Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

La 8va edición del Juego de Estrellas Cubanas nos trajo a la memoria el singular wind-up de Orlando 'El Duque' Hernández

(Jed Jacobsohn/Getty Images)

Ya es una tradición que los Reyes Magos lleguen a Miami vestidos de glorias del béisbol cubano. El pasado sábado se desarrolló en el Tamiami Park de la "Ciudad del Sol" el 8vo Juego de las Estrellas del Béisbol Cubano con la presencia de varias exestrellas del deporte antillano, y Corte4 aprovechó para darse un "baño de béisbol" en esta temporada baja de las Mayores.

En esta ocasión, al igual que en la edición anterior, los principales animadores del evento fueron los hermanos Hernández, Orlando y Liván, un par de íconos deportivos de Cuba y Miami, y cuyas actuaciones en la Gran Carpa forman parte de la memoria histórica del béisbol cubano de todos los tiempos. También dijeron presente varios expeloteros de la isla y del "Big Show" (Agustín Marquetti, Osvaldo Fernández, Víctor Mesa, Álex Sánchez, entre otros) quienes aprovecharon la oportunidad para ponerse al día con sus amigos y excompañeros, además de estirar los músculos, claro.

Lo más reconfortante fue ver a niños y adultos acercarse a sus ídolos del pasado y el presente a pedirles fotos, autógrafos y compartir alguna que otra anécdota. Esos momentos no se olvidarán jamás. Pero la figura que resalta siempre es la de "El Duque". Su humildad y carisma lo hacen foco de atención en este tipo de eventos, donde el público puede tenerlo "al alcance de la mano". 

Campeón de 4 Series Mundiales (Tres con los Yankees de Nueva York y una con los Medias Blancas de Chicago), Orlando tenía uno de los más singulares wind-up que se recuerden en la Gran Carpa. Su pierna izquierda elevada a la altura de la mirada ponía en duda los límites humanos.

Y el sábado en Miami fue una excelente oportunidad para recordarlo. Aunque en esta ocasión, a diferencia del pasado año, no se subió a la "lomita de los suspiros" pues disfrutó más su papel como entrenador.
Sin embargo, se notó la ausencia de muchas estrellas cubanas de la actualidad beisbolera de las Mayores que no se presentaron a la convocatoria de los organizadores, liderados por Rafael Milanés, quien nos aseveró que en la 9na edición del acontecimiento beisbolero, el próximo año, se jugará sóftbol. Ojalá y el cambio de deporte garantice una mayor presencia de luminarias en el Tamiami Park. Aunque seguramente, de treparse a la loma "El Duque", no aceptará lanzar la bola por debajo de su brazo. Ni el guante.  

El Duque tosses glove to first