Rays, ¿sólo pitcheo y defensa? No es así

28 de marzo de 2021

Como dijo Kevin Kiermaier a comienzos de los entrenamientos, la “columna vertebral” de los Rays es pitcheo y defensa. Están construidos sobre la prevención de carreras. Es el punto focal de la franquicia en el terreno, desde que dejaron atrás la era de los Devil Rays. 

Pero el jugador activo con más tiempo en el equipo también recordó que los Rays no sólo se dedican a prevenir carreras. También se creen capaces de anotar muchas de ellas este año. 

“Nos nutrimos de nuestros lanzadores y nos gusta hacer jugadas defensivas, pero no descuiden lo que podemos hacer en el plato a nivel colectivo”, dijo Kiermaier. “Lo que hicimos el año pasado no pasa sólo con pitcheo y defensa”. 

Cierto. Los Rays terminaron en el sexto lugar de la Liga Americana y 12dos de las Mayores el año pasado con 289 carreras anotadas. Nadie espera que truenen más que sus rivales de división Yankees o Azulejos, pero confían en lo que tienen a la ofensiva – más de lo que mucha gente anticipa de un equipo de pitcheo y defensa. 

Aquí, cinco razones para creerles.

1) Fueron mejores el año pasado de lo que recuerdas
Las primeras impresiones son importantes, pero en este caso, la impresión más reciente de los Rays no los ayuda. Cuando los vimos en la postemporada, batearon .211/.289/.404 a nivel colectivo, ponchándose en más del 30% de sus visitas al bate. No es el mismo nivel que alcanzaron en la temporada regular, cuando sus 110 wRC+ fueron la octava mejor cantidad en las Mayores. 

¿Terminarán la campaña como uno de los mejores equipos ofensivos? Probablemente no, pero tampoco debe ser tratada como una alineación que esté plagada de defectos, basándose sólo en la postemporada pasada. En octubre hay un pitcheo de alto calibre y hubo jugadores en los Rays que estaban o regresando de lesiones o pasando por baches ofensivos. 

“Todos son capaces de encenderse en cualquier momento y creo que tenemos una ofensiva dinámica y peligrosa con muchachos que pueden batear para poder y contacto. Y son rápidos”, dijo el infielder Joey Wendle. “Creo que generalmente la atención está con nuestro pitcheo o defensa, pero estoy emocionado por lo que podemos hacer al bate. Definitivamente, podemos ganar juegos de esa manera”.

2) Profundidad dentro y fuera del roster
La idea de guiarse por los enfrentamientos individuales para explotar las fortalezas de cada jugador es esencial en la identidad de los Rays. Incluso con las lesiones de Ji-Man Choi y Brett Phillips, Tampa Bay tiene un grupo flexible que el manager Kevin Cash puede moldear con alineaciones específicas para atacar al lanzador rival. 

“Lo especial de este equipo es que cada día puede haber un héroe nuevo que haga algo importante”, dijo el jardinero derecho Austin Meadows. “Eso es lo que hace especial a este equipo. Si estamos todos en salud, tenemos un potencial importante. Tengo la sensación de que éste será un año importante a la ofensiva”. 

La profundidad de los Rays va más allá del roster del Día Inaugural. Sus fincas están llenas de prospectos como el dominicano Wander Franco, quien reforzará al equipo en algún momento de la campaña.

3) Una temporada completa de Randy Arozarena
¿Recuerdan lo que hizo en octubre pasado? ¿Acaso alguien se lo perdió? El cubano no tiene que ser ese mismo bateador – que sería injusto para cualquier estándar, mucho menos para un novato – pero está claro que será una presencia de peso en la alineación de todos los días de Tampa Bay. 

“Me siento físicamente bien, igual que el año pasado. Cada vez que voy al plato, pienso en hacer contacto fuerte”, dijo Arozarena la semana pasada. “No pienso en dar jonrones. Si le doy con el ángulo adecuado, sabes que saldrá un jonrón. Pero estoy buscando el contacto fuerte”.

4) Meadows y Yandy Díaz saludables
Meadows llegó a los entrenamientos luciendo como en el 2019, cuando bateó .291/.364/.558 con 33 cuadrangulares en 138 encuentros. Ha llenado varias casillas en la pretemporada, conectando rectas pegadas que el año pasado no pudo alcanzar, cuando su campaña se vio afectada por el COVID-19. Siempre que esté en salud, Meadows será una amenaza en el tope de la alineación junto a Arozarena. 

Díaz pasó la temporada pasada limitado por las lesiones y estuvo en “modo supervivencia” en el plato, según dijo Cash. Priorizó embasarse por encima del poder que demostró en el 2019. Es fácil ver ahora al cubano en la antesala con una mejor forma. Ha lucido más atlético. Eso debe de reflejarse también en el plato.

5) Un Brandon Lowe motivado
Lowe pasó el receso de temporada en máquinas de bateo, buscando una consistencia que le ayude a limitar los baches a “no una postemporada completa”, según él. En la primavera, ha tocado la bola en un par de ocasiones con la finalidad de atacar las formaciones especiales a la defensa. 

Con todo el trabajo que ha hecho, se podría pensar que Lowe viene de una decepcionante temporada. Todo lo contrario. Lowe fue el jugador más valioso de los Rays el año pasado y sus números indican que podría tener una campaña de 30 cuadrangulares y 100 impulsadas en un año completo.