Calma y un buen repertorio, el secreto de Urquidy

27 de octubre de 2019

WASHINGTON -- Si usted trata de buscar el nombre de José Urquidy en la guía de medios 2019 de los Astros, va a pasar página tras página sin encontrarlo. El lanzador mexicano ni siquiera era conocido por el nombre José Urquidy cuando asistió a los entrenamientos primaverales de este año. Era simplemente un lanzador de 23 años que había sido firmado de la Liga Mexicana de Verano hace cuatro años.

Sin experiencia por encima de Doble-A, José Luis Hernández – el nombre que aparece en la guía de medios—decidió cambiar su apellido para usar primero el de su madre a finales de los entrenamientos y fue designado abridor del Día Inaugural en Doble-A Corpus Christi. Para mediados de mayo ya estaba en Triple-A Round Rock y en julio ascendió a las Grandes Ligas.

Tras su ascenso dentro del sistema de los Astros, Urquidy se presentó a nivel nacional la noche del sábado en el escenario más grande posible. El derecho tiró cinco innings en blanco con apenas dos hits recibido, más cuatro ponches propinados, para convertirse en el segundo lanzador abridor mexicano en ganar un juego de Serie Mundial al encabezar el triunfo 8-1 de los Astros sobre los Nacionales en el Juego 4 en el Nationals Park. De esa manera, se unió a Fernando Valenzuela de los Dodgers (1981). Aurelio López, que también lanzaría para los Astros, se llevó un triunfo como relevista para los Tigres en la Serie Mundial de 1984.

“Mi sueño era lanzar en las Grandes Ligas”, dijo Urquidy. “Siempre me imaginé lanzando en la Serie Mundial y ganando el juego para el equipo. Fue algo bien grande para mí, un año bien grande. Pienso que estoy orgulloso de mi mismo”.

Y no le faltan razones.

Urquidy, de 24 años, convirtió lo que se suponía iba a ser un “juego de bullpen” para los Astros en su propia fiesta de presentación en sociedad gracias a una mezcla de fuertes rectas y un efectivo cambio. A eso le sumó una slider que sigue desarrollando para ayudar a los Astros a igualar la Serie Mundial 2-2.

“Yo creo que todos nosotros tenemos toda la confianza del mundo en él”, dijo el tercera base de los Astros, Alex Bregman. “Esperábamos que fuera y lanzara bien. Creo que lo hizo. Lo vi atacando toda la noche y usando todos sus pitcheos. Es un pitcher bien complicado. Estuvo grandioso”.

Houston firmó a Urquidy, nativo de Mazatlán, como agente libre el 2 de marzo del 2005. Fueron el mexicano Raúl López y el cubano Carlos Alfonso los que identificaron a Urquidy como un potencial prospecto de pitcheo. Ambos scouts lo habían seguido de cerca en distintas ligas en México.

Cuando Oz Ocampo, que para entonces estaba a cargo de las firmas internacionales de los Astros, lo vio durante una exhibición en Monterrey, quedó impresionado con el reportorio de Urquidy, su conocimiento del arte del pitcheo y compostura en la loma. Fueron las mismas cualidades que vio el sábado en la noche en el Nationals Park.

“A los 19 años eso es algo que uno nunca un prospecto de pitcheo internacional”, recordó Ocampo el sábado. “Inmediatamente encajó en nuestra categoría de futuro abridor de Grandes Ligas”.

Los Astros fueron agresivos y firmaron rápido a Urquidy. Este mismo verano ya estaba lanzando en el sistema de ligas menores de los Astros, pero perdió todo el 2017 tras someterse a la cirugía Tommy John. Dos años después, llegó a las Mayores.

Debido a la cirugía, Houston ha llevado con cuidado a Urquidy, pero algunas lesiones y malas actuaciones en la parte trasera de la rotación dejaron al club sin cuarto abridor al llegar a los playoffs.

“Estuvo impresionante”, dijo el manager de los Astros, AJ Hinch. “Desde el comienzo lo vi calmado. Pienso que estuvo en control de sus pitcheos todo el tiempo. Su recta tuvo un poco más de vida. Ha tenido buena velocidad toda la postemporada. Y esta vez hizo pitcheo bueno tras pitcheo bueno”.

De acuerdo con el Elias Sports Bureau, Urquidy es el segundo pitcher desde que comenzó el sistema de playoffs con Serie de Campeonato en 1969 en hacer su primera apertura de postemporada tirando en blanco en la Serie Mundial, uniéndose a Jon Lester, que lo hizo para los Medias Rojas en el Juego 4 de la Serie Mundial del 2007.

“Recuerdo que alguien me preguntó en junio cuando debutó en las Grandes Ligas, creo que fue en su segunda apertura, me preguntaron que me había impresionado de José, y lo que dije aquella vez fue lo calmado que era en el montículo”, reveló el receptor venezolano Robinson Chirinos. Si ves los juegos que ha lanzado, no puedes pensar que ha estado aquí sólo un par de meses. Y ahora lo volvió a hacer”.

“Es calmado. Es un muchacho que no hace mucha bulla, que no habla mucho. Pienso que su personalidad es perfecta para este tipo de ambiente. No es fácil salir allá afuera con la serie abajo 2-1 y darnos la oportunidad de ganar el juego. Creo que su personalidad lo ayuda a tener éxito en este tipo de escenario”.

Urquidy es el tercer pitcher mexicano en abrir un juego de Serie Mundial, junto a Valenzuela y Jaime García (2001, San Luis). El cerrador de los Astros, Roberto Osuna, que creció cerca de Urquidy en el estado mexicano de Sinaloa, dijo que todo México está orgulloso de su compañero.

“Estoy muy feliz por él”, dijo Osuna. “Como le dije antes del juego, ‘Estás aquí por una razón. Confía en ti y sal al terreno a divertirte y haz buenos pitcheos’. Eso fue lo que hizo. Estoy muy orgulloso de él. Nos dio la victoria”.