“Definitivamente es un gran año”: Bellinger va por un repunte en Cubs

22 de diciembre de 2022

CHICAGO -- Cody Bellinger entendió la noticia que podría llegar en esta temporada baja. Tras pasar una década en la organización de los Dodgers que comenzó en sus años de adolescente, el ex JMV de la Liga Nacional estaba en riesgo de no recibir contrato.

El momento llegó en noviembre para Bellinger, quien tenía la libertad de escribir su próximo capítulo. Este sería un cambio de aires que él mismo elegiría y en el cual podría sacudirse una espiral de tres años de problemas de lesiones y una producción mermada para probar que todavía sigue siendo un jugador élite.

Bellinger decidió que ese próximo capitulo será con los Cachorros.

"Primeramente, fue un poco agridulce", confesó Bellinger sobre el momento en que se separó de los Dodgers. "He estado con el equipo desde el 2013, ¿verdad? Tenía 17 años, portando ese jersey por primera vez. Pero al final del día, hombre, lo entendí. No tengo ningún tipo de resentimiento. Lo entiendo.

"Y lo tomé como una nueva oportunidad o como darle la vuelta a la página, ¿sabes? Ahora me siento emocionado de poder hacer esto en Wrigley Field y de vestir el uniforme de los Cachorros, y entiendo lo especial que es jugar para ambas organizaciones".

Bellinger se entrevistó con los medios de Chicago por primera vez vía Zoom el martes tras firmar un contrato de un año la semana pasada. El pacto incluye US$17.5 millones garantizados entre su salario del 2023 y una potencial indemnización de su opción mutua para el 2024.

La llegada de Bellinger a los Cachorros le brinda al toletero la oportunidad de demostrar que todavía puede ser el jugador que fue en el amanecer de su carrera.

"Definitivamente es importante. No voy a decir que no lo es", admitió Bellinger acerca de la próxima campaña. "Pero pienso que donde me encuentro ahora y en la manera en que me siento mentalmente, físicamente, estoy en una muy buena posición. Me emociona bastante comenzar a trabajar con los coaches y hablar de ciertas cosas, lo que sea que tengamos que hablar para arrancar de la manera correcta. Definitivamente es un gran año".

Bellinger fue el JMV de la Liga Nacional en 2019, cuando también se adjudicó el Guante de Oro en el jardín central. Fue nombrado Novato del Año de la Liga Nacional en 2017 y fue convocado al Juego de Estrellas en par de ocasiones en sus primeros tres años. Del 2017 al 2019, Bellinger tuvo una línea de bateo de .278/.369/.559 con OPS+ de 144 por L.A.

Tras disparar 47 cuadrangulares en su temporada de JMV, Bellinger apenas se ha volado la cerca 41 veces desde el 2020. En ese trecho de tres años, batea .203/.272/.366 con OPS+ de 74 (el tercero más bajo en MLB entre bateadores con por lo menos 1,000 visitas al plato).

En las últimas tres campañas, Bellinger ha lidiado con una dislocación en su hombro derecho, una fractura en la pantorrilla izquierda, una lesión en la corva izquierda y una fractura en una costilla, entre otras complicaciones. El cañonero dijo que ha utilizado este receso de temporada para implementar un programa de fortalecimiento más personalizado.

"Estoy enfocado en ejercicios que me benefician, a diferencia de sólo hacer los ejercicios normales que cualquiera haría para fortalecer su físico", explicó Bellinger. "Estoy haciendo ejercicios más específicos, y en general, me siento muy bien y bastante fuerte y estoy permitiendo que mi cuerpo se libere".

Bellinger dijo que quedó bien satisfecho con la charla que tuvo con el piloto de los Cachorros, David Ross. El ex Dodger también recibió retroalimentación de Joc Pederson sobre el paso de este último por Chicago. Bellinger dijo que su familiaridad con el coach de bateo de los Cachorros, Dustin Kelly, y de su asistente, Johnny Washington – de su respectivo tiempo como coaches en el sistema de los Dodgers— también sirvió de gancho.

Como si esto fuera poco, a Bellinger le encantó la idea de jugar en medio de un ambiente amigable.

"En general, quería un lugar donde encajara. Deseaba estar cómodo", destacó. "Y quería jugar en un buen ambiente. Obviamente, Wrigley Field tiene todo eso. Como un jugador de la oposición, siempre me gustó jugar aquí y me encanta el ambiente y la historia".

Cuando Bellinger acordó su pacto, el mensaje que recibió de los Cachorros fue que ellos estaban "en búsqueda de seguir reforzándose". Desde entonces, Chicago ha llegado a acuerdos con el shortstop Dansby Swanson, el abridor Jameson Taillon y el relevista Brad Boxberger, y las contrataciones del club podrían no haber terminado ahí.

"Es bien emocionante", aseguró Bellinger. "Eso nos demuestra que quieren darles a los fans algo de emoción de que están firmando a jugadores que tienen el deseo de ganar y que han demostrado que pueden hacerlo.

"Y tras haber hablado con algunos de los muchachos en los últimos días, creo que tenemos algo bien emocionante para ofrecer como equipo".