Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Gabe Kapler sigue confiando en su plan para los Filis

MLB.com

Gabe Kapler habló en abstracto sobre su estilo como dirigente antes del Día Inaugural. Todo el mundo jugaría regularmente, pero nadie jugaría todos los días. Todos estarían felices con eso. Estarían contentos porque estarían sanos y serían productivos. Cada jugador sería la mejor versión de sí mismo.

Pero hasta que los Filis jugaron contra los Bravos entre jueves y sábado en SunTrust Park, en realidad nadie sabía cómo se vería la visión de Kapler -¡Arriésgate! ¡El éxito está en los detalles!- en el terreno de juego.

Gabe Kapler habló en abstracto sobre su estilo como dirigente antes del Día Inaugural. Todo el mundo jugaría regularmente, pero nadie jugaría todos los días. Todos estarían felices con eso. Estarían contentos porque estarían sanos y serían productivos. Cada jugador sería la mejor versión de sí mismo.

Pero hasta que los Filis jugaron contra los Bravos entre jueves y sábado en SunTrust Park, en realidad nadie sabía cómo se vería la visión de Kapler -¡Arriésgate! ¡El éxito está en los detalles!- en el terreno de juego.

Pues ahora ya lo saben.

Es una muestra pequeña para hacer juicios, y las cosas puedan cambiar, pero en tres juegos ya aprendimos que el béisbol de Kapler es distinto a cualquier béisbol que hayan visto los fanáticos de los Filis. De hecho, es distinto a todo lo que cualquiera haya visto antes. Sin embargo, Kapler ha sido cuestionado e interrogado quizás más que cualquier otro estratega novato tan temprano en la temporada en el pasado reciente.

"Aquí no hay escuela para irse a preparar", dijo el piloto de los Piratas, Clin Hurdle el domingo en Detroit. "El juego se te hace rápido. Pasan cosas nuevas. Hay muchas dinámicas distintas. Siento empatía, sin dudas. Uno sólo puede aconsejarle a alguien en esa posición que se apoye en los demás, apóyate en los otros para que te ayuden. No pienses que tienes que hacerlo todo tú solo".

Kapler ha movido a sus peloteros de posición dentro y fuera del lineup como prometió. Sólo Rhys Hoskins y el dominicano Carlos Santana iniciaron los tres juegos en la misma posición. Y Hoskins, el bateador más temible del roster, no terminó dos de esos cotejos.

El venezolano Odúbel Herrera, que ha sido el mejor pelotero del equipo los últimos tres años, no inició en el Día Inaugural. El colombiano Jorge Alfaro no abrió en los dos primeros juegos. Scott Kingery, cuya posición natural es la segunda base, arrancó sus dos primeros cotejos en tercera y el shortstop.

Pero los bateadores son casi un pie de página después de que Kapler utilizara 21 pitchers (13 peloteros diferentes) en 28 innings contra los Bravos, haciendo un total de 18 cambios de lanzadores. Ningún equipo en la historia del béisbol había usado a más de 19 serpentineros en los primeros tres juegos de la temporada.

El dominicano Pedro Florimón se convirtió en el último de esos pitches en la octava entrada del sábado. Lanzó porque Kapler agotó a su bullpen y necesitaba salvar brazos, incluso con un día libre el domingo. Florimón, como sabe todo el mundo, es un utility. Es el primer pelotero sin experiencia como pitcher (a diferencia de otros como Rick Ankiel, Brooks Kieschnick, el panameño Christian Bethancourt, etc.) que lanza en uno de los primeros tres juegos de la temporada desde que Oscar Roettger lo hizo para los Yankees en 1924.

La avalancha de cambios se inició el jueves, cuando Kapler sacó al abridor Aaron Nola del juego con sólo 68 pitcheos. No importó que Nola hubiese estado dominante hasta ese punto. Los datos dicen que los pitches tienen problemas la tercera vez que se enfrentan al mismo lineup en un juego. No importó. Los Filis terminaron desperdiciando una ventaja de cinco carreras y perdieron.

Los Filis usaron nueve lanzadores en 11 innings en la victoria del viernes. Y otros seis el sábado en la derrota por 15-2, pero más allá de la presentación de Florimón, la historia del día que fue alguien se olvidó de mandar a calentar a Hoby Milner antes de reemplazar a Vince Velásquez con dos outs en el tercer inning.

Milner no había lanzado un solo pitcheo en el bullpen hasta ese momento.

Kapler, que se enorgullece de su talento como comunicador, reconoció la falla. Pero más allá de eso, insistió en que su forma de trabajar va a funcionar.

"Estoy pensando en el largo plazo", dijo Kapler. "Esto no se trata de tres juegos, ni de un juego. Son 162 juegos y la postemporada. Y nadie me va a sacar de allí, porque en mi corazón eso es lo que creo. Y sigo estando 100% positivo. Yo creo en este equipo. No hay chance de que deje que tres juegos, dos de ellos peleados, nos desvíen de lo que estamos tratando de hacer aquí, que es llegar a la postemporada en el 2018, algo que creo vamos a hacer".