Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Russell Martin no solo ha sido un mago en la receptoría.

Mucho antes de ser premiado con su único Guante de Oro en la receptoría, Russell Martin se había dado a conocer como un mago de la esquina caliente, lo que lo condujo a ser seleccionado en la 17ma ronda del sorteo de novatos del 2002 por los Dodgers.

 

El canadiense jugó 40 partidos en la tercera base, donde cometió ocho errores en 114 chances, y participó en 63 partidos detrás del plato, donde cometió 17 errores y sacó de out al 19 por ciento de los jugadores que intentaron el robo de base. No obstante, al final de la campaña con su sucursal de la Liga de la Costa del Golfo, la organización de los Dodgers tomaba la decisión de hacer de Martin un receptor a largo plazo.

 

Martin ascendió rápidamente por el sistema de ligas menores, debutando en Grandes Ligas en 2006, haciéndose cargo de la titularidad de una de las posiciones más primordiales del diamante, y la siguiente temporada llevó su proeza defensiva a otro nivel, ganando el Guante de Oro en la Liga Nacional.

 

El miércoles por la noche, el cuatro veces Todo Estrella estuvo de regreso en aquella esquina caliente de los Azulejos, iniciando su primer partido de la temporada allí y luciéndose como "El Ministro de la Defensa" de la novena canadiense.

 

Martin, quien en sus 13 años como un big leaguer ha cumplido cuatro apariciones en la intermedia y 31 en la tercera base, incluyendo 10 la temporada pasada, hizo tres ejemplares jugadas, incluyendo una en la que fildeó un rodado del cubano Guillermo Heredia con la mano limpia para entonces sacarlo de out en la inicial y concluir la sexta entrada.

 

 

El veterano de 35 años de edad se lucía de nuevo cuando le robaba un hit al veloz Dee Gordon para lograr el primer out del séptimo inning en un partido que los Azulejos remontaron para vencer a los Marineros.

 

¿Existe otra posición que Martin no pueda defender?