Datos de la Semana: Arráez, Wilmer, Álvarez y más

21 de julio de 2023

A continuación, presentamos los increíbles 10 Datos de la Semana (13-19 de julio)

Es cosa de hermanos: El 14 de julio, Bo y Josh Naylor se convirtieron en el primer par de hermanos que se vuelan la cerca en el mismo partido por el mismo equipo desde que Justin y B.J. Upton lograron la hazaña como integrante de los Bravos el 27 de septiembre del 2014. Pero no solamente dieron jonrón en el mismo juego, sino en el mismo inning. De esa manera, los hermanos Naylor se convirtieron en el sexto par de hermanos que conectan cuadrangular en el mismo inning desde 1900, según el Elias Sports Bureau. Se unen a los Uptons, Billy y Cal Ripken, Hank y Tommie Aaron, Lloyd y Paul Waner y Rick and Wes Ferrell. En el caso de los Ferrell, el jonrón de Rick fue contra su hermano Wes, el 19 de julio de 1933.

Cuatro hits de Arráez otra vez: El venezolano Luis Arráez sigue encabezando las Grandes Ligas con promedio de bateo de .376. El sábado, Arráez conectó cuatro hits en un partido por sexta ocasión esta temporada. Se trata de la mayor cantidad de partidos de cuatro imparables en la historia de los Marlins, rompiendo un empate con Hanley Ramírez, que lo hizo cinco veces en el 2007. Y Arráez batió el récord el 15 de julio.

Otro récord de los Yankees para Cole: En el 2022, Gerrit Cole fijó un récord de los Yankees para una temporada al sumar 257 ponches. El domingo, el derecho impuso una marca de la franquicia al abanicar a 10 bateadores o más en un juego por 24ta ocasión desde que se integró a los Yankees, superando los 23 de Ron Guidry. Cola suma 44 compromisos con al menos 20 swings en blanco desde que comenzó la temporada del 2018, la mayor cantidad en Grandes Ligas en ese tramo. En ese sentido, aventaja a Max Scherzer (43) por un juego.

50 para todos: Con el triunfo de los Medias Rojas el domingo, ahora todos los equipos del Este de la Liga Americana tienen al menos 50 victorias, y todos lograron su 50to triunfo antes de disputar su partido número 95 de la temporada. El Este de la Liga Americana es la primera división en la que cada uno de sus clubes ha llegado a 50 victorias en menos de 95 juegos disputados por el equipo.

Llega un nombre grande a Grandes Ligas: Christian Encarnación-Strand debutó el lunes, convirtiéndose en el jugador con el nombre más largo registrado en la historia de Grandes Ligas. Tomando en cuenta su primer nombre y apellido (e incluyendo el guión en el apellido), el prospecto de los Rojos tiene 27 caracteres en su nombre. Superó fácilmente a Simeon Woods Richardson de los Mellizos, que debutó en el 2022 con los Mellizos con un nombre con 22 caracteres. La investigación toma en cuenta el nombre bajo el cual el jugador decide ser conocido (por ejemplo, Trout es Mike, no Michael) y cualquier espacio o guión dentro del primer nombre o el apellido, pero no el espacio entre el nombre y el apellido.

El mundo de Wilmer: Wilmer Flores tuvo un impresionante tramo de dos juegos de lunes a martes, con dos dobles y un jonrón en el primer compromiso, que fue suspendido y reanudado el martes, y luego empalmó dos vuelacercas más en el duelo programado originalmente para el martes. Fueron ocho bases alcanzadas en cada juego. El venezolano se convirtió en el primer jugador de los Gigantes con al menos ocho bases totales en encuentros consecutivos desde Barry Bonds el 2-3 de abril de 2002.

**Joven y poderoso: **El venezolano Francisco Álvarez bateó sus jonrones 18 y 19 de la temporada el martes. Se trata de la segunda mayor cantidad de cuadrangulares conectados por parte de un receptor (como posición principal) en la historia de las Ligas Americana y Nacional en su temporada de 21 años o menos, sólo por detrás de los 26 que dio Johnny Bench en 1969. 

Fue su tercer juego de múltiples cuadrangulares del año, empatando con Ed Kranepool por la segunda mayor cantidad antes de cumplir 22 años en la historia de los Mets, y detrás de los cuatro de Darryl Strawberry.

Avalancha ofensiva: Hubo muchas carreras anotadas a lo largo de toda la liga el martes, a un nivel nunca visto desde los 1800. Doce equipos anotaron al menos 10 carreras, para igualar la jornada del 30 de mayo de 1884 por la segunda cantidad en un mismo día, únicamente por detrás del 4 de julio de 1894, cuando hubo 13 partidos con esas características, según Elías.

Hubo cuatro juegos aquel día en los que ambos equipos pisaron el plato al menos 10 veces, lo que iguala la mayor cantidad de choques de ese estilo en la historia, con las jornadas del 19 de julio de 1894 y 4 de julio de 1894.

Nada de barridas: Los equipos inician cada serie con el objetivo de ganarla, pero evitar la barrida tiene su mérito también. Con eso en mente, los Orioles han disputado 70 series consecutivas sin ser barridos, de cara al comienzo del fin de semana.

Es la octava cadena de series de múltiples juegos sin ser barridos en la historia, según Elías. Son superados únicamente por los Cardenales (125; 1942-1944), Gigantes (106; 1903-1905), Yankees (83; 1922-1924), Atléticos (74; 1904-1906), Bravos (72; 2003-2005), Padres (72; 1997-1999) y los Browns (72; 1921-1923).

Mucha velocidad: El dominicano Elly de la Cruz impuso un récord el domingo con un tiro a 97.9 mph; siendo la asistencia por un jugador del cuadro más veloz jamás medida por Statcast (2015), superando un tiro de su compatriota Oneil Cruz de 97.8 mph el 14 de julio del 2022.

Luego, el jueves, superó su propio récord al registrar 99.8 mph en un tiro de relevo. Tiene ahora cuatro asistencias de 95 mph o más; la mayor cantidad por un infield en una misma temporada en la era de Statcast.