Pulpo, Oso y Niño…los apodos de los Marlins

15 de febrero de 2021

Los sobrenombres son utilizados muchas veces para expresar afecto, bien sea a través del cariño, la diversión o ambas cosas. Un equipo de béisbol, que pasa junto 162 juegos de campaña regular, más los entrenamientos y postemporada (para esos pocos afortunados), puede convertirse en una familia y los apodos a veces son una señal de unión.

A lo largo de los años, los Marlins han tenido su buena cuota de populares sobrenombres que han hecho disfrutar tanto a compañeros como a fanáticos. Pensando en eso, aquí están los mejores apodos en la historia de la franquicia miamense.

"D-Train" -- Dontrelle Willis

Willis irrumpió a lo grande en las Mayores ganando el premio a Novato del Año de la Liga Nacional en el 2003. El zurdo de 21 años mostró desde el primer día su sonrisa y su mecánica única, logrando récord de 14-6 y efectividad de 3.30 en 27 aperturas durante la ronda regular, incluyendo dos blanqueadas y un juego de un solo hit. Todo el mundo se subió al “tren”, inclinando ligeramente sus gorras y vistiendo las medias por fuera como el carismático Willis, quien ayudó a que los sorpresivos Marlins ganaran su segunda Serie Mundial. Willis es quinto en la historia de la franquicia en juegos completos (15) y blanqueadas (ocho), segundo en WAR entre los lanzadores (17.2) y victorias (68), y quinto en promedio de carreras limpias (3.78).

“El Gran Oso” – Marcell Ozuna

Al toletero dominicano lo llamaban “Oso” (por “Ozuna”) cuando estuvo en Clase-A Avanzada y con lo grande y fornido que es, tiene sentido que se le dijera así. Entre el 2013 y el 2017, Ozuna fue dos veces al Juego de Estrellas, conectó 96 jonrones y ganó un Bate de Plata. En una temporada, los Marlins incluso entregaron franelas con Ozuna como un oso de caricatura de los años 90.

"El Pulpo" -- Antonio Alfonseca

El dominicano Alfonseca tiene seis dedos en cada mano y cada pie, así que ya se pueden imaginar por qué lo llaman “El Pulpo”. El relevista derecho tuvo promedio de carreras limpias de 3.86 y salvó 102 juegos, incluyendo un tope para MLB con 45 en el 2000, por los Marlins entre 1997 y el 2001, más el 2005. Alfonseca, a quien también conocían como “Dragonslayer” (Cazador de dragones), no permitió carreras en 6.1 entradas de labor siendo un novato durante la Serie Mundial de 1997.

Relacionado

"The Entertainer" -- Henderson Álvarez

El sobrenombre del venezolano (El Animador) lo dice todo. La extravagante personalidad de Álvarez salió especialmente a relucir cuando estuvo en la lomita con los Marlins entre el 2013 y el 2015. El derecho lanzó un poco convencional juego sin hit ni carrera para cerrar la temporada del 2013 y luego fue al Juego de Estrellas en el 2014, campaña en la que lideró las Grandes Ligas con tres blanqueadas. Bien fuese con su ritmo rápido de trabajo, sus expresiones faciales o particulares movimientos, Álvarez siempre disfrutó montar su espectáculo.

"Chicken" -- Craig Counsell

La ya fallecida hija del coach de tercera Rich Donnelly, Amy, una vez dijo echando broma que cuando su papá estaba en la caja de tercera y había un corredor en segunda, probablemente usaba una frase secreta como “El pollo corre a la media noche”. En 1997, los hijos de Donnelly empezaron a decirle “Chicken” (pollo) a Counsell por su inusual forma de pararse a batear, con las manos arriba, la pierna trasera doblada y moviendo los brazos mientras esperaba el pitcheo. Cuando los Marlins ganaron la Serie Mundial aquel año, Counsell anotó la carrera ganadora en el Juego 7… después de la medianoche.

"Niño" -- José Fernández

Cuando el recordado cubano Fernández debutó en el 2013 a sus 20 años, rápidamente se convirtió en un as. El derecho tuvo récord de 12-6 con efectividad de 2.19, siendo Novato del Año de la Liga Nacional y terminando tercero en la votación para el Premio Cy Young del Viejo Circuito. Los compañeros y fanáticos empezaron a llamarlo “niño” por cariño, debido lo joven y divertido que era. Fernández siempre tenía una sonrisa en la cara y jamás tuvo miedo de expresar lo que sentía, tanto dentro como fuera del terreno.

"Mr. Marlin" -- Jeff Conine

Conine es el único jugador de los Marlins que estuvo en las dos novenas que ganaron la Serie Mundial (1997, 2003). También fue uno de los miembros originales de la franquicia de expansión, disputando los 162 partidos de 1993 y terminando tercero en la votación para Novato del Año de la Nacional. En ocho temporadas con los Marlins, Conine disparó 120 cuadrangulares con OPS+ de 114 y fue el JMV del Juego de Estrellas de 1995. Su hijo, Griffin, es actualmente el 18vo mejor prospecto del club, según MLB Pipeline.

"Toy Cannon" -- Cody Ross

Durante la campaña del 2008, Ross demostró su gran brazo consiguiendo ocho asistencias (siete desde el jardín central) y cometiendo un solo error (en el derecho) en 133 encuentros. Sus siete asistencias lo ubicaron de cuarto en dicho departamento y su porcentaje de fildeo de primero entre los guardabosques centrales de la Nacional. Ross fue uno de los pocos jugadores de Grandes Ligas que bateaba a la derecha y tiraba a la zurda. Conectó 22 de sus 132 vuelacercas de por vida en el 2008 y dos años antes protagonizó el segundo partido de tres bambinazos en la historia de los Marlins.

"The Amazing Amézaga" -- Alfredo Amézaga

Favorito de la afición entre el 2006 y el 2009, el utility mexicano regresó para terminar su carrera en el 2011. Aunque Amézaga no apareció con frecuencia en los videos de las grandes jugadas, el apodo “The Amazing Amézaga” (El Increíble Amézaga) nació a raíz de una jugada en la Liga Mexicana del Pacífico. Allí, se lanzó en las paradas cortas a manejar un batazo en el hueco entre tercera y short y lanzó, sin ver, desde el piso hacia segunda para completar un out tan increíble como un acto de magia.