Marlins salen con las manos vacías de Atlanta tras expulsión de Ureña

16 de agosto de 2018

ATLANTA - Ronald Acuña no tuvo siquiera la oportunidad de conectar su cuarto jonrón consecutivo en el primer turno de un juego. José Ureña se encargó de propinarle un pelotazo en el primer lanzamiento del encuentro del miércoles, entre los Marlins de Miami y los Bravos de Atlanta.

El pitcheo del dominicano Ureña golpeó al venezolano Acuña en el codo izquierdo y desató un altercado en que las bancas y bullpens de ambos equipos se vaciaron en un par de ocasiones.

El manager de los Bravos, Brian Snitker, fue expulsado a raíz del conato de riña. Snitker insultó a Ureña y guio a los Bravos cuando abandonaron el dugout por primera ocasión para involucrarse en una serie de empujones y discusiones en el terreno.

La recta de Ureña causó dolor evidente en Acuña, quien se alejó corriendo del plato hacia la línea de la antesala y permaneció en cuclillas mientras recibía atención del kinesiólogo George Poulis.

Mientras, los jugadores protagonizaban la primera confrontación, cerca del montículo.

El orden pareció restablecido hasta que Acuña caminó a la primera base. Pero entonces, el novato sensación de los Bravos se quitó una espinillera y la arrojó en los límites del montículo, en un aparente desafío a Ureña.

Ello derivó en que las cuevas y los bullpens se vaciaran de nuevo. En ninguno de los dos momentos de tensión hubo intercambio de puñetazos.

Snitker fue expulsado por el umpire de la antesala Paul Nauert. Cuando los ánimos volvieron a serenarse, los umpires conversaron.

Chad Fairchild decidió después expulsar a Ureña y lanzar una advertencia a ambas bancas, lo que derivó en protestas por parte del manager de los Marlins, Don Mattingly.

Hubo otra larga demora para permitir que el derecho venezolano Eliéser Hernández calentara el brazo y reemplazara a Ureña.

Acuña siguió en el juego para correr por las almohadillas. Sin embargo, se marchó en la parte alta de la segunda entrada, luego de que había ocupado su puesto en el jardín izquierdo.

Se desconoce de inmediato si sufrió una lesión grave.

Dado que debió abandonar el encuentro tras recibir el pelotazo, el venezolano puede continuar oficialmente con su racha de vuelacercas seguidos en el primer turno de un juego.

reemplazó a Acuña en el bosque izquierdo.