Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Ryan Zimmerman le recordó al lanzador José Reyes una de las reglas no escritas en el béisbol

Hay una regla no escrita del béisbol que es usada muy a menudo por los dirigentes de los equipos en las Mayores: cuando su elenco está perdiendo un partido por muchas carreras, es mejor usar como lanzador relevista a un jugador de posición, que "malgastar" las energías del bullpen. Este año hemos sido testigos de los debuts de Kendrys Morales (Azulejos), Enrique Hernández (Dodgers), Carlos Gómez (Rays), entre otros, sobre la loma. 

Pues ayer le tocó el turno de tomar esa decisión al mánager de los Mets de Nueva York, Mickey Callaway, durante el partido que jugaban ante los Nacionales de Washington en la capital del país y que marchaba 19 carreras por 1 luego de 7 capítulos completos. ¿Y quién fue el designado para tal misión? Nada menos que el veterano de 16 campañas José Reyes.

Y en un octavo episodio que parecía no tener fin, "La Melaza" soportó 6 carreras más, no sin antes golpear con un lanzamiento desviado a Ryan Zimmerman, quien había sido dominado por José minutos antes con un elevado al jardín derecho, pero tenía también un jonrón a su cuenta durante la fiesta de batazos de los Nacionales.

Y Ryan aprovechó, simpáticamente, para recordarle al improvisado lanzador, otra de las reglas no escritas del béisbol: Nunca golpear a un bateador que haya disparado un bambinazo antes. Puede parecer intencional y las cosas pueden ponerse tensas. Pero anoche no fue el caso.