Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

La mala suerte de Lucas Hackmann

Quizás muchos de ustedes recuerden la noche del 10 de agosto del 2017 en el Busch Stadium, la casa de los Cardenales de San Luis. Jugaban los locales ante los Reales de Kansas City. Quien seguramente no la olvidará nunca es Lucas Hackmann, uno de los encargados del cuidado del campo de juego. Un pequeño gato callejero se robó algunos minutos de fama, se coló dentro del estadio y corrió sobre la grama hasta que Lucas logró capturarlo para poder continuar el partido. 

En el camino de regreso hacia un área segura fuera del juego, Lucas sintió el filo de las garras del pequeño felino, que seguramente, estaba mucho más asustado que él y actuó en legítima defensa. 

Video: Rally Cat Recap

Justo después de ese momento, el receptor de los Cardenales, el boricua Yadier Molina, disparó un cuadrangular con las bases llenas que les dio la victoria a los muchachos del Busch Stadium sobre sus visitantes de esa jornada. Pero... esta historia trata sobre Lucas. Lo sentimos, Yadi.

Volviendo al muchacho encargado del cuidado del estadio, diremos que hoy tuvo otro día malo. Mientras se retiraba, luego de haber participado en la señalización del área del home, recibió nada menos que un pelotazo en su cabeza, algo que no se ve mucho, especialmente viniendo de un lanzamiento inaugural.

Video: ATL@STL: Cat-clawed crew member hit by pitch

Por suerte para Lucas, el elegido para la ceremonia lo hizo "de globito". Porque un pelotazo puede ser más peligroso que las mordidas o arañazos de un pequeño gato.