Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Dominicana-Cuba a decidir el segundo finalista de la Serie del Caribe 2018

LasMayores.com

GUADALAJARA - Las Águilas Cibaeñas han sabido sacar la casta cuando más falta ha hecho en el último mes, primero en la ronda semifinal de la Liga Dominicana para llegar a la final, y luego en el decisivo Juego 7 de dicha contra los Tigres del Licey en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

El miércoles, en la segunda semifinal de la Serie del Caribe 2018, la tropa del boricua Lino Rivera tratará de dar otro paso hacia una corona del Clásico Caribeño al chocar con los Alazanes de Granma (Cuba).

GUADALAJARA - Las Águilas Cibaeñas han sabido sacar la casta cuando más falta ha hecho en el último mes, primero en la ronda semifinal de la Liga Dominicana para llegar a la final, y luego en el decisivo Juego 7 de dicha contra los Tigres del Licey en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

El miércoles, en la segunda semifinal de la Serie del Caribe 2018, la tropa del boricua Lino Rivera tratará de dar otro paso hacia una corona del Clásico Caribeño al chocar con los Alazanes de Granma (Cuba).

"Es un equipo muy especial", dijo el manager Rivera sobre las Águilas. "(El miércoles) tenemos un compromiso muy importante. Ya cumplimos (con llegar a) la semifinal. No hay mañana. Muy contento de estar con este equipo y sé que vamos a salir con un gran juego ante Cuba".

Tras caer ante México por 7-1 el martes en el último partido de la fase regular del torneo, a Dominicana le toca la condición de visitante contra Cuba el miércoles. De cualquier manera, Rivera está contento de que su partido del miércoles sea de noche, sin importar terminar primero o cuarto en las posiciones.

El derecho Yunesky Maya será el abridor de los cibaeños el miércoles. Aunque el veterano cubano había afirmado que su preferencia sería no medirse al equipo de su país, afirmó tras el encuentro del martes que afrontará el reto con suma profesionalidad.

Rivera confía en eso mismo.

"Él es profesional. Tiene que lanzar y él está tranquilo", afirmó el piloto. "Va a estar muy bien. Está listo y está preparado para tirar un buen juego".

En términos de bateo, los dominicanos y los cubanos tuvieron números colectivos bien parecidos. Las Águilas terminaron con .303/.352/.400 con 18 carreras anotadas, a la vez que el Granma registró .292/.333/.415 y con 18 rayitas también.

Fue en el pitcheo que se vio una marcada diferencia, ya que Cuba tuvo efectividad colectiva de 4.63 en sus cuatro partidos reglamentarios, comparada con 6.43 de la República Dominicana-la peor del torneo.

No obstante, Rivera cree que hay borrón y cuenta nueva a partir del miércoles.

"Tenemos un plan ante Cuba", dijo. "Si pitchamos y mantenemos la bola bajita, las oportunidades del triunfo van a ser grandes. Sabemos que estamos ante un gran equipo, un equipo que terminó primero y consiguió tres victorias".

CUBA A COMPLETAR LA TAREA PENDIENTE
Efectivamente, los cubanos terminaron en la cima de la tabla de posiciones de la fase regular con marca de 3-1, y los dominicanos con 2-2. La única derrota del Granma fue ante las Águilas el lunes por 7-1, pero con los Alazanes ya clasificados y los cibaeños aún luchando por ello.

Para el manager Carlos Martí, la meta será pasar de la ronda semifinal, algo que no pudo hacer el año pasado en Culiacán, donde su escuadra cayó por 1-0 ante México.

"Todos los equipos (clasificados) están jugando un buen béisbol", dijo Marti acerca de esta Serie del Caribe. "Estamos conscientes de que (el miércoles) es el cruce para la final y vamos con todos los elementos que tenemos desde el punto de vista técnico para tratar de sacar la victoria".

El lanzador de los cubanos será el derecho Lázaro Blanco, quien ha tenido actuaciones brillantes en sus dos Series del Caribe hasta ahora. El viernes pasado en el primer partido de este torneo, el veterano permitió cinco hits y dos carreras en 6.0 entradas ante Venezuela para llevarse la victoria.

Del lado ofensivo, el toletero Alfredo Despaigne, quien se había ausentado desde aquel primer choque por una molestia en la pierna izquierda, volverá a la acción como bateador designado del equipo cubano.