Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
El Sitio Oficial de Los Cachorros de Chicago
noticias

Noticias CHC

Los Cachorros buscan más urgencia desde el principio del 2019

MLB.com

Poco antes de las Reuniones Invernales en diciembre, cuando estaba cada vez más claro que los Cachorros no iban a ser protagonistas en el mercado de agentes libres, el presidente del departamento de operaciones de béisbol, Theo Epstein, pronunció lo que se ha convertido en el eslogan no oficial de su equipo para el 2019.

"Este año, en muchos sentidos, será para ajustar cuentas", dijo Epstein en las oficinas de los Cachorros, al otro lado de la calle donde está Wrigley Field.

Poco antes de las Reuniones Invernales en diciembre, cuando estaba cada vez más claro que los Cachorros no iban a ser protagonistas en el mercado de agentes libres, el presidente del departamento de operaciones de béisbol, Theo Epstein, pronunció lo que se ha convertido en el eslogan no oficial de su equipo para el 2019.

"Este año, en muchos sentidos, será para ajustar cuentas", dijo Epstein en las oficinas de los Cachorros, al otro lado de la calle donde está Wrigley Field.

Fue en ese terreno del Wrigley donde los Cachorros perdieron el juego de desempate en la lucha por la División Central de la Liga Nacional ante los Cerveceros, antes de caer en el Juego del Comodín contra los Rockies. Fue un abrupto final para un equipo cansado que venía de jugar 42 partidos en 43 días, la despedida de un club que ganó 95 encuentros pero que terminó sin aire y buscando respuestas.

Y las soluciones tendrán que venir desde dentro del mismo equipo.

En vez de cambiar un roster que ya estaba lleno de jugadores talentosos, la directiva de los Cachorros pasó el invierno dejándoles saber a sus peloteros que era hora de prepararse para poner el pie sobre el acelerador. Detrás de bastidores, la directiva, junto al manager Joe Maddon y su cuerpo de coaches, conversaron sobre cómo mejorar la comunicación. Se pusieron a analizar qué salió mal en el 2018 y cómo arreglarlo.

Ha habido algunos ajustes menores al roster. Después de reconocer que el grupo del año pasado se hubiese beneficiado de algo de liderazgo - como David Ross y Jon Jay en años recientes-Chicago firmó a Daniel Descalso, un hombre con una sólida reputación en ese sentido. Y para ayudar a un bullpen lleno de interrogantes, contrataron a Brad Brach.

Epstein pasó buena parte de la temporada muerta explicando que los Cachorros estaban trabajando con recursos limitados para este año. Chicago tendrá la nómina más alta en la historia de la franquicia (podría estar sobre US$210 millones), lo que los dejaba con poco margen de acción para buscar a un jugador de impacto en el mercado libre.

Entonces, quedará en manos del mismo equipo del año pasado implementar las correcciones requeridas.

"Nosotros confiamos y creemos en estos muchachos que tenemos", dijo Maddon el mes pasado. "Lo que queremos es sacar más de ellos. Y cuando digo eso, me refiero más que nada a la parte ofensiva".

Maddon también tendrá una tarea pendiente.

Epstein dejó claro al principio de la temporada muerta que cualquier conversación sobre una posible extensión para Maddon, quien está en el último año de su contrato de cinco años, tendrá que esperar. Mientras tanto, Maddon y Epstein han conversado sobre la necesidad de que el manager adopte una postura más activa en el 2019. Eso no será sólo con los jugadores, sino también con un cuerpo técnico que tendrá muchas caras nuevas.

Ese proceso comenzó con varias conversaciones en este receso entre campañas. Epstein apuntó durante la Convención de los Cachorros que probablemente ha pasado más tiempo hablando con directivos, coaches y jugadores este invierno que en cualquier otro año de su carrera como ejecutivo. Parte del asunto es la autoevaluación, pero también tiene mucho que ver con los planes para sacarle el máximo provecho posible al talento de sus peloteros y evitar ser conformista.

Pero ese proceso empezará a tomar forma durante los entrenamientos primaverales.

"La urgencia es lo contrario a sentirse satisfecho", explicó Epstein. "Y no es que yo piense que nos hayamos sentido muy cómodos, nada de eso. Pero si vamos a hacer honestos con nosotros mismos y a responsabilizarnos por la situación, tenemos que hacer algunos ajustes y empezar a jugar con un mayor sentido de urgencia desde el primer día de la temporada, porque estamos en una división bien competitiva. Esa sensación del final de la temporada pasada fue horrible".