Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias ARI

Arizona premiado al “amarrar” a Marte y Escobar

@DavidVennMLB
25 de septiembre de 2019

PHOENIX – El dúo de Ketel Marte y Eduardo Escobar ha sido uno de los principales motivos por los que los Diamondbacks, sin los estelares que habían sido parte íntegra del equipo en años recientes, se mantuvieron en la lucha por la postemporada hasta la última semana de esta campaña.

PHOENIX – El dúo de Ketel Marte y Eduardo Escobar ha sido uno de los principales motivos por los que los Diamondbacks, sin los estelares que habían sido parte íntegra del equipo en años recientes, se mantuvieron en la lucha por la postemporada hasta la última semana de esta campaña.

El dominicano Marte y el venezolano Escobar fueron adquiridos en los primeros dos años del mando del gerente general Mike Hazen. El GG no sólo hizo los canjes para traer a ambos al desierto, sino que los firmó a contratos a largo plazo antes de que tuvieran sus respectivas temporadas brillantes en el 2019.

Con Marte y Escobar teniendo las mejores actuaciones de sus carreras, la decisión de “amarrar” a los dos de parte de Hazen luce bastante acertada.

“El talento estaba bastante claro”, dijo Hazen al conversar con LasMayores.com esta semana. “Es cómo juegan el béisbol y cómo se preparan para jugar los partidos. Queríamos comprometernos con la presencia de esos muchachos. Afortunadamente, pudimos hacer eso”.

Tras su primera temporada con los Diamondbacks luego de un canje que lo trajo desde los Marineros, Marte firmó una extensión de cinco años y US$24 millones en marzo del 2018. En octubre de ese mismo año, después de poco más de dos meses vistiendo el uniforme de Arizona, Escobar recibió un nuevo contrato de tres años y US$21 millones.

Los números que ha puesto tanto Marte como Escobar hacen que dichos acuerdos luzcan como verdaderas “gangas” del mercado.

Marte, cuya temporada ya terminó debido a una reacción por estrés en la parte inferior de la espalda, puso una línea de bateo de .329/.389/.592 en 144 juegos. Aún es líder en hits de la Liga Nacional (187), pese a ausentarse desde la semana pasada. Y además de poner los mejores números de su carrera en promedio, porcentaje de embasarse y slugging (más OPS de .981), también lo hizo—y por mucho--en jonrones con 32, empujadas con 92, dobles con 36 y OPS+ con 148.

Terminará el oriundo de Nizao a .0006 punto de ganar el título de bateo de la Liga Nacional, ya que terminó con .3286, detrás del .3296 de Christian Yelich, también fuera el resto del año por lesión.

Como si todo eso fuera poco, el joven de 25 años lo hizo dividiendo su tiempo mayormente entre la segunda base--en la que fue el titular de la Liga Nacional para el Juego de Estrellas--y el jardín central, una posición nueva para él.

“Él básicamente dijo, ‘Quiero ganar y quiero ayudar al equipo a ganar. Haré lo que me pidan ustedes’, contó Hazen acerca de Marte. “De verdad, valoramos mucho eso cuando se trata de él, que lo más importante es ganar. Así es Escobar también”.

Escobar, jugando mayormente en la tercera base pero dispuesto a fungir como intermedista cuando los Diamondbacks se lo pidieron, también está teniendo la campaña de su vida. En 154 encuentros, ha bateado .271/.322/.518 con 29 dobles, 35 cuadrangulares y 118 impulsadas, poniendo por mucho sus mayores cifras en las últimas dos categorías. Además, está empatado con el dominicano Adalberto Mondesí por el liderato de triples en Grandes Ligas con 10.

“Tenemos un gran grupo de evaluadores que encuentran e identifican qué hacen especiales a los jugadores”, dijo el manager de los Diamondbacks, Torey Luvollo, al ponérsele el tema de la visión de la gerencia de Arizona de firmar a largo plazo a Marte y a Escobar. “Identificamos a los que tienen increíbles habilidades de béisbol y que también son capaces de dejar de un lado sus egos y lo personal.

“Quieren mejorar, pero con el fin de ayudar al equipo, y entendieron nuestros conceptos. Tienen sus habilidades naturales que les dio Dios, pero también llevan la vibra de ser grandes compañeros que quieren ganar campeonatos”.

Los Diamondbacks, sin Paul Goldschmidt, A.J. Pollock, Patrick Corbin y luego Zack Greinke (canjeado) y el venezolano David Peralta (lesionado), lucharon hasta las últimas consecuencias y apenas el martes quedaron eliminados de la lucha por la clasificación. Del lado ofensivo, dos de los más responsables de ello fueron Marte y Escobar.

“Creo que fue el enfoque. Me enfoqué en trabajar duro y tratar de aprender siempre”, dijo Marte acerca de su temporada del 2019. “Siempre salí a dar el 100% y me sentí fuerte el año entero. Siempre salí a dar lo mejor de mí”.

¿Y la transición al jardín central?

“Yo vine preparado mentalmente y eso me ayudó”, expresó el oriundo de Nizao, quien empezó a practicar como guardabosque con el coach Dave McKay dos semanas antes de que iniciaran los entrenamientos de los Diamondbacks este año. “Me enfoqué desde que llegué aquí. Gracias a Dios, pude tener la temporada que tuve”.

De su parte, Escobar se mantiene firme a la hora de mencionar lo colectivo cuando habla de sus propios logros.

“Creo que lo más importante es el enfoque que he tenido dentro del equipo. Gracias a Dios, hay una armonía positiva”, manifestó el veterano de 30 años de edad. “En mi caso, es la dedicación de todos los días, dar lo mejor de mí todos los días en el terreno. Lo que puedo controlar es jugar el béisbol 100% duro. Uno no controla el resultado, pero cuando uno está en un equipo que está unido, eso se contagia”.

Con muestras relativamente pequeñas, Marte y Escobar “contagiaron” a la gerencia de los Diamondbacks de buenas primeras impresiones que resultaron en contratos a largo plazo que han beneficiado en grandes proporciones al equipo de Arizona.

“Los números hablaban por sí mismos. ¿Hubiera pronosticado yo que iban a dar 30 jonrones y hacer lo demás que hicieron? Para nada”, dijo Lovullo. “Pero pensábamos que iban a acercarse a lo que al final hicieron y que iban a ser grandes compañeros, fuera de esos números”.

Agregó Hazen: “Son seres humanos excepcionales. Juegan duro todos los días, se preparan de una manera dedicada y trabajan en la comunidad. Son grandes peloteros y grandes compañeros de equipo. Son líderes poniendo el ejemplo, tanto para los jóvenes como para los jugadores de más edad. El respeto que tienen en el clubhouse se ha ganado a través de esos atributos.

“Ambos muchachos llevan ese aire de querer hacer lo que haga falta para el equipo. Somos bien afortunados de contar con jugadores como ellos”.

David Venn es el editor ejecutivo de LasMayores.com, la página oficial de MLB en español. Puedes seguirlo por Twitter en @DavidVennMLB.