Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Cambio por McCutchen demuestra que los Yankees siguen pensando en grande

31 de agosto de 2018

Los Yankees no se rinden. Acaban de sumar a Andrew McCutchen de los Gigantes y en el último mes también agregaron a Zach Britton, J.A. Happ y Lance Lynn. Los Yankees no se rinden porque no pueden rendirse. No cambiaron de manager el año pasado tras quedarse a un juego

Los Yankees no se rinden. Acaban de sumar a Andrew McCutchen de los Gigantes y en el último mes también agregaron a Zach Britton, J.A. Happ y Lance Lynn. Los Yankees no se rinden porque no pueden rendirse. No cambiaron de manager el año pasado tras quedarse a un juego de ir a la Serie Mundial simplemente para ver a esta temporada terminar la primera semana de octubre. No trajeron a Giancarlo Stanton pensando que lo máximo que podían hacer era llegar al Juego de los Comodines de la Liga Americana.
Brian Cashman, el gerente general de los Yankees, pensó que les podía ir mejor con Aaron Boone que con Joe Girardi. Así que Cashman no sólo hizo una apuesta grande en Boone, que nunca había dirigido en ninguna parte. Cashman también hizo una apuesta bien grande en él mismo.
Cashman no hubiese cambiado de piloto si creía que a los Yankees les iba a ir peor con Boone. Y la cuestión es que tienen mejor récord esta temporada y una buena posibilidad de ganar 100 juegos a pesar de las lesiones de Aaron Judge, el dominicano Gary Sánchez y Didi Gregorius. Pero al menos que los Medias Rojas sufran un colapso épico, los Yankees no van a ganar la División Este de la L.A. por primera vez desde el 2012.
Así, el equipo que Cashman armó para ganarlo todo, tendrá que jugárse la vida en el Juego de Comodines y, si avanzan, en la Serie Divisional contra los Medias Rojas.
Los Yankees no se rinden. No pueden rendirse. No pueden darse el lujo de quedar fuera en el Juego de Comodines, o incluso en la Serie Divisional, después de lo lejos que llegaron en el 2017.
No fue hace mucho tiempo que Cashman se refirió a los dos muchachos que tiene en el cuadro, el venezolano Gleyber Torres y el dominicano Miguel Andújar, como "los cohetes para potenciar la nave espacial que armamos". Pero debido a las lesiones, y también porque los Medias Rojas se han escapado, Cashman tuvo que seguir reforzando su nave espacial a la carrera: Happ, Britton, Lynn, y ahora McCutchen. A Judge le fracturaron la muñeca hace más de un mes. Pensaban que volvería en tres semanas, pero puede que se tome seis o más.
Los Medias Rojas van a ganar la División Este. Pero los Yankees creen que pueden medirse con cualquiera cuando cuentan con Stanton, Judge, Gregorius, Sánchez, Torres, Andújar y McCutchen en el mismo lineup. Creen que si pueden vencer a los Atléticos, o a los Astros, pueden dominar a los Patirrojos en la SDLA como lo hicieron con los Indios el año pasado.
Cuando están completos, los Yankees obviamente tienen un lineup mucho más poderoso que el que han puesto en el terreno últimamente. También saben que, de por vida, Chris Sale, David Price y Rick Porcello poseen récord de 2-13 en octubre. Saben lo regular que ha lucido Craig Kimbrel últimamente. Los Yankees se tienen la suficiente confianza para medirse con Boston en una serie de cinco juegos. Pero primero tienen que llegar hasta allí. Y para eso han venido reparando la nave espacial. McCutchen es la pieza más reciente.