Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Listo Elías Díaz para ser receptor titular en Pittsburgh, de ser necesario

MLB.com

PITTSBURGH - Desde el momento en que los Piratas rechazaron la opción del veterano Chris Stewart para el 2018, Elías Díaz heredó el rol de cátcher reserva de los Bucaneros. A la vez, la novena de Pittsburgh demostró que cree capaz al venezolano de fungir como receptor titular en Grandes Ligas.

A Díaz ya no le quedan opciones de liga menor. Por lo tanto, es seguro que esté en el roster de los Piratas para el Día Inaugural como el cátcher reserva de su compatriota, Francisco Cervelli. Debido a diversas lesiones, Cervelli ha disputado apenas 182 entre las últimas dos temporadas y en el 2017 fue titular en solamente 75 compromisos. Si Cervelli vuelve a ausentarse en el 2018, la responsabilidad sería de Díaz.

PITTSBURGH - Desde el momento en que los Piratas rechazaron la opción del veterano Chris Stewart para el 2018, Elías Díaz heredó el rol de cátcher reserva de los Bucaneros. A la vez, la novena de Pittsburgh demostró que cree capaz al venezolano de fungir como receptor titular en Grandes Ligas.

A Díaz ya no le quedan opciones de liga menor. Por lo tanto, es seguro que esté en el roster de los Piratas para el Día Inaugural como el cátcher reserva de su compatriota, Francisco Cervelli. Debido a diversas lesiones, Cervelli ha disputado apenas 182 entre las últimas dos temporadas y en el 2017 fue titular en solamente 75 compromisos. Si Cervelli vuelve a ausentarse en el 2018, la responsabilidad sería de Díaz.

¿Está listo Díaz para semejante encomienda?

"Tengo mucha confianza", dijo el manager Clint Hurdle al respecto durante las Reuniones Invernales. "Confío en que es capaz, de ser necesario, de ser un receptor titular de Grandes Ligas".

Luego de hacer su debut como ligamayorista en el 2015, Díaz dejó de ser considerado un novato en el 2017. Pero a sus 27 años de edad, solamente ha disputado 67 juegos en la Gran Carpa y suma apenas 206 visitas al plato en ese nivel. En los últimos tres años, estuvo bloqueado por Cervelli y Stewart, o lesionado al mismo tiempo que ellos.

Las lesiones le dieron a Díaz una oportunidad en el 2017 y el oriundo de Maracaibo tuvo resultados mixtos. Bateó .223 con un jonrón y 19 remolcadas en 200 visitas al plato, pero mostró un brazo fuerte detrás del plato. Además, con ayuda el Cervelli, Stewart, los coaches de pitcheo de Pittsburgh y el instructor de la banca Tom Prince, Díaz puso énfasis en mejorar a la hora de pedir los juegos.

Pese a que su promedio en el último mes de la temporada fue de .185, Díaz no dejó que el bache ofensivo afectara su defensa.

"Creo que puede ser un cátcher titular. Creo que su bate va a ser un factor", dijo Hurdle. "Una de la cosas que me entusiasmó este año fue el reto de sustituir a Cervelli cuando Cervelli estuvo fuera, y nuestro compromiso con él en ese momento. Era su momento. [Díaz] tenía que ser el próximo en la fila".

El capataz considera que esa experiencia será invaluable cuando Díaz verdaderamente asuma un rol en el 2018. El venezolano ya ha trabajado con todo los pitchers de Pittsburgh, abridores y relevistas, y se ha visto obligado a lidiar con alineaciones difíciles en días consecutivos. Ha establecido buenas relaciones de trabajo con sus lanzadores - uno de los puntos fuertes de Cervelli - y ha aprendido a manejar diferentes estilos y personalidades.

"Creemos que es capaz de ser un buen receptor de Grandes Ligas", dijo el gerente general de Pittsburgh, Neal Huntingon, acerca de Díaz. "Nuestra esperanza es que Cervelli va a poder estar detrás del plato lo más posible".

La producción ofensiva de Cervelli mermó en el 2017, temporada en la que bateó .249 con cinco jonrones y 31 carreras empujadas. Los Piratas esperan que Cervelli regrese en salud y recupere la forma en la segunda temporada de su extensión de tres años y US$31 millones.

Pero de ser necesario, los Bucaneros confían en que Díaz dará la cara.

"[Tiene] espacio para madurar y desarrollarse", dijo Huntington. "Pero nos gusta lo que [Díaz] puede hacer detrás del plato y lo que es capaz de hacer en la caja de bateo".