Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Los Mets aún no tiran la toalla con el veterano José Reyes

22 de mayo de 2018

NUEVA YORK -- A José Reyes podría estársele acabando el tiempo para convencer a los Mets de que aún sea capaz de aportar en el equipo. Pero pese al bache ofensivo en el que ha caído esta temporada, por el momento el dominicano cuenta con el respaldo de su manager,

NUEVA YORK -- A José Reyes podría estársele acabando el tiempo para convencer a los Mets de que aún sea capaz de aportar en el equipo. Pero pese al bache ofensivo en el que ha caído esta temporada, por el momento el dominicano cuenta con el respaldo de su manager, Mickey Callaway.
Reyes, de 34 años de edad, vio acción en 145 juegos por los Mets en el 2017, temporada en la que bateó .246 con 15 jonrones y 58 carreras producidas y terminó en el quinto lugar en la Liga Nacional con 24 bases robadas. Puso números sólidos en la segunda mitad, en la que tuvo promedio de .288. El veterano también aportó versatilidad defensiva, disputando juegos en tres posiciones del cuadro interior y hasta en el bosque izquierdo.
Reyes renovó con los Mets por un año y US$2 millones durante el invierno para fungir como utility, pero no ha podido duplicar el éxito que tuvo hace un año. El quisqueyano llegó a la acción del martes bateando apenas .132 (de 53-7) con un jonrón y una carrera producida esta temporada y se ha ido de 22-2 en mayo, lo cual ha generado especulaciones de que el equipo podría darle de baja.

"Esa no es una decisión que tomaría yo", dijo Callaway al respecto. "Firmamos a Reyes para que desempeñara una función y tengo que seguirlo poniendo a jugar para darle la oportunidad de hacer su trabajo. Creo que a [José] todavía le queda algo de béisbol en el tanque.
"Yo no tomo decisiones sobre el roster. Obviamente, doy mi valoración. Desde mi punto de vista, José es una pieza importante de este equipo y seguiremos poniéndolo a jugar para tratar de que tenga éxito".
Reyes comenzó su carrera como ligamayorista con los Mets en el 2003 y fue el campocorto titular de la novena de Queens hasta que se marchó como agente libre después de la campaña del 2011. En Nueva York, fue convocado a cuatro Juegos de Estrellas y ganó un título de bateo.
Después de paradas en Miami, Toronto y Colorado, el oriundo de Santiago volvió con los Mets en el 2016 luego de ser dejado en libertad por los Rockies tras cumplir una suspensión de 51 juegos bajo la política de violencia doméstica de Grandes Ligas.
El año pasado, la restructuración que emprendió Nueva York le permitió a Reyes ser titular en 126 compromisos. Esta temporada, el infielder solamente ha estado en el lineup titular nueve veces y es obvio que le ha costado adaptarse a la banca.
"Da la impresión de jugar mejor como titular", expresó Callaway acerca de Reyes. "Puede relajarse un poco porque sabe que va a tener varias visitas al plato ese día".
Callaway considera capaz a Reyes de hacer los ajustes necesarios para aportar en su rol de emergente.
"Si Reyes va a hacer la transición a la banca, quizás tenga que hacer algunos cambios para asegurarse de que no le haga ningún favor al pitcher cuando entre", dijo el dirigente. "Cuando él entra como bateador emergente es por algo y los pitchers están conscientes de ello, así que le van a lanzar con más agresividad.
"Tiene que entender que es un rol distinto al de titular y quizás debe ser más selectivo o intentar algo diferente. Creo que eso es justo lo que está tratando de hacer, pero es difícil".
Presencia valiosa en el clubhouse
Pese a su decaimiento con el madero, Reyes le brinda un valor intangible a los Mets: la influencia que ejerce sobre el joven torpedero del equipo, el quisqueyano Amed Rosario, quien a sus 22 años de edad se encuentra en su primera temporada completa en Grandes Ligas. Reyes ha sido un mentor para Rosario desde que el segundo estaba en ligas menores.
"Tiene un enorme impacto [en Rosario]", dijo Callaway sobre Reyes. "Es bueno para Rosario y para lo que Rosario está tratando de lograr a nivel de Grandes Ligas, que es algo bien difícil de hacer, y para continuar su desarrollo. José influye mucho en eso".
De su parte, Rosario sigue valorando los consejos de Reyes.
"Esa dinámica entre José y yo es algo que no cambia", manifestó Rosario. "A mí lo que me gusta de él es lo positivo [que es] y la energía que trae al terreno a pesar del mal momento por el cual está pasando ahora mismo".
Rosario ha tenido sus propios altibajos esta temporada, ya que llegó al martes con números discretos: promedio de .250, dos jonrones y 14 impulsadas en 41 partidos. Pero en las buenas y en las malas, ha contado con el apoyo de Reyes.
"Siempre me dice que siga trabajando fuerte, que yo no tengo control de lo que está sucediendo ahora mismo", dijo Rosario. "Que dé lo mejor de mí y que siempre venga con energía".