Con cambio por Lindor, Alderson ha cumplido

8 de enero de 2021

George Springer todavía está disponible en la agencia libre. Lo mismo sucede con Trevor Bauer y DJ LeMahieu. Nolan Arenado sigue ahí por si alguien desea consumar un cambio para adquirirlo. Pero el mejor jugador en el mercado este invierno era el puertorriqueño Francisco Lindor, un torpedero que juega al béisbol siempre con alegría, mucha energía y con habilidades parecidas a las de Mookie Betts. Si alguien iba a ser el Betts de este invierno, era Lindor. Ahora el boricua tendrá la oportunidad de ser ese jugador que marque la diferencia como Betts lo ha hecho con Los Ángeles.

Lindor tendrá esa oportunidad con los Mets, que lo adquirieron a él y al derecho venezolano Carlos Carrasco de los Indios el jueves. Al hacerlo, les dieron un giro de 180 grados a sus posibilidades para el 2021. Por supuesto, ha habido otros canjes de peso en la historia de los Mets. El más reciente movimiento de impacto lo había hecho Sandy Alderson, a quien el nuevo dueño de los Mets, Steve Cohen, trajo de regreso para encabezar el departamento de operaciones de béisbol en el Citi Field. Se trata de aquel canje que trajo al cubano Yoenis Céspedes a Queens en el verano del 2015, y que a la postre envió a los Mets a su primera Serie Mundial en 15 años.

En los 80, Frank Cashen consumó canjes que trajeron a Keith Hernández y luego a Gary Carter a los Mets, llegaron a disputar la Serie Mundial de 1986. Pero nunca ha existido un canje que se sienta tan grande como el del jueves por Lindor, uno de los jugadores jóvenes más talentosos de la Gran Carpa en la actualidad. Lindor tiene el derecho de convertirse en agente libre en un año, la misma situación en la que Betts se encontraba cuando los Dodgers lo adquirieron de los Medias Rojas. Es difícil imaginar que los Mets vayan a adquirir a Lindor para luego dejarlo ir un año después. Especialmente si el torpedero boricua los lleva lejos – algo muy probable.

Los Yankees todavía tienen a Aaron Judge. Los Mets todavía tienen a Pete Alonso -- quien, a pesar de haber tenido una temporada decepcionante con el madero en 2020, viene de disparar 53 bambinazos un el año anterior, la mayor cantidad en la historia de los Mets. Lindor, el Sr. Sonrisa, se convierte en el jugador más fascinante en la ciudad con el solo hecho de presentarse.

Hace aproximadamente un mes, Alderson había prometido algo grande para Navidad. El regalo llegó dos semanas tarde. A los fanáticos de los Mets no les importa, ni tampoco a Alderson, quien ha hecho lo que todos esperaban que hiciera cuando regresó a Nueva York: Echar la casa por la ventana.

Lindor puede batear y puede batear para poder. Defiende su posición de manera excepcional y lo más importante, te incita a verlo hacer todo eso. Y a comprar un boleto para ir a verlo hacer todo eso, una vez que el público regrese a los estadios de Grandes Ligas. Lindor es la clase de jugador que el dominicano José Reyes era cuando jovencito, pero mejor. De nuevo: Tan pronto cuando Lindor se ponga el uniforme, será uno de los jugadores más talentosos y fascinantes que los Mets hayan tenido.

Relacionado

Carrasco ayudará a los Mets, 100%, especialmente si lanza como la estrella que fue con Cleveland (18-6 en el 2017 y 17 victorias en 2018) antes de ser diagnosticado con leucemia y vencer con mucha valentía dicha enfermedad poco tiempo después, hasta el grado de convertirse en el Regreso del Año en la Liga Americana. Lo pones en la misma rotación junto a Jacob deGrom, Marcus Stroman y Noah Syndergaard – una vez que regrese este último de una cirugía Tommy John – y veremos lo sólida que luce la rotación de los Mets.

Pero el pez gordo en este canje es Lindor, quien realmente juega al béisbol con la misma intensidad que lo hace Betts. Betts batea para más promedio que Lindor, sin duda. Pero el año en el que Betts fue nombrado JMV con los Medias Rojas en el 2018, vio acción en 136 juegos y tuvo 614 visitas al plato y 520 turnos al bate oficiales. Anoto 129 carreras, con 180 hits, 32 jonrones, 80 carreras empujadas y 30 bases robadas. En ese mismo año con Cleveland, Lindor participó en 158 partidos, acumulo 745 visitas al plato y 661 turnos oficiales. También anotó 129 carreras, con 183 hits, 38 cuadrangulares, 92 impulsadas y 25 bases robadas.

Hace tres semanas, el piloto de Cleveland, Terry Francona, estaba hablando de su torpedero mientras que cada vez se veía más claro que el club estaba listo para traspasarlo.

“Todos sabemos que Frankie es increíble – no sólo increíble como jugador, sino increíble como persona – nos agrada bastante tenerlo con nosotros”, expresó Francona. “Créanme, a nadie le encanta más tenerlo en uniforme que a mí, porque soy yo quien arma el lineup”.

Ahora Lindor integrará una alineación hecha por el joven dirigente de los Mets, el dominicano Luis Rojas. Lindor estará ahí junto a Alonso, Michael Conforto, Dom Smith, Jeff McNeil y el nuevo careta de los Mets, James McCann. Lindor convierte a los Mets en un equipo atractivo una vez más y, quien sabe, quizás en el equipo más atractivo de la Gran Manzana para esta venidera campaña. De tal magnitud es la maniobra que ejecutó Alderson el jueves, adquiriendo a un astro joven que defiende el campo corto y acaba de cumplir 27 años de edad. Alderson ha hecho grandes adquisiciones en el pasado, al igual que los Mets. Pero ninguna de ellas se ha sentido tan grande como ésta.