Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Fernando Valenzuela hizo el lanzamiento de honor el viernes en Monterrey

LasMayores.com

MONTERREY, México - El 16 de agosto de 1996, se realizó en Monterrey el primer juego de Grandes Ligas fuera de Estados Unidos/Canadá cuando los Padres fueron el equipo anfitrión ante los Mets.

Aquella noche, acercándose al final de su carrera en las Mayores, el inolvidable Fernando Valenzuela no sólo fue el pitcher por San Diego, sino que hizo de manera inesperada el lanzamiento de honor previo al encuentro. Con 6.0 entradas en las que permitió tres anotaciones, Valenzuela se adjudicaría la victoria por los Frailes, uno de sus 173 triunfos en Grandes Ligas, la mayor cantidad en la historia entre los serpentineros mexicanos.

MONTERREY, México - El 16 de agosto de 1996, se realizó en Monterrey el primer juego de Grandes Ligas fuera de Estados Unidos/Canadá cuando los Padres fueron el equipo anfitrión ante los Mets.

Aquella noche, acercándose al final de su carrera en las Mayores, el inolvidable Fernando Valenzuela no sólo fue el pitcher por San Diego, sino que hizo de manera inesperada el lanzamiento de honor previo al encuentro. Con 6.0 entradas en las que permitió tres anotaciones, Valenzuela se adjudicaría la victoria por los Frailes, uno de sus 173 triunfos en Grandes Ligas, la mayor cantidad en la historia entre los serpentineros mexicanos.

Casi 22 años después, el viernes por la noche en el Estadio de Béisbol Monterrey, "El Toro" lanzó la primera bola previo al encuentro entre los Dodgers y los Padres, el primer choque de Grandes Ligas de temporada regular aquí desde 1999.

Está claro que Valenzuela, quien funge como comentarista de las transmisiones de los Dodgers en español desde hace 15 años, se hizo famoso con el equipo azul. Con Los Angeles desató la "Fernandomanía" con sus proezas monticulares en 1981 que resultaron en un Premio al Novato del Año, un Premio Cy Young y un anillo de Serie Mundial. Esa temporada fue el inicio de un trecho de 139 victorias con los Dodgers hasta 1990.

Pero aquel 1996 con los Padres representó la última gloria de Valenzuela en el béisbol de lujo. Esa campaña el zurdo tuvo marca de 13-8 con efectividad de 3.62 en 33 juegos (31 aperturas). Al año siguiente no se vio eficaz entre los Padres y los Cardenales, retirándose de manera definitiva de las Mayores-aunque seguiría lanzando en México por casi 10 años más.