Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Indios aún gozan estar "bajo el radar", con todo y estar a un paso del título

LasMayores.com

CLEVELAND -- Llegando al 2016 con la nómina número 22 de Grandes Ligas, los Indios no fueron señalados por muchos como favoritos a estar jugando en octubre, y mucho menos noviembre.

Pero esta edición de la Tribu ha disparado muchos pronósticos y, de poder derrotar a los Cachorros el martes o el miércoles, ganará su primera Serie Mundial desde 1948. De paso, un título del Clásico de Otoño le brindaría a la ciudad de Cleveland su segundo campeonato deportivo del 2016.

CLEVELAND -- Llegando al 2016 con la nómina número 22 de Grandes Ligas, los Indios no fueron señalados por muchos como favoritos a estar jugando en octubre, y mucho menos noviembre.

Pero esta edición de la Tribu ha disparado muchos pronósticos y, de poder derrotar a los Cachorros el martes o el miércoles, ganará su primera Serie Mundial desde 1948. De paso, un título del Clásico de Otoño le brindaría a la ciudad de Cleveland su segundo campeonato deportivo del 2016.

"Creo que durante todo el año la gente ha pensado en nosotros de último, pero eso no nos molesta", dijo el derecho de los Indios, Josh Tomlin, quien abrirá el Juego 6 de la Serie Mundial vs. Chicago el martes. "Sabemos que contamos con un grupo que lucha todos los días, trata de jugar como nosotros lo sabemos hacer y no le hace caso a nadie más". 

Esa es la actitud que transmite el lema "Cleveland contra el mundo", que cobró fuerza durante la final de la NBA en junio. En dicho mes, LeBron James y los Cavaliers conquistaron el título del mejor baloncesto del mundo para procurarle la primera corona deportiva a la ciudad de Cleveland desde 1964.

En el caso de los Indios, los obstáculos han sido enormes. No sólo cuentan con discretos recursos económicos debido a su condición de "mercado pequeño", sino también que sufrieron una serie de contratiempos que hubiese estropeado los planes de muchos equipos:

• El estelar Michael Brantley participó en apenas 11 juegos de la temporada, debido a una persistente lesión en el hombro derecho. 

• Otro jardinero del equipo, el dominicano Abraham Almonte, fue suspendido por dopaje y perdió la primera parte de la campaña. Cuando volvió, fue parte íntegra de los éxitos de Cleveland en la temporada regular, pero parte de su sanción implica no poder participar en playoffs/Serie Mundial. 

• En septiembre, se ausentaron por lesión dos pilares de la rotación abridora, el venezolano Carlos Carrasco y el dominicano Danny Salazar. El primero ya no lanzará en el 2016, a la vez que el segundo sí ha regresado, pero no ha sido factor hasta ahora en la Serie Mundial. 

• El derecho Trevor Bauer, siempre una incógnita, sufrió una cortadura en el dedo meñique de la mano derecha reparando un dron durante la Serie de Campeonato contra los Azulejos. Aparte de lo insólito que se vio en su salida en Toronto con tanta sangre mientras trataba de lanzar, el enigmático abridor no ha dado la talla en la postemporada. 

Pese a todas las dificultades, la tropa de Terry Francona fue capaz de superar a los Tigres para conquistar el título de la División Central de la Americana y eliminar a dos equipos que se consideraban favoritos en sus respectivas series de playoffs, los Medias Rojas y los Azulejos.

Cleveland tampoco fue favorito para el Clásico de Otoño, jugando contra un equipo de Chicago que ganó 103 juegos en la campaña regular. 

"Todo lo que ves se trata de los Cachorros y lo buenos que son, y con razón", dijo el cerrador de los Indios, Cody Allen. "Son un buen equipo y se han ganado ese derecho. Pero ahora la gente está empezando a vernos a nosotros". 

El segunda base de la Tribu, Jason Kipnis, ha sido parte del reconstruir y del renacer de los Indios bajo el dirigente Francona. Está acostumbrado a que la gente no tome en cuenta a los Indios, pero ahora pretende poner en alto el nombre del equipo de la manera más fehaciente posible.

"Se habla mucho de los Cachorros, pero eso está bien. Nos gusta estar bajo el radar", comentó el intermedista. "Así ha sido para cada serie y eso no nos molesta. Lo seguiremos haciendo así, sólo para terminar ganando la Serie Mundial".