Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Los Yankees van por más tras una soberbia primera mitad de campaña

MLB.com

Los Yankees terminaron la primera temporada de la temporada con un récord de 62-33 que 28 de los otros 29 equipos hubiesen deseado tener. El único conjunto con mejor marca que la suya resulta que está liderando la División Este de la Liga Americana, por lo que ahora que apuntan a destronar a los Medias Rojas, el manager Aaron Boone asegura que no hay ningún tipo de satisfacción por lo conseguido hasta ahora.

"Nuestra expectativa es ser un equipo grandioso", dijo Boone. "Nos hemos puesto en posición para tener esa oportunidad, pero nos queda un largo camino para terminar de ser ese equipo completo que esperamos ser cuando termine todo. Pero hay que darle crédito a los muchachos, se han puesto en una posición muy ventajosa".

Los Yankees terminaron la primera temporada de la temporada con un récord de 62-33 que 28 de los otros 29 equipos hubiesen deseado tener. El único conjunto con mejor marca que la suya resulta que está liderando la División Este de la Liga Americana, por lo que ahora que apuntan a destronar a los Medias Rojas, el manager Aaron Boone asegura que no hay ningún tipo de satisfacción por lo conseguido hasta ahora.

"Nuestra expectativa es ser un equipo grandioso", dijo Boone. "Nos hemos puesto en posición para tener esa oportunidad, pero nos queda un largo camino para terminar de ser ese equipo completo que esperamos ser cuando termine todo. Pero hay que darle crédito a los muchachos, se han puesto en una posición muy ventajosa".

Al terminar la primera parte de la zafra con 29 juegos sobre .500, la actuación de los Yankees los coloca junto a grandes novenas en la historia del club, como la de 1939 (53-22) y la de 1998 (61-20), conjuntos que llegaron al Juego de Estrellas con tremendos promedios de victorias y terminaron ganando la Serie Mundial. ¿Podrá este grupo seguir esos pasos?

"Yo creo que nos fue muy bien en la primera mitad", dijo Brett Gardner. "Pero ultimadamente, nuestra meta es ganar la división cuando termine la temporada regular y en estos momentos no estamos de primeros, así que tenemos que jugar mejor. Y definitivamente creo que podemos mejorar en distintos aspectos".

Estatus actual: Compradores
El gerente general, Brian Cashman, ha sido que este grupo ha probado tener el talento suficiente para llegar lejos en la postemporada. Cashman está evaluando el mercado de abridores y también se ha movido buscando jugadores de posición con lo que se dijo fue "una fuerte oferta" a los Orioles por Manny Machado.

¿Qué están buscando?
Pitcheo abridor ha estado en el tope de las prioridades desde la temporada muerta, una urgencia que aumentó cuando los Yankees perdieron a Jordan Montgomery debido a una cirugía que lo sacó por el resto del año. Al club se le ha vinculado con Michael Fulmer de los Tigres, Cole Hamels de los Rangers, J.A. Happ de los Azulejos y Zack Wheeler de los Mets, entre otros. Si los precios son prohibitivos, están dispuestos a fortalecer todavía más su formidable bullpen para recortar más los juegos.

¿Qué tienen para ofrecer?
Algunos informes aseguran que los Yankees se negaron a ofrecer a sus mejores prospectos por Machado, aunque sí estarían más dispuestos a hacerlo a cambio de pitcheo. Equipos rivales han preguntado por el outfielder Clint Frazier, el zurdo Justus Sheffield y el derecho dominicano Domingo Acevedo. El infielder quisqueyano Miguel Andújar, Brandon Drury y Tyler Wade también podrían despertar interés.

Escenario más probable
Más allá de un mega-cambio como llevarse Jacob deGrom de los Mets, lo que probablemente costaría perder al menos al venezolano Gleyber Torres, los Yankees podrían sumar a Happ, Fulmer, Nathan Eovaldi de los Rays o a Tyson Ross de los Padres. Eso, combinado con el ascenso de Sheffield a las Mayores, podría mejorar la rotación. El bullpen podría reforzarse con alguien como Brad Hand de los Padres o subiendo a Tommy Kahnle desde Triple-A. Frazier podría ser la pieza central de uno de esos cambios, y en lo personal ganaría el tiempo de juego que no ha tenido en Nueva York.