Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Los lanzadores latinos buscan dejar huella en el 2018

LasMayores.com

Félix Hernández volvió a ser el lanzador dominante de sus mejores tiempos, al anotarse una séptima victoria en los días inaugurales de las Grandes Ligas. Con eso, superó a una leyenda de América Latina, Juan Marichal, integrante del Salón de la Fama, que durante su fructífera carrera se anotó seis veces la victoria en el primer encuentro de una temporada.

El récord de Hernández es otra muestra de lo lejos que el venezolano ha ido en las Mayores, a pesar de no cumplir todavía los 32 años de edad.

Félix Hernández volvió a ser el lanzador dominante de sus mejores tiempos, al anotarse una séptima victoria en los días inaugurales de las Grandes Ligas. Con eso, superó a una leyenda de América Latina, Juan Marichal, integrante del Salón de la Fama, que durante su fructífera carrera se anotó seis veces la victoria en el primer encuentro de una temporada.

El récord de Hernández es otra muestra de lo lejos que el venezolano ha ido en las Mayores, a pesar de no cumplir todavía los 32 años de edad.

Ya suma 11 aperturas en inicios de campeonato, más que nadie en los Marineros de Seattle. Y su seguidilla de 10 presencias consecutivas en un Opening Day ya le metió en un club brillante, donde únicamente estaban Walter Johnson, Tom Seaver, Steve Carlton, Robin Roberts, Jack Morris y Roy Halladay.

El Rey no es, sin embargo, el pitcher activo con más triunfos totales en la MLB entre sus compañeros de región. Ese privilegio corresponde a un veterano que se niega a decir adiós y que ya empezó a ayudar a los Rangers de Texas como abridor eventual ante las lesiones de algunos de sus compañeros, incluyendo Martín Pérez, que empezó la temporada en la lista de incapacitados.

Video: TEX@OAK: Colon leaves his feet to snag comebacker

Bartolo Colón cerró 2017 con 240 lauros. Es una cifra más que significativa para este dominicano, que pronto cumplirá los 45 años de nacido. Su compatriota Marichal se despidió con 243 y el nicaragüense Dennis Martínez elevó la barrera a 245, la cifra máxima para un latinoamericano en la gran carpa.

Colón aceptó un contrato de Ligas Menores en el Spring Training, porque sabe lo cerca que está de implantar un hito muy significativo para los monticulistas nacidos en México, el Caribe y sus alrededores. Martínez es una referencia en el área. El estadio que lleva su nombre en Managua es el más grande en su país y el más moderno fuera de Estados Unidos y Canadá; su leyenda todavía resuena en los diamantes, dos décadas después de colgar el guante.

Los más curtidos tiradores latinos vuelven por sus fueros en la justa que apenas comienza.

Hernández necesita sumar 25 aperturas en este torneo, para redondear 400 en su recorrido arriba. Es una cantidad que apenas han logrado tres cubanos, tres quisqueyanos, un boricua y un nica. Y Colón necesita cinco triunfos más para tocar la gloria.

Las nuevas generaciones, sin embargo, van conquistando los espacios que durante mucho tiempo dominaron este par de ganadores del Cy Young y algunos de sus más célebres contemporáneos, hoy retirados, como Pedro Martínez y Johan Santana.

Luis Severino, Carlos Carrasco y Ervin Santana recibieron votos para el más reciente Cy Young en la Liga Americana. Gio González, nacido estadounidense, aunque con sus raíces firmemente afincadas en Cuba, resultó uno de los mejores en la Liga Nacional.

El cuarteto forma parte de esa élite, aunque Santana empezara lastimado, fuera hasta mayo, por lo menos. Y otros también pisan fuerte para colarse en la cima.

El colombiano Julio Teherán repite como el número uno en la rotación de los Bravos de Atlanta. El dominicano Johnny Cueto tiene la tarea de regresar a su forma de antaño, tras un año en baja y después de ver cómo sus compañeros Madison Bumgarner y Jeff Samardzija se quedaban atrás en el Spring Training, lesionados, dejándole como el baluarte de los Gigantes de San Francisco.

Video: SF@LAD: Cueto tosses one-hit outing vs. the Dodgers

En ascenso hacia esa élite están el puertorriqueño José Berríos y el quisqueyano Luis Castillo. Ambos dejaron escrita esa promesa en 2017, con sus buenos desempeños para los Mellizos de Minnesota y los Rojos de Cincinnati, respectivamente. Y el boricua ya dio una muestra de lo que trae en el brazo, al conseguir el primer blanqueo de 2018. Iván Nova comenzó al frente de la rotación de los Piratas de Pittsburgh. Carlos Martínez es el as de los Cardenales de San Luis. Pero abundan otros nombres de quienes han ido abriéndose paso en los últimos tiempos: Miguel González, Marco Estrada, Aarón Sánchez, José Quintana, José Ureña, Jhoulys Chacín, Danny Salazar, Erasmo Ramírez y Luis Perdomo, ya con un año más de experiencia, junto con los más jóvenes German Márquez, Eduardo Rodríguez, Martín Pérez y ahora también Héctor Velásquez, Luiz Gohara y Eliéser Hernández.

Es en el bullpen, no obstante, donde el talento latinoamericano parece florecer con mayor ahínco.

Casi la mitad de los actuales cerradores son oriundos de la región. La lista incluye a dos mexicanos: Joakim Soria (Medias Blancas de Chicago) y Roberto Osuna (Azulejos de Toronto); un puertorriqueño: Edwin Díaz (Marineros); dos cubanos: Aroldis Chapman (Yanquis de Nueva York) y Raisel Iglesias (Rojos); un curazoleño: Kenley Jansen (Dodgers de Los Ángeles); un venezolano: Felipe Rivero (Piratas); y seis dominicanos: Kelvin Herrera (Reales de Kansas City), Fernando Rodney (Mellizos), Alex Colomé (Rays de Tampa Bay), Arodys Vizcaíno (Bravos), Jeurys Familia (Mets de Nueva York) y Héctor Neris (Filis).

Ya no está Francisco Rodríguez, dejado en libertad durante los entrenamientos primaverales, pero algunos de ellos pueden aspirar al título honorífico de mejor cerrojo en las Mayores. Chapman, por ejemplo, enseña sus rectas sobre 100 millas por hora. O Jansen, invicto líder en salvados el año pasado en la Liga Nacional, con 1.32 de efectividad. Otros, como Rivero, aspiran a integrar la misma élite, tras poner 1.67 de promedio en la campaña anterior. Y algunos más son la pieza que sus equipos esperaban para redondear un plantel de primera, como pasa con el veteranísmo Rodney en Minnesota.

Video: MIN@BAL: Rodney gets out of jam with double play

La huella de América Latina se siente como nunca en los montículos. Lo probó una vez más el venezolano Carrasco, colíder de la Americana con 18 victorias, en el torneo pasado, y el quisqueyano Santana, que reinó en el joven circuito con 5 juegos completos y 3 blanqueos. Pero empieza una nueva justa y los viejos guerreros tienen nuevas metas que cumplir.

El Rey Félix y Colón encabezan el grupo. Pero cuentan con muy buenos herederos.