Quintana le puso fin a una curiosa racha

10 de mayo de 2022

PITTSBURGH – La espera fue larga, pero la seguidilla se acabó.

En su 28vo juego de la temporada, un lanzador abridor de los Piratas finalmente se acreditó una victoria. Después de tirar seis innings en blanco, el colombiano José Quintana fue el lanzador ganador durante el triunfo de Pittsburgh por 5-1 sobre los Dodgers el lunes en el PNC Park, poniéndole fin a la cadena más larga en la historia de Grandes LIgas de un equipo sin un abridor adjudicándose el triunfo.

“Estoy bien contento de ser el primero”, dijo el zurdo, quien permitió dos hits, otorgó cuatro bases por bolas y ponchó a cinco. “Esperemos que (Bryse) Wilson pueda lanzar bien mañana (el martes) y extender el momento. Cuando disputas juegos así, tu confianza aumenta un poco, especialmente contra equipos como los Dodgers”.

Que la rotación de abridores de los Piratas haya pasado todo este tiempo sin sumar un triunfo – una racha que superó la de los Orioles de 1988, que como equipo comenzaron dicho año con foja de 0-21 – ha sido una combinación de falta de efectividad, estrategia y un poco de mala suerte.

Los abridores de los Piratas llegaron al lunes con promedio de carreras limpias de 5.40, la tercera peor en las Mayores. Pero contra el mejor rival que han enfrentado este año, Quintana finalmente le puso fin a la seguidilla.

“Fue bueno verlo lanzar así de bien”, dijo el manager de Pittsburgh, Derek Shelton. “Estamos hablando de un buen equipo. Han ganado todos esos partidos y son bien buenos. Salir y hacer eso contra ese lineup es impresionante”.

A nivel personal, la victoria fue importante para Quintana. El veterano tiene ahora 84 triunfos de por vida, pero ésta fue su primero desde el 5 de septiembre del 2019, hace 977 días. Pudo hacer solamente cuatro aperturas durante la breve temporada del 2020 y describió a la del 2021 como la peor campaña de su carrera, una en la que pasó mucho tiempo en el bullpen.

Entonces, tras esperar dos años y medio desde la última vez que ganó un juego, era entendible que Quintana estuviese emocionado.

“Nunca me rendí”, apuntó Quintana. “Seguí trabajando duro. Yo sabía que este día iba a llegar. Estoy contento de haber conseguido la victoria contra un equipo así”.

Ahora, los abridores de Pittsburgh comenzarán la búsqueda de su segunda victoria como grupo en el 2022, una que esperan no les tome otros 28 encuentros.