Molina no terminan sus carreras como Cardenales.

No está claro si, ahora que son agentes libres, Wainwright y el puertorriqueño Molina terminan firmando con otro equipo, pero si los Cardenales hubiesen firmado a Pujols con un súper contrato allá en el 2011, es difícil imaginarse un escenario en el que el club hubiese encontrado el dinero para seguirles pagando a Wainwright y Molina todos estos años. Usaron buena parte del dinero que le iban a dar a Pujols dándole una extensión a Wainwright por cinco años y US$95 millones en el 2014, y Molina una por cinco años y US$75 millones en el 2012, más tres años y US$60 millones en el 2017.

No hay forma de que hubiesen podido mantenerlos a ambos si Pujols volvía a firmar.

4. Los Angelinos habrían armado su equipo alrededor de Trout.

Cuando los Angelinos firmaron a Pujols, pensaron que estaban obteniendo al mejor jugador de las Grandes Ligas. Pero resulta que ya lo tenían en sus filas, sólo que no lo sabían. Trout había estado terrible en los 40 juegos que disputó durante su campaña debut en el 2011, y si bien los Angelinos le tenían mucha fe, era normal preguntarse si le iba a tomar un tiempo convertirse en una estrella.

En vez de eso, Trout explotó durante la primera temporada de Pujols, dejando claro que estábamos ante una superestrella. Si los Angelinos no hubiesen firmado a Pujols, y luego Trout emerge, el club hubiese podido – al menos en teoría – ser más juicioso a la hora de gastar su dinero. De haber Pujols entrado a la agencia libre tras la temporada 2012, en vez del 2011, y ya con Trout convertido en estrella, ¿los Angelinos hubiesen estado tan desesperado por firmarlo?

5. Los Angelinos no firman a Josh Hamilton.

El gran error de la era de Trout en Anaheim, al margen de quizás darle a Pujols tantos años, fue el contrato de cinco temporadas y US$125 millones que los Angelinos le dieron a Hamilton después de firmar a Pujols y después de que Trout había emergido como una súper estrella. Gran parte del atractivo de quedarse con Hamilton era juntarlo con Pujols. Hasta Trout escribió “Wow” en su cuenta de Twitter cuando anunciaron la noticia de Hamilton. Pero la firma de Hamilton fue un desastre. Sólo jugó dos temporadas con los Angelinos, bateando 31 jonrones en 240 juegos. ¿Habrían los Angelinos pujado tan fuerte por Hamilton si no hubiesen estado tan tentados por ponerlo a batear detrás de Pujols? Pareciera poco probable.

6. Los Cardenales contienen el avance de los Cachorros en 2014 y 2015.

Tras la partida de Beltrán después del 2013, y con Pujols ya en Anaheim, a los Cardenales les faltó ese cañonero de renombre en su alineación, y especialmente en la primera base tras las lesiones que descarrilaron a Allen Craig. El 2015, por supuesto, fue la temporada en la que San Luis fue superado por los Cachorros en la SDLN. ¿Les hubiese ido mejor a los Cardenales en 2015 y 2016 – dos de las mejores temporadas de Pujols con los Angelinos, por cierto – si hubiesen tenido todavía a Pujols?

7. Paul Goldschmidt sería un Yankee.

Los Cardenales finalmente consiguieron otra estrella para la primera base cuando obtuvieron a Paul Goldschmidt de los D-backs en un cambio tras la temporada 2018. Es un movimiento que obviamente no habrían hecho si Pujols todavía estuviese en el equipo ganando US$25 millones al año. Eso probablemente habría llevado a Pujols a los Yankees, un equipo que siempre lo quiso y que tenía un lugar abierto para él en la primera base. Por supuesto, eso significa que…

8. Luke Voit hubiese sido cambiado mucho antes de que los Yankees hubiesen podido obtenerlo.

Los Cardenales cambiaron a Voit a mitad del 2018, en gran parte porque estaban buscando un nombre grande esa temporada muerta (Goldschmidt y Nolan Arenado eran los principales candidatos) y habrían tenido que mover a Matt Carpenter a primera o tercera, dependiendo del caso, dejando a Voit sin lugar. Pero todo ese cálculo habría sido distinto con Pujols en el club, pues Voit habría estado bloqueado toda su carrera. Por lo tanto, seguramente habría salido de San Luis mucho antes de que los Yankees lo hubiesen buscado desesperados por solucionar sus problemas en la inicial.

9. Trout gana un juego de postemporada.

No es justo decir que Pujols ha sido una carga para Trout. Los Angelinos otorgaron otros contratos grandes después de la llegada del dominicano, así que tampoco es que han estado de manos financieramente. Y aunque Pujols no ha sido el mismo jugador de sus días en San Luis, igual ha dado 217 jonrones en Anaheim. Pero en los últimos años, particularmente, Pujols ha sido una traba en el lineup de los Angelinos, y se podría argumentar que sus 636 improductivos turnos han podido costarles un puesto en la postemporada en el 2017.

Cuando menos, uno podría pensar que sin los problemas ofensivos de Pujols estos últimos años y con ese dinero disponible para reforzar el pitcheo, los Angelinos habrían llegado al menos una vez más, y quizás en varias ocasiones. En vez de eso, Trout, el mejor pelotero desde Barry Bonds, sigue sin ganar un juego de postemporada y va a cumplir 30 años en agosto.

10. Pujols se retira adorado en San Luis, en una forma que jamás conocerá en Anaheim.

Este es el último año del contrato de Pujols y eso es indiscutiblemente una señal de alivio para los Angelinos. Sus fanáticos siguen queriendo a Pujols, pero jamás lo adoraron de esa forma que sí lo hicieron los aficionados de San Luis. ¿Y cómo podrían haberlo hecho? El inevitable declive de Pujols siempre hubiese sido manejado mejor y de forma más compasiva en San Luis que en Anaheim; tenía 11 años de crédito a favor. Eso lo vimos claramente cuando regresó a San Luis en el 2019.

Pujols está cerca de ponerle el punto final a su carrera de Salón de la Fama. No hay dudas de que un final en San Luis hubiese sido más celebrado. Pero supongo que jamás lo sabremos.