Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Por primera vez en varios años, los White Sox podrían ser agresivos en la agencia libre

MLB.com

CARLSBAD, California -- Son pocos los gerentes generales de Grandes Ligas que reconocen públicamente que su equipo está en reconstrucción. El directivo de los White Sox, Rick Hahn, hizo exactamente eso en el 2016.

Esta semana, Hahn dio una declaración más optimista

CARLSBAD, California -- Son pocos los gerentes generales de Grandes Ligas que reconocen públicamente que su equipo está en reconstrucción. El directivo de los White Sox, Rick Hahn, hizo exactamente eso en el 2016.

Esta semana, Hahn dio una declaración más optimista

Para explicar por qué eso es importante, debemos comenzar con la historia. Mientras los Patipálidos pasaban por problemas durante la campaña del 2016 -- con una ventaja de seis juegos en la División Central de la Liga Americana a mediados de temporada, al final resultando en el cuarto lugar -- Hahn dijo que la franquicia ya no podía quedarse "estancada en la mediocridad". Hahn afirmó que tuvo que contemplar cualquier estrategia, incluyendo una reconstrucción.

Lo más importante fue que Hahn no fijó fechas para los movimientos -- pese a tener un roster que incluía a veteranos como Chris Sale, el colombiano José Quintana, Adam Eaton, Todd Frazier y David Robinson con la fecha límite de cambios del 31 de julio aproximándose rápidamente.

Hahn estaba preparado para realizar maniobras, pero a su tiempo, no el que los demás sugirieran.

Por eso, cuando llegó el 31 de julio de ese año, Hahn completó un solo canje -- enviando al relevista Zach Duke a los Cardenales por Charlie Tilson. Las figuras principales se quedaron en el club, pero por muy poco tiempo.

Cuatro meses después, en las Reuniones Invernales, Sale pasó a los Medias Rojas y Eaton fue enviado a los Nacionales. Quintana pasó a los Cachorros durante la pausa del Juego de Estrellas del 2017. Frazier y Robertson fueron cambiados a los Yankees pocos días después de la partida de Quintana.

Colectivamente, los canjes trajeron a varios prospectos que han hecho del sistema de Ligas Menores de los White Sox uno de los mejores en el béisbol. De esa manera, el primer capítulo del plan de Hahn duró casi un año -- desde su presentación en julio del 2016 hasta la bastante activa fecha límite del 2017. En el proceso, Hahn le demostró a la industria que estaba dispuesto a esperar pacientemente para hacer los movimientos correctos y hacer realidad su visión.

La segunda etapa comenzó el martes. Y Hahn será estratégico ahora también.

Al platicar con los medios en las Reuniones de los Gerentes Generales, el directivo no calmó las expectativas de que los White Sox están listos para invertir en estrellas.

Fuentes le expresaron a MLB.com esta semana que los Patipálidos están interesados en el jardinero agente libre Bryce Harper y el infielder Manny Machado. Además, las fuentes señalaron que Chicago también buscará firmar a abridores agentes libres como Patrick Corbin y J.A. Happ.

Los White Sox, con uno de los menores presupuestos en las Grandes Ligas para el 2019, ahora mismo tienen la capacidad de agregar a un jugador con un salario de US$30 millones por año. Pero Hahn no se sentirá presionado para pagar más de la cuenta para que eso suceda, por el mismo motivo que no se apresuró a la hora de cambiar a Sale, Quintana ni Eaton hace más de dos años.

Ahora que Hahn ha cambiado el rumbo de la organización, seguirá de cerca varios factores: ¿Estará al alcance el título de la Central de la Liga Americana ahora que el roster de los Indios tiene más edad? ¿Estarán listos sus jóvenes guardabosques -- el dominicano Eloy Jiménez y el cubano Luis Robert -- para causar un impacto en el equipo grande? ¿Cuál será el precio de los cotizados refuerzos que estarían en camino?

Con el inicialista cubano José Abreu comenzando su último año bajo contrato en el 2019 y Michael Kopech recuperándose de una operación Tommy John, los Medias Blancas buscan un rostro de la franquicia. Hahn podría firmar a Harper, Machado o Corbin este invierno -- o posiblemente dos de los tres.

Y si eso no sucede en las próximas semanas, también está la fecha límite de cambios del próximo año…o del año siguiente. Para los seguidores de los Patipálidos, lo que importa es que Hahn sepa el destino. Si le toma uno o dos años, la espera valdría la pena para un equipo que no ha ganado una serie de postemporada desde que conquistaron la Serie Mundial en el 2005.