Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

El lanzador Jordan Yamamoto impulsó su primera carrera en las Mayores el mismo día de su debut

Digan lo que digan, debutar en las Mayores debe ser un momento muy estresante. Es la primera oportunidad que tiene un pelotero para demostrar que está listo para lucir en el mejor béisbol del mundo. Ahora bien, cuando se trata de un lanzador la ansiedad es aún mayor. Lograr una buena actuación en el debut motiva a que, incluso, (en caso de tratarse de la Liga Nacional) le sea comunicado al novato que su concentración debe estar 100% en sus envíos, incluso si eso implica descuidar su bateo.

Eso NO sucedió este miércoles con el natural de Hawaii, Jordan Yamamoto, lanzador debutante de los Marlins de Miami, quien había sido subido al equipo grande apenas unas horas antes desde Doble A.

Durante su esperado día, Jordan se enfrentó a los Cardenales de San Luis y los mantuvo sin carreras durante siete capítulos completos, mientras propinaba cinco ponches, permitía apenas tres imparables y concedía dos boletos. Impresionante.

Pero en la parte baja del sexto episodio, Yamamoto vino a la caja de bateo a consumir su segundo turno de la noche (se había sacrificado con un efectivo toque de bola en el segundo inning) y esto sucedió:

Yamamoto se llevó la victoria en su primer partido como ligamayorista y a su vez, abrió sus respectivos casilleros de toques de sacrificios y carreras impulsadas. Nada mal para un debut de un lanzador perteneciente a la Liga Nacional. Quizás volvamos a hablar sobre él muy pronto. Por el bien del espectáculo, ¡así sea!

CCPic
AP_18265824944167
Image from iOS
1143641_Jessie_Alcheh_20190921_190342