Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Francisco Lindor y José Ramírez llevan un paso arrollador al bate por los Indios

LasMayores.com

WASHINGTON -- Francisco Lindor y José Ramírez están teniendo temporadas para el recuerdo, que incluso podrían ser históricas, jugando uno al lado del otro en el cuadro interior de los Indios de Cleveland.

Para empezar, el dominicano Ramírez tiene WAR general de 6.6 (versión Baseball-Reference.com), superado en Grandes Ligas solamente por Mike Trout. El puertorriqueño Lindor está séptimo con 5.5. En WAR ofensivo, Ramírez ocupa el tercer lugar (5.6) de las Mayores, con Lindor de séptimo (4.5).

WASHINGTON -- Francisco Lindor y José Ramírez están teniendo temporadas para el recuerdo, que incluso podrían ser históricas, jugando uno al lado del otro en el cuadro interior de los Indios de Cleveland.

Para empezar, el dominicano Ramírez tiene WAR general de 6.6 (versión Baseball-Reference.com), superado en Grandes Ligas solamente por Mike Trout. El puertorriqueño Lindor está séptimo con 5.5. En WAR ofensivo, Ramírez ocupa el tercer lugar (5.6) de las Mayores, con Lindor de séptimo (4.5).

El dúo podría convertirse en el segundo par de compañeros de equipo en terminar con más de 90 extrabases cada uno. El otro fue Babe Ruth y Lou Gehrig en 1927, parte de la famosa "Fila de Asesinos" de los Yankees que fueron los originales Bombarderos del Bronx.

"José Ramírez es tremendo jugador, tremendo bateador", expresó Lindor, torpedero de la Tribu. "Él aprende de mí y yo aprendo de él muchísimo, Nos ayudamos mutuamente y seguimos apoyándonos".

Video: José Ramírez firme en Indios

Los resultados hablan por sí solos. Ramírez, tercera base de los Indios, es apenas el quinto jugador en la historia de Grandes Ligas con al menos 25 jonrones y 20 bases robadas llegando a la pausa del Juego de Estrellas, uniéndose a Bobby Bonds (padre de Barry), Eric Davis, Alex Rodríguez y el dominicano Alfonso Soriano. Y como si eso fuera poco, Ramírez y Lindor son el primer par de compañeros con 25 años de edad o menos en conectar 25 cuadrangulares o más en la primera mitad de la campaña.

"El trabajo. Estoy trabajando fuerte, el enfoque", dijo Ramírez sobre su temporada del 2018. "Hay que tener dedicación en esto y (doy) gracias a Dios por los éxitos que estoy teniendo".

"Aprender", manifestó Lindor. "No tengo miedo de aprender, no tengo miedo de escuchar. Y seguir hacia adelante".

Ramírez está empatado con J.D. Martínez por la mayor cantidad de jonrones en MLB con 29, está segundo en la Americana en empujadas con 70 y se encuentra cuarto en OPS de 1.029. De su parte, Lindor encabeza ambas ligas en anotadas con 85, además de llevar promedio de .291, 25 bambinazos, 62 impulsadas y OPS de .929.

Pese a esos números, ambos jugadores-ninguno de los cuales llega a los seis pies de estatura-han insistido en que no son bateadores de poder. De hecho, afirma Ramírez que en el 2017 dijo en tono de broma que quería dar 50 vuelacercas en Grandes Ligas.

"Siento que soy el mismo, pero he (tomado) más fuerza", reconoció Ramírez, de 25 años de edad. ". Y también las cosas se ven un poquito diferentes, porque uno va (tomando) más y más experiencia".

Gracias en gran parte a los aportes ofensivos de Lindor y Ramírez, los Indios están con ventaja de 7.5 juegos en una débil División Central de la Liga Americana. Lindor se encuentra en su tercer Juego de Estrellas seguido, como parte de una camada de seis jugadores de la Isla del Encanto. Ramírez participa por segundo año consecutivo, uniéndose a cuatro de sus compatriotas dominicanos en el Nationals Park.

"Lo que estoy haciendo es dando lo mejor de mí en el terreno de juego", manifestó Ramírez. "Gracias a Dios por esta bendición que nos está dando de estar aquí".

Nadie sabe por cuánto tiempo más estarán en la competencia los Indios, con figuras como Cody Allen, Andrew Miller y Michael Brantley, entre otros, listos para entrar a la agencia libre tras la presente temporada. Por eso es que con todo y los logros individuales, la urgencia de ganar ahora se ve en Cleveland tras dolorosas derrotas en las últimas dos postemporadas, primero en la Serie Mundial del 2016 y luego en la ronda divisional del año pasado.

"Lo que quiero hacer es ganar. Quiero ser recordado como una persona ganadora", dijo Lindor. "Tener la oportunidad de ganar es lo mejor que hay. Tú juegas el juego para ganar. Tú no juegas el juego para terminar en septiembre e irte para tu casa de vacaciones. Tú juegas el juego para terminar en octubre o noviembre y ganar".