Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Jesmuel Valentín quisiera seguir los pasos del éxito de su papá en el béisbol

LasMayores.com

GUADALAJARA -- Participando en su tercera Serie del Caribe por Puerto Rico, Jesmuel Valentín ya tiene el orgullo de haber sido parte del equipo de los Criollos de Caguas (como refuerzo) que en el 2017 rompió una sequía de 17 años sin un cetro caribeño para la Isla del Encanto.

Sección especial: Serie del Caribe 2018

De hecho, antes del triunfo cosechado en Culiacán hace un año, aquellos Cangrejeros de Santurce del 2000 también contaron con un infielder de apellido Valentín: El papá de Jesmuel, José, quien fue parte de los monarcas de dicho torneo en Santo Domingo. 

GUADALAJARA -- Participando en su tercera Serie del Caribe por Puerto Rico, Jesmuel Valentín ya tiene el orgullo de haber sido parte del equipo de los Criollos de Caguas (como refuerzo) que en el 2017 rompió una sequía de 17 años sin un cetro caribeño para la Isla del Encanto.

Sección especial: Serie del Caribe 2018

De hecho, antes del triunfo cosechado en Culiacán hace un año, aquellos Cangrejeros de Santurce del 2000 también contaron con un infielder de apellido Valentín: El papá de Jesmuel, José, quien fue parte de los monarcas de dicho torneo en Santo Domingo. 

"Es algo bien importante para mí no solamente, porque estoy representando a mi país, sino también que estoy representando un apellido", dijo el joven Valentín, prospecto de los Filis de Filadelfia que vuelve a reforzar a Caguas en la Serie del Caribe Jalisco 2018. "Mi papá siempre se puso esa camisa y siempre jugó béisbol lo más duro posible. Siempre era un pelotero ejemplar, siempre seguía las normas".

El mayor de los Valentín jugó 16 temporadas de Grandes Ligas, fungiendo principalmente como jugador del cuadro y disparando 249 jonrones.

"No tengo presión de jugar béisbol para hacer lo mismo que él hizo, sino la presión es tratar de ser el ser humano igual como él lo fue y tener la oportunidad de ganar un campeonato en el Caribe y como él lo hizo", dijo Valentín, quien pertenece a los Indios de Mayagüez en la Liga de Puerto Rico. "Es especial, porque son muy pocos los que han ganado padre e hijo una Serie del Caribe". 

Precisamente, cuando los Criollos lograron el título que rompió la cadena de Clásicos Caribeño sin una corona boricua, fue un momento para el recuerdo para la familia Valentín.

"Creo que son muy pocas las veces que he visto a mi padre tan feliz por algo que pasa en el béisbol o pasa conmigo", contó Jesmuel. "Sé que me ama mucho y siempre está al pendiente, pero es un padre de poca comunicación en el sentido de amor o caricia. Al ver la emoción que tenía y su reacción cuando ganamos el campeonato fue algo que se le vio que hacía falta para nosotros, no solamente como familia sino como Puerto Rico.

"Darle esa felicidad a los fanáticos nuevamente fue bien grande para nosotros". 

José Valentín jugó en una época de éxitos para Puerto Rico en el béisbol, tanto en Grandes Ligas como en eventos invernales. Después de un bajón para la pelota de la isla la década pasada, ha empezado a surgir toda una camada de talento boricua en el diamante. Eso ha coincidido en dos subcampeonatos en el Clásico Mundial y un título de la Serie del Caribe. Ahora los Criollos intentan repetir la corona en el Clásico Caribeño, que de lograrse sería la primera vez para la isla desde 1992-93.

"Creo que (sería importante) no solamente para nosotros como Puerto Rico, sino para todo el Caribe entero, pues dejarle saber que Puerto Rico viene de vuelta al béisbol", comentó Jesmuel, de 23 años de edad. "Ya lo hemos demostrado muchas veces en los últimos dos Clásicos Mundiales. Creo que tenemos la juventud, tenemos los peloteros y vienen más y más. Creo que Puerto Rico va a dejar mucho de qué hablar en el béisbol". 

Y por supuesto, otro éxito boricua en este torneo le brindaría algo de alegría a un pueblo que aún sufre los devastadores efectos del Huracán María. 

"Le estamos dando a los fanáticos tres, cuatro horas (para que) puedan olvidar su tristeza, todo lo que han pasado", dijo el joven Valentín. "Le damos esa poquita de felicidad que necesitan para tratar de olvidar todas esas tristezas". 

CON GRANDES LIGAS EN LA MIRA PARA EL 2018
Después de impresionar a la gerencia de los Filis en la pretemporada del 2017 (.366/.422/.512 en 21 partidos), Valentín se vio limitado a apenas 29 juegos en Triple-A Lehigh Valley debido a una cirugía en el hombro izquierdo. Este año, ya en salud, el joven no ve la hora de colarse en el equipo grande de Filadelfia.

"Creo que tengo una gran oportunidad de poder hacer mi debut en Grandes Ligas este año", afirmó. "Estoy más que preparado físicamente y mentalmente para lograrlo. Solamente tengo que ir a demostrarlo en el terreno como lo estoy haciendo ahora. Jugar mi mejor béisbol y que salga lo que Dios quiera".