Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Los Cardenales reaccionaron bien con la adquisición de Ozuna, tras no sumar a Stanton

(Lynne Sladky/AP)
15 de diciembre de 2017

LAKE BUENA VISTA, Florida - Después de todo, quizás no haber logrado un cambio por Giancarlo Stanton con los Marlins podría terminar siendo lo mejor que les pudo pasar a los Cardenales de San Luis.El miércoles, en medio de las Reuniones Invernales, San Luis acordó con Miami un pacto para

LAKE BUENA VISTA, Florida - Después de todo, quizás no haber logrado un cambio por Giancarlo Stanton con los Marlins podría terminar siendo lo mejor que les pudo pasar a los Cardenales de San Luis.
El miércoles, en medio de las Reuniones Invernales, San Luis acordó con Miami un pacto para hacerse con los servicios del jardinero dominicano Marcell Ozuna, a cambio de varios prospectos. El trato fue oficializado el jueves. Tras una temporada en la que pegó 37 jonrones y empujó 124 carreras, además de dejar un OPS de .924, Ozuna le sumará suficiente poder al lineup de los Cardenales.
Y con un salario que se espera esté entre US$10millones y US$11 millones en su segundo año de arbitraje, una temporada similar podría representar mucho más valor que lo que podría hacer Stanton, quien ganará US$25 millones en el 2018 como parte de los 10 años y US$295 millones restantes en su contrato.
Sí, Stanton se destapó con una épica campaña de 59 jonrones, 132 remolcadas y OPS de 1.007, pero esos números estuvieron muy por encima de sus promedios de por vida. Antes del 2017, el tope de jonrones de Stanton era de 37, y su OPS de por vida era de .896. En seis temporadas completas, sólo ha jugado 123 o más juegos en dos ocasiones.
A menos que sumar temporadas con más de 50 jonrones se convierta en la nueva norma para Stanton-y no hay garantía de ello--lo que hizo Ozuna en el 2017 está más o menos al nivel de lo que les brindó Stanton a los Marlins entre el 2011 y el 2016.
Para obtener a Stanton, los Cardenales hubiesen tenido que entregar un paquete de prospectos y además comprometerse a pagar más de US$250 millones. Ozuna les costó sólo los prospectos, permitiéndoles ahora enfocarse en su otra necesidad: un cerrador.
Y gracias al razonable compromiso económico que asumieron con Ozuna, tienen suficiente dinero para ocuparse del bullpen si deciden hacerlo a través de la agencia libre.
"Entendemos que era mucho dinero a lo largo de mucho tiempo", dijo el gerente general de los Cardenales, John Mozeliak, acerca del contrato de Stanton. "Cuando piensas en la estrategia a largo plazo, veíamos esa parte como algo bien particular. Pero lo que siempre hemos hecho aquí si no logramos algo, es cambiar de objetivo e invertir por otro lado. Así es como vamos a operar".
A los Cardenales se les ha vinculado en rumores con el cerrador dominicano de los Rays, Alexander Colomé, durante dos semanas, y aunque ésa sigue siendo una opción viable para San Luis, que puedan lograrlo está muy lejos de ser una garantía debido a todo el interés que hay en el derecho tras sus dos temporadas estelares en Tampa Bay.
Si los Cardenales se ven obligados a mirar hacia otra parte, el dinero que tienen disponible-gracias a que Stanton rechazó mudarse a San Luis-les permitirá moverse con comodidad en las aguas de la agencia libre, inclusive hasta por un nombre como el taponero estelar Wade Davis.
Los Cardenales tuvieron marca de 24-29 en juegos decididos por una carrera el año pasado, y viendo que terminaron a 4.0 juegos del segundo Comodín de la Liga Nacional, haber tenido un registro mejor en ese tipo de duelos le hubiese alterado el curso a su temporada. Ahora, han quedado fuera de octubre en los últimos dos años, apenas la segunda vez que eso les sucede desde la campaña de 1999.
"No vas a ver a equipos ganadores al final de la temporada sin un bullpen sólido", dijo el manager Mike Matheny.
Pero pase lo que pase, la decisión de Stanton de decirles no a los Cardenales les dará más opciones esta temporada muerta. Ya lograron sumar a un toletero con Ozuna, y ahora pueden ocuparse del resto.
Seguro, haber mandado a Stanton al plato cuatro veces por noche hubiese sido divertido para Matheny y Mozeliak, pero el jugador tenía otra idea. Los Cardenales, por su parte, ya lo superaron y conseguir a Ozuna fue la forma de demostrarlo.
"Estamos entusiasmados con el equipo que podríamos tener cuando lleguen los Entrenamientos Primaverales", dijo Matheny.
Y deberían estarlo. Los Cardenales son un mejor equipo del que eran antes del cambio. Y todavía pueden seguir sumando piezas.