Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Feliz día, buenas tardes y que tengas una noche muy buena

Se ha dialogado bastante entre los jugadores, dirigentes, dueños y el resto del personal aliado con Grandes Ligas sobre lo largo que en promedio tiende a durar un partido de pelota y qué deben hacer para acortar el tiempo de ellos. Incluso, los fans de la mejor liga del béisbol se han lanzado a las redes para ver que se puede hacer para qué nadie pase cuatro horas disfrutando de un solo juego.

Digamos que el venezolano Germán Márquez aportó su granito de arena durante la cuarta entrada en Coors Field el miércoles por la tarde en Coors Field.

El serpentinero derecho acertó la segunda entrada inmaculada en la historia de la franquicia de los Rockies, ponchando los tres bateadores de los Piratas que enfrentó con solamente nueve pitcheos.


Márquez inició el cuarto inning enfrentando a Corey Dickerson, quien conectó los primeros dos lanzamientos de foul y se abanicó con el tercero. La curva entonces se le desvió al receptor Tony Wolters e hizo el tiro a la inicial para completar el primer out.

La próxima víctima fue el dominicano Starling Marte, quién dejó pasar el primer pitcheo del venezolano, conectó el segundo de foul e hizo contacto con el aire al ser engañado por una curva.

Márquez entonces logró su tripleta enfrentándose ante Gregory Polanco.

Su primera oferta fue cantada strike, el próximo pitcheo fue enviado hacia las gradas antes de repetir el mismo patrón con el cual se había burlado de los primeros dos bateadores: otra curva.

El único otro miembro de los Rockies que lanzó una entrada inmaculada fue el zurdo Rex Brothers en junio de 2014 en San Francisco, retirando a Michael Morse, Brandon Crawford y el venezolano Gregor Blanco.

Sin embargo, no fue suficiente para los Rockies al perder por 4-3 en un partido de nueve entradas que demoró tres horas y 22 minutos para completar.