Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

José Martínez estuvo casi 3 meses sin afeitarse esperando a visitar a Hugo Tandrón en Miami

Muchos peloteros de las Mayores se preocupan sobremanera por su apariencia física. Saben que están siendo observados por fanáticos, la prensa y sobre todo, por niños, esos jueces inocentes que serán los peloteros del mañana. Pero a veces, arriesgan un poco de tiempo con tal de lograr el corte de pelo que más les gusta.

Tal es el caso del jardinero venezolano de los Cardenales de San Luis, José Martínez quien, a pesar de no haberse afeitado durante casi tres meses, esperó al viaje de su equipo a Miami, para visitar al conocido barbero de los Marlins, Hugo "Juice" Tandrón, "el único en quien confía a la hora de entregarle su barba", según las propias palabras de "Cafecito".

Esperando su turno para el sillón estaba presente el dominicano Marcell Ozuna, quien fue cambiado a principios de este año a los Cardenales proveniente de Miami, por lo cual sus visitas a la barbería de Tandrón seguramente eran aún más frecuentes, luego de pasar cinco temporadas con los peces del Sur de la Florida.

"Juice", incluso, recordó cuántas veces le aconsejó a Marcell afeitarse completamente su cabello, porque, amigos, Ozuna no siempre estuvo rapado. 

 

Nos atrevemos a afirmar que la idea de que los Marlins se lleven consigo a "Juice" en sus viajes a otros estadios de las Mayores, resulta recurrente cada vez que algún pelotero comienza a verse como el Hombre Lobo frente al espejo y no confía en nadie más para retocarse. O quizás es una buena razón para visitar, cada cierto tiempo, la Ciudad del Sol. Nunca se sabe.