Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

De una manera inusual, Yadier Molina salió exitoso de un cruce de señas con su lanzador

De que el receptor titular de los Cardenales de San Luis, Yadier Molina, es uno de los mejores de su generación y de la historia de las Mayores, a nadie debe quedarle duda alguna. Pero en su 15ta temporada, el boricua aún es capaz de sorprendernos. La noche del martes, durante el juego que su equipo disputó ante los Dodgers de Los Ángeles en el Dodger Stadium, el lanzador de los Cardenales, Daniel Poncedeleon, realizó un envío hacia el plato bien inusual.

Imagine usted el panorama: Parte baja del segundo episodio, bases llenas, dos outs, y al lanzador de tu equipo favorito se le escapa una bola que pudiera permitirle al equipo contrario anotar una carrera -especialmente si el receptor está esperando otro tipo de lanzamiento. Es lo que se le llama en el béisbol un "cruce de señas". Pero con Yadier Molina detrás del plato, las cosas pueden salir mejor de lo que imaginamos. No por gusto le dicen "El Marciano". Hace parecer fáciles las cosas que a los simples mortales nos parecen imposibles.

Al final, los Cardenales vencieron con pizarra de 5-2 y continuaron su excelente paso (ocho victorias en sus últimos 10 juegos) en pos de alcanzar la postemporada del 2018.