¿Debería Ohtani dedicarse a batear solamente?

26 de junio de 2019

ANAHEIM -- Los Angelinos han dejado en claro que ven a Shohei Ohtani tanto como lanzador como bateador y que el japonés volverá a la loma en el 2020 luego de someterse a una cirugía Tommy John el 1ro de octubre del año pasado. Pero con su inmenso talento ofensivo e historial de lesiones, es normal preguntarse si eso podría cambiar en el algún momento y si el club consideraría usarlo exclusivamente como bateador.

Brad Ausmus, el manager de los Angelinos, minimizó esa posibilidad esta semana, mientras Ohtani sigue con su programa de tiros y está cada vez más cerca de lanzar desde un montículo por primera vez desde la operación. Ohtani también ha expresado que quiere seguir lanzando.

“Yo preferiría que hiciera las dos cosas”, dijo Ausmus. “Me gusta eso de que (además de batear) también pueda abrir cada seis días”.

La producción con el madero de Ohtani, sin embargo, hace de la posibilidad de dejarlo como toletero una al menos digna de explorar, pues los Angelinos sin duda quieren sacarle el mayor provecho antes de que el jugador sea elegible para la agencia libre después de la temporada del 2023.

Este año, Ohtani empezó lento, pero ha retomado su nivel y levantado sus números en las últimas semanas. Batea .276/.341/.493 con nueve jonrones en 36 juegos después de ligar para .285/.361/.564 con 22 bambinazos en 104 encuentros el año pasado, cuando ganó el premio al Novato del Año de la Liga Americana.

Si se suma todo eso, el fenómeno de 23 años tiene una línea de .282/.354/.542 con 31 jonrones en 537 visitas al plato, básicamente el equivalente a una temporada completa. Los números dejan claro que se trata de un cañonero de élite.

Con eso en mente, les dejamos un vistazo de los pros y contras de convertir a Ohtani en un jugador de posición a tiempo completo.

El argumento para mantenerlo como lanzador/bateador

Ohtani es el mejor lanzador del equipo. Dejó 3.31 de efectividad con 63 ponches, 22 boletos y seis jonrones permitidos en 51.2 innings el año pasado antes de desgarrarse un ligamento del codo derecho, lo que lo llevó al quirófano y evitó que lanzara este año.

Los Angelinos, además, ganaron la subasta para traer a Ohtani desde Japón basados en la promesa de que lo iban a dejar hacer ambas cosas, batear y lanzar.

La rutina de Ohtani el año pasado estuvo hecha básicamente para que lanzara los domingos, y se espera que mantenga el mismo cronograma la próxima temporada para limitar sus entradas, ya que viene de una cirugía. Si abre una vez por semana y hace todas sus aperturas en la temporada, lanzaría un total de 26 juegos, que no está muy lejos de las 30-34 aperturas que hace un abridor saludable durante el curso de una campaña.

¿Por qué convertirlo en bateador exclusivamente?

Ohtani ya es un estelar toletero y podría jugar todos los días si no tiene que lanzar. El año pasado, Ohtani no jugó como designado el día antes lanzar, el día que le tocaba lanzar ni el día después, lo que limita su impacto ofensivo.

También está el riesgo de lesionarse el codo. Si sufre un contratiempo lanzando, seguramente lo inhabilitaría como serpentinero y bateador, y los Angelinos no pueden darse el lujo de perder a Ohtani a largo plazo. La cirugía Tommy John tiene un alto porcentaje de éxito, pero tampoco hay garantías.

La nueva regla de MLB para bateadores/lanzadores que entra en efecto el próximo año también le hace daño a Ohtani, porque el joven no ha lanzado este año. Los equipos tienen que designar a los jugadores como lanzadores o jugadores de posición, y el número de serpentineros tendrá un límite. Existe la posibilidad de designar a un jugador como pitcher/lanzador, pero Ohtani no va a calificar hasta que tenga 20 innings lanzados y 20 juegos como designado. Hasta ese momento, Ohtani formará parte del total de lanzadores de los Angelinos, limitando la flexibilidad de su roster a principios de año. Una vez que un jugador tenga estatus de lanzador/toletero, su equipo esencialmente gana un pitcher extra.

Si Ohtani no lanza, también podría evitar tener que ser sólo designado, y ya en Japón tuvo experiencia como jardinero derecho. Su velocidad y fuerte brazo podrían ayudarlo a jugar bien allí. Por otra parte, eso le permitiría al equipo seguir usando al dominicano Albert Pujols – firmado hasta el 2021—en el turno del designado y continuar contando con el bate de Ohtani en la alineación.

Y ése es realmente el meollo del asunto: Mantener el bate de Ohtani en el orden debería ser la prioridad para los Angelinos, ahora que el japonés se ha establecido como el segundo mejor jugador ofensivo del club y uno de los mejores aporreadores de las Grandes Ligas.