Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Corte4 celebra a Peruchín Cepeda en su cumpleaños

Un miembro de Cooperstown, una leyenda puertorriqueña y uno de los bateadores más intimidantes de sus tiempos; eso describe al gran Orlando "Peruchín" Cepeda. El "Baby Bull" está de cumpleaños en el día de hoy.

En Corte4, aprovechamos eso para recordar varios de los logros de Cepeda en su brillante carrera de 17 temporadas en las Mayores.

En 1958, a los 20 años, Cepeda entró a las Mayores y su impacto fue instantáneo. Bateó para promedio de .312, conectó 25 jonrones e impulsó 96 carreras. Esa fue la primera temporada de los Gigantes en San Francisco y Cepeda los ayudó a una mejoría de 69 a 80 victorias.

Tres años después, Cepeda disfrutó de su temporada más productiva. En 1961, fue el líder en jonrones (46) y remolcadas (142). Terminó segundo en la votación para el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, detrás de Frank Robinson.

En 1967, Cepeda finalmente ganó su premio de Jugador Más Valioso. Estaba en su segunda temporada con los Cardenales de San Luis y fue el líder en remolcadas con 111. Bateó .325 (la mejor marca de su carrera) y sacudió 25 cuadrangulares. Ese año, los Cardenales ganaron la Serie Mundial.

En el momento de su retiro, Cepeda terminó con 379 jonrones, la marca más alta por un puertorriqueño en las Mayores. Ese récord se mantuvo por 27 años. Juan González rompió la marca en 2001.

Por supuesto, el logro más grande de la carrera de Peruchín vino en 1999, cuando fue exaltado al Salón de la Fama en Cooperstown. Fue el segundo puertorriqueño en ser exaltado al pasillo de los inmortales.