Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Una tradición le jugó una mala pasada a J-Lo, mientras Big Papi y Pedro Martínez disfrutaron a sus anchas

Como a estas alturas todos los fanáticos del béisbol de las Mayores deben saber, los Medias Rojas de Boston barrieron ayer tras una serie de cuatro partidos a sus archirrivales de la División Este de la Liga Americana, los Yankees de Nueva York, en la que es reconocida como una de las más grandes rivalidades de la Gran Carpa, sino la mayor.

Y por supuesto, eso hace que algunas de las personalidades más influyentes del mundo del béisbol compartan sus emociones y reacciones con respecto a la siempre esperada serie entre estos dos grandes equipos. 

Tal fue el caso de Jennifer López, quien compartió su alegría (y su talento vocal) durante una de las tradiciones beisboleras más conocidas, cuando se mostró a sus seguidores de Instagram cantando "Sweet Caroline", el icónico tema de Neil Diamond que se transmite en el Fenway Park antes de la parte baja de la octava entrada. 

Esta vez, el béisbol le jugó una mala pasada a J-Lo, (presumiblemente fanática de los Yankees de A-Rod, su novio) pues la canción es casi una leyenda popular en Boston, símbolo y premonición de buena suerte para los locales, quienes ayer la cumplieron al pie de la letra y marcaron cuatro carreras entre el noveno y el 10mo episodio, con emocionante "walk-off" incluido. Aunque, según ella misma, la canción salió al mercado el mismo año en que ella nació y que sus padres solían cantársela, y por eso la hace siempre tan feliz.

Mientras tanto, el expelotero dominicano David Ortiz no podía perderse la actuación de "sus muchachos", como él mismo los llama y estuvo despierto hasta entrada la madrugada sólo para ser parte del pase de escoba. 

My boys keep me awake for a reason.... Keep the line moving go Sox!!! @redsox

A post shared by David Ortiz (@davidortiz) on

Y otro que muchas glorias les dio en el pasado a los Medias Rojas y a su natal República Dominicana, el inmortal Pedro Martínez, no pudo aguantar la emoción y a través de su cuenta de Twitter felicitó a los muchachos de Boston luego de tan destacada actuación ante sus eternos rivales.

Esta vez, lo sentimos, J-Lo. Aún te amamos (con permiso de Álex, claro), pero no debiste cantar esa canción en el Fenway Park. Te deseamos suerte la próxima vez. Porque habrá muchas más.