Arenado aspira a ganar un título con S.L. 

3 de febrero de 2021

DENVER -- Nolan Arenado no se había mostrado tan optimista desde hace dos años, cuando firmó un contrato por 260 millones de dólares con Colorado.

"Emocionado", fue la palabra que utilizó el pelotero, famoso por su gran bateo y sus estupendas jugadas defensivas en la antesala, al hablar de sus sensaciones. Utilizó la palabra una docena de veces, en la conferencia de prensa en que se le presentó como nuevo integrante de los Cardenales de San Luis, que lo obtuvieron en un canje con los Rockies de Colorado.

Está emocionado por llegar a un equipo que siempre tiene aspiraciones en los playoffs. Está emocionado por llegar a una organización con una historia rica.

Y aunque no lo dijo, en sus palabras subyacía el hecho de que le emociona también dejar una franquicia que ha tenido apenas dos temporadas con foja positiva durante los ocho años que Arenado pasó en Denver. En ese periodo, Colorado jamás avanzó más allá de la serie divisional.

Arenado, ocho veces ganador del Guante de Oro y seleccionado en cinco ocasiones al Juego de Estrellas, logró salir de los Rockies, al insistir en que el club pactara un canje. Milita ahora en unos Cardenales que piensan en el título de la División Central y en más.

En contraste, los Rockies parecen encaminados a una reconstrucción, ante unos fanáticos frustrados.

"A ellos les importa ganar", recalcó Arenado en referencia a los Cardenales. "Es de lo que hablan. Me parece asombroso ser parte de esto. Es algo diferente. Estamos confiados en que podemos ganar el título divisional, y se siente bien saber que existe la oportunidad de lograrlo, una buena oportunidad".

Los Cardenales han tenido 13 campañas seguidas con foja positiva, y acumulan cinco títulos divisionales durante esa racha. Colorado ha tenido nueve temporadas con registro ganador desde 1993, cuando debutó en las mayores -y nunca ha conquistado el banderín de la División Oeste de la Liga Nacional.

El alejamiento entre Arenado y la gerencia comenzó unos nueve meses después de febrero de 2019, cuando firmó su contrato por ocho años y 260 millones de dólares. La disputa giró en torno de los pasos para reforzar el equipo tas apariciones consecutivas dentro de los playoffs en 2017 y 18.

Los Rockies cayeron en 2019, cuando sufrieron 91 derrotas. Se volvieron a perder los playoffs en la campaña de 2020, abreviada por la pandemia.

Fue la gota que derramó el vaso. Arenado manifestó su frustración y exigió salir, sin que el club pudiera disuadirlo.

"He pasado muchas noches de insomnio y angustia, preguntándome por qué ocurrió esto", dijo el dueño de los Rockies, Dick Monfort. "Para ser muy sincero, en todas nuestras conversaciones con él, nunca dijo nada.. Yo preferiría tener a Nolan, pero ésta fue su decisión".

Los Cardenales adquirieron a Arenado en una ganga. Cedieron al lanzador zurdo Austin Gomber y a cuatro peloteros de ligas menores.

Como parte del canje, Colorado enviará dinero en efectivo a San Luis para compensar parte del dinero que se adeuda a Arenado en su contrato.