Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

La suerte de los Yankees en la postemporada

Durante un exitoso periodo de 15 temporadas en las que los Yankees de Nueva York lograron cinco Series Mundiales, podemos decir con certeza que la suerte estuvo a su lado en varias ocasiones, beneficiándose de algunas jugadas que hubiesen sido anuladas si hubiera existido el sistema de repeticiones, cambiando el curso del destino de la franquicia que ha ganado un récord de 27 títulos.

Quizás no hay otro mejor ejemplo que aquel que transcurrió un día como hoy en 1996, en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Orioles de Baltimore.

Con una desventaja de 4-3 en la parte baja del octavo inning, Derek Jeter conectó un elevado hacia el jardín derecho. El jardinero Tony Tarasco se posicionó frente a la barda para atrapar la bola cuando Jeffrey Maier, un jovencito de 12 años, extendió su guante y desvió la trayectoria de la pelota.

El árbitro del bosque derecho Richie García insistió que no hubo interferencia por parte del niño, resultando en un cuadrangular que empató el partido que al final los Yankees ganaron, algo que en la opinión de muchos inclinó la serie a su favor rumbo al primer título de cinco que obtuvieron en un tramo de seis años.

La falta de un sistema de repeticiones de nuevo favorecía a los Bombarderos del Bronx en otra jugada que involucraba a Jeter en la postemporada del 2001 aunque en aquel año no quedaron campeones.

Veamos como el futuro Salón de la Fama aparece cerca de la raya de foul entre el plato y la primera base e intercepta un tiro malo que estuvo fuera del alcance del inicialista y le pasa la pelota al receptor boricua Jorge Posada, quien realiza el toque a Jeremy Giambi para conseguir un out en el séptimo inning en un partido que los Yankees ganaron 1-0.

¿Hubiese anotado el corredor bajo el nuevo sistema de revisar las jugadas?

¿Y qué opinan de este siguiente caso?

Juego 2 de la Serie Divisional del 2009. Partido empatado a tres carreras por bando en la parte alta de la 11ma entrada. Joe Mauer de los Mellizos de Minnesota inicia con un doble que el árbitro del jardín izquierdo, Phil Cuzzi, indica que fue foul cuando las repeticiones claramente mostraban lo contrario.

Mauer entonces se embaza con sencillo y el próximo bateador, Jason Kubel, conecta un imparable a la pradera derecha. En vez de anotar desde la intermedia, Mauer avanza a dicha base. Minnesota no anota y los Yankees ganan el encuentro en la parte baja del episodio con un jonrón de Mark Teixeira.

Nueva York barrió la serie en tres partidos y luego consiguió su corona número 27.