Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Mickey Callaway no le exigirá a Robinson Canó que corra al tope siempre

(John Locher/AP)
12 de diciembre de 2018

LAS VEGAS -- Jugar a media máquina en ciertas circunstancias no es algo que incomode al manager de los Mets Mickey Callaway si se trata de Robinson Canó.El nuevo segunda base de Nueva York ha sido criticado varias veces por no correr al máximo hacia la próxima tras conectar rodados

LAS VEGAS -- Jugar a media máquina en ciertas circunstancias no es algo que incomode al manager de los Mets Mickey Callaway si se trata de Robinson Canó.
El nuevo segunda base de Nueva York ha sido criticado varias veces por no correr al máximo hacia la próxima tras conectar rodados al cuadro. Callaway indicó que el dominicano de 36 años solo trata de no arriesgar el físico.
"Creo que hay darle margen a Robbie en cuanto a eso", dijo Callaway en las reuniones invernales. "Y la razón no es por el out, está frustrado, esa no es la razón por lo que lo hace. Lo hace para poder disputar 155 juegos, lo cual hace año tras año. Es alguien astuto. Conoce de béisbol. No lo verá batear y flojear cuando se puede conseguir el hit. Entiende que cuando la pelota sale de la mano del fildeador, algo puede pasar. Así que él sabe manejarse en esa situación".
Canó será el tercero en el orden ofensivo de los Mets, adelantó Callaway.
Ocho veces seleccionado para el Juego de Estrellas, Canó fue adquirido en un canje con los Marineros de Seattle el 3 de diciembre, junto al relevista Edwin Díaz, por el jardinero Jay Bruce, el derecho Anthony Swarzak y un trío de prospectos.
Callaway no quiere que Amed Rosario, el torpedero dominicano de 23 años, se confíe en creer que podrá recibir la misma libertad.
"Rosario entenderá que ese es Robinson Canó, y que él no puede salirse con lo mismo que hace Robbie, porque no tiene la misma experiencia y posiblemente no entienda del todo las cosas que Robbie hace", dijo Callaway. "No es algo que me preocupe, no creo que será un problema y creo que se ha ganado el derecho para hacerlo, de modo que pueda evitar lesiones".
Canó disputó 150 o más en 11 partidos seguidos antes de este año, cuando se fracturó la mano derecho el 13 derecho al ser impactado por un pelotazo. Dos días después, fue suspendido 80 juegos tras dar positivo por el diurético Furosemide, que aseguró recibió de un doctor en la República Dominicana. Canó reapareció el 14 de agosto y terminó con un promedio al bate de .303, 10 jonrones y 50 impulsadas en 80 juegos.