Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Optimismo en los Filis luego de una sólida segunda mitad en 2017

MLB.com

FILADELFIA - El futuro de los Filis no lucía tan brillante antes del receso por el Juego de Estrellas.

Tenían el peor récord en Grandes Ligas y estaban rumbo a registrar 108 derrotas. Nada parecía estar en el camino correcto. Pero su panorama cambió cuando los Filis empezaron a jugar mejor durante la segunda mitad.

FILADELFIA - El futuro de los Filis no lucía tan brillante antes del receso por el Juego de Estrellas.

Tenían el peor récord en Grandes Ligas y estaban rumbo a registrar 108 derrotas. Nada parecía estar en el camino correcto. Pero su panorama cambió cuando los Filis empezaron a jugar mejor durante la segunda mitad.

Sus jóvenes jugadores y prospectos demostraron que no es una locura pensar que, con una buena temporada baja, los Filis podrían convertirse en un equipo de .500 o mejor récord la próxima campaña.

A continuación una mirada a las cinco historias destacadas del equipo en 2017:

1. Bienvenido Rhys

Rhys Hoskins es la mayor razón para cualquier nuevo optimismo sobre los Filis. Dejó números impresionantes, bateando muchos cuadrangulares al tiempo que mostraba una impresionante disciplina en el plato, llegando a convencer de que no sólo es un bateador caliente de unas buenas semanas; parece ser el paquete completo.

La única pregunta sobre Hoskins de cara a la próxima temporada es su lugar en la alineación, ¿debería batear tercero o cuarto?

2. El regreso de Nola a la forma

¿Dónde estaría la rotación de los Filis sin Aaron Nola?

El abridor de 24 años tuvo registro de 12-11 y efectividad de 3.54, una de las mejores marcas en la Liga Nacional. También abanicó a 184 bateadores en 168 entradas, con un promedio de 9.86 ponches por nueve entradas, la tercera mejor marca en la historia de los Filis. Sólo Curt Schilling estuvo mejor media de ponches, con 11.29 en 1997 y 10.05 ponches en 1998.

Nola dio un paso adelante porque mejoró su velocidad, su curva continuó siendo una de las mejores en el deporte y aprendió a lanzar el cambio. Además, hace esos lanzamientos para strike. Aparte de Nola, la rotación de los Filis necesita mucho trabajo, pero al menos cuentan con un abridor probado.

3. La congestión en el cuadro

César Hernández y Freddy Galvis disfrutaron de las mejores temporadas de sus carreras, pero dos de los mejores prospectos de la organización reclamarán sus puestos de trabajo. Parece que J.P. Crawford pasó la prueba de septiembre, mientras que Scott Kingery tuvo una temporada increíble en Double-A Reading y Triple-A Lehigh Valley. Podrían defender el campocorto y la segunda base el próximo año.

Maikel Franco tuvo una temporada muy decepcionante, así que nadie sabe cómo encaja en los planes del club para el futuro. Pero los Filis vieron bastantes cosas buenas en el infield, que deberían estar mejor en 2018.

4. El mejor outfield desde 2010

Los Filis tuvieron uno de los peores jardines en Grandes Ligas en 2016, pero disfrutaron de un gran cambio esta temporada. Aaron Altherr, Odubel Herrera y Nick Williams jugaron bastante bien y los patrulleros de Filadelfia tuvieron una temporada bastante productiva (basada en OPS) desde el 2010, cuando el club contó con Jayson Werth, Shane Victorino y Raúl Ibáñez.

A esperar que Altherr, Herrera y Williams estén en los jardines el Día de Apertura 2018.

5. El desplome de los veteranos

Los Filis iniciaron la temporada con Howie Kendrick, Michael Saunders, Jeremy Hellickson, Clay Buchholz, Pat Neshek y Joaquín Benoit en un esfuerzo por estabilizar el roster. Pero Neshek fue el único que sobresalió. Buchholz se lesionó inmediatamente, mientras que Saunders fue dejado en libertad en junio. Kendrick, Hellickson, Benoit y Neshek fueron canjeados antes de la fecha límite del 31 de julio. A cambio, los Filis recibieron algunos prospectos y valioso dinero en bonos para fichajes internacionales. El equipo comenzó a jugar mejor una vez que estos veteranos fueron retirados del roster.