Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias SEA

Edgar, mejor designado de Seattle y por mucho

@gregjohnsmlb
19 de mayo de 2020

Pocos disfrutan un buen debate como los fans de béisbol. Con eso en mente, les pedimos a nuestros reporteros que enumeraran a los cinco mejores jugadores de la historia de cada franquicia en una posición determinada, según lo hecho con dicho equipo. Aquí, los cinco mejores bateadores designados en la

Pocos disfrutan un buen debate como los fans de béisbol. Con eso en mente, les pedimos a nuestros reporteros que enumeraran a los cinco mejores jugadores de la historia de cada franquicia en una posición determinada, según lo hecho con dicho equipo.

Aquí, los cinco mejores bateadores designados en la historia de los Marineros, según el reportero de MLB.com, Greg Johns.

Los mejores en la historia de los Marineros: LF

1) Edgar Martinez, 1987-2004

Dato clave: Exaltado al Salón de la Fama en el 2019

¿En verdad hay alguna duda? El puertorriqueño Martínez no sólo es claramente el mejor bateador designado en vestir el uniforme de los Marineros, sino uno de los mejores en la historia de Grandes Ligas. Su humildad, bajo perfil y lealtad a Seattle – el único equipo con el cual jugó en su carrera de 18 años en las Grandes Ligas – han hecho de él la figura más querida en la historia de la franquicia. Su número 11 fue retirado junto al 24 de Ken Griffey Jr. en el 2017, hay una calle llamada Edgar Martínez Drive afuera del T-Mobile Park y un restaurante llamado “Edgar’s Cantina” detrás del jardín izquierdo.

El hit de oro de Martínez en el 11mo inning de la decisiva victoria en el Juego 5 sobre los Yankees en la dramática Serie Divisional de la Liga Americana en 1995 – bautizado como “El Doble” – fue el punto más alto de una carrera en la que el boricua dejó una línea de .312/.418/.515 con 309 jonrones y 1,261 empujadas. Su bWAR de 68.4 es superado sólo por el de Griffey (70.6) en los Marineros.

Aunque no firmó su primer contrato para el profesional hasta los 20 años--cuando los Marineros lo ficharon por un bono de US$4,000--y no se convirtió en ligamayorista a tiempo completo hasta los 27 años, Martínez fue siete veces al Juego de Estrellas, ganó cinco Bates de Plata y en dos ocasiones se coronó campeón de bateo en el Joven Circuito. Ganó el Premio Roberto Clemente en el 2004. El entonces Comisionado Bud Selig le cambió el nombre al galardón que se entregaba al mejor bateador designado a Premio Edgar Martínez.

Le tomó 10 años, pero Martínez fue electo al Salón de la Fama en su último año de elegibilidad en la boleta en el 2019. Sin embargo, ese largo camino hasta Cooperstown pareció encajar perfectamente en la historia de un jugador que tuvo que superar su inicio tardío, algunas lesiones crónicas y recurrentes problemas en los ojos para mantener una carrera impecable.

“Lo de Edgar era trabajar”, dijo su compañero de equipo por muchos años, Jay Buhner. “Para poder conseguir algo, tienes que poner sangre, sudor y lágrimas. Ésa era su personalidad. El hombre tiene a los Marineros en la sangre y respira béisbol”.

2) Nelson Cruz, 2015-2018

Dato clave: Encabezó las Mayores con 163 jonrones durante sus cuatro temporadas en Seattle

Los Marineros firmaron al dominicano Cruz por cuatro años y US$56 millones en el 2015. El fornido toletero se convirtió en el mejor agente libre en la historia de la franquicia, promediando casi 41 cuadrangulares y 104 impulsadas por campaña en Seattle.

Cruz encabezó la Liga Americana en remolques con 119 en el 2016 y fue tres veces al Juego de Estrellas durante su estadía con los Marineros. Tuvo una impresionante línea de .284/.362/.546 y 17 de bWAR con el equipo, antes de firmar con los Mellizos como agente libre en el 2019 a los 38 años.

Y además de todo lo que hizo con el madero, también estaba su importante presencia en el clubhouse.

“Nelson tiene algo”, dijo su compañero Kyle Seager. “Ves la producción y todos los números y los tremendos turnos que realiza. Pero su presencia en el clubhouse pasa un poco desapercibida. Qué tremendo profesional. Trabaja durísimo, juega duro. Nunca ves falta de esfuerzo de su parte, o que algo no le importe. Fue un modelo a seguir para todos y fue un privilegio jugar con él”.

3) Ken Phelps, 1983-88

Dato clave: Dejó .913 de OPS en 529 partidos con los Marineros

Su porcentaje de embasarse de .392 y OPS de .913 son segundos, sólo por detrás de los de Martínez (.418 y .933, respectivamente), entre los bateadores designados de Seattle, mientras que el slugging de Phelps de .546 sólo está por detrás del .546 de Cruz y por delante del .515 de Martínez. Phelps también es tercero detrás de Martínez y Cruz en bambinazos (105) y empujadas (255), además de bWAR (9.6).

4) Richie Zisk, 1981-1983

Dato clave: Regreso del Año de la Americana en 1981

Dos veces convocado al Juego de Estrellas con los Medias Blancas y Rangers, Zisk cerró su carrera de 13 años en MLB como bateador designado de Seattle entre 1981 y 1983 y dejó muy buenos números. Bateó .311 en su primer año en Seattle y terminó su paso por el club con una línea de .286/.347/.463, más 49 cuadrangulares y 141 remolcadas en 315 desafíos.

5) Jeffrey Leonard, 1989-1990

Dato clave: Fue al Juego de Estrellas por los Marineros en 1989 a los 33 años

El “Hac Man” se ganó su segundo llamado al Juego de Estrellas de su carrera de 14 años en MLB en 1989, cuando bateó .254 con 24 jonrones y 93 empujadas en 150 juegos tras firmar con Seattle como agente libre. Conectó 10 bambinazos más – junto a 75 impulsadas y .251 de promedio en 134 partidos – en 1990 antes de retirarse del béisbol.

Greg Johns ha cubierto a los Marineros desde 1997 y para MLB.com desde el 2011.