Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias BAL

Cinco interrogantes para los Orioles esta temporada baja

@JoeTrezz
30 de septiembre de 2019

Cuando el sol se puso en el Fenway Park de Boston el domingo por la tarde, trajo consigo una derrota de 5-4 que finalizó el calendario regular y que, en muchos sentidos, representó lo que fue la temporada de los Orioles. Hubo cosas raras, errores del bullpen y el ocasional

Cuando el sol se puso en el Fenway Park de Boston el domingo por la tarde, trajo consigo una derrota de 5-4 que finalizó el calendario regular y que, en muchos sentidos, representó lo que fue la temporada de los Orioles. Hubo cosas raras, errores del bullpen y el ocasional juego defensivo que te hace preguntar ¿porque hicieron eso?

Hubo más que ocasionales jugadas defensivas extrañas, y una posible ventaja que se escabullo en las últimas entradas.

Esto ocurrió con frecuencia en la primera temporada bajo mando del vicepresidente ejecutivo y gerente general Mike Elias y el manager Brandon Hyde. Cuando el polvo se asentó, los Orioles pasaron a tener marca de 54-108, en el primer año de la reconstrucción de la nueva administración, que vio un progreso considerable en las sucursales, desafíos importantes a nivel de las Grandes Ligas y un cambio que llegó a casi todas las facetas de la organización.

Aunque los Orioles ahora se encaminan al invierno con mucha menos incertidumbre que hace un año, esta temporada baja no debería ser menos transformadora que la anterior. Aquí hay cinco preguntas que el club debe responder durante este periodo:

1. Considerando una temporada completa, ¿qué movimientos debe hacer Elias?

Todo se concentró en el invierno pasado, cuando Elias consiguió el trabajo a mediados de noviembre y Hyde subió a bordo hasta un mes después. Para ese momento, Elias y el asistente del gerente general, Sig Mejdel, tenían menos de dos meses (incluida la semana de Navidad) para armar un equipo de entrenadores, evaluar el panorama organizacional y obtener una idea de con que estaban lidiando, antes de que comenzara el entrenamiento de primavera.

Eso es todo diferente ahora. Los Orioles se pasaron 2019 haciendo transacciones de la lista de 40 hombres, obteniendo análisis básicos y operaciones de búsqueda de jugadores internacionales desde el terreno y haciendo grandes modificaciones en sus operaciones de béisbol, exploración de talento aficionado y categorización del desarrollo de jugadores. Este invierno tendrá más que ver con la contratación, proporcionando a Elias su primera oportunidad para dar forma a la organización desde su visión.

"Espero reponer todos esos números, si no es que más", dijo Elias recientemente. “Puede que no sea el mismo título, posición, o lo que sea. Vamos a crecer como departamento y en desarrollo de jugadores, específicamente. Espero una mejora en el número de personas en relación con lo que teníamos aquí, seguro, pero haremos muchas cosas diferentes en todos los niveles".

2. Entonces, ¿cómo se ve esa transformación?

Está por verse, pero las piezas comienzan a encajar. Elias ha agregado cinco caras nuevas: Mejdel, Hyde, el coordinador de lanzadores de Liga Menor Chris Holt, el director internacional de exploración Koby Pérez y el director de desarrollo de jugadores Matt Blood, colocados en puestos de autoridad desde que asumieron el cargo en noviembre pasado. Promovió a Mike Snyder (director de exploración profesional), Brad Ciolek (supervisor de exploración nacional), Kent Qualls (director de operaciones de Liga Menor), Kevin Buck (director de administración de béisbol) y otros cambios este mes, mientras despedía a Brady Anderson y más de 30 personas más.

La pregunta ahora es cuánto crecen esos departamentos y qué forma toman en los próximos meses, particularmente en las áreas de análisis, internacional y desarrollo de jugadores. Elias ha expresado su deseo de ponerse al día con el resto de la industria en cuando a tecnología. Con Blood como el hombre clave, los Orioles están buscando instructores progresistas con conocimientos de datos para ocupar puestos de desarrollo de jugadores, algunos de los cuales "nunca han trabajaron para los Orioles", dijo Elias.

También necesitan llenar varias vacantes en los puestos más tradicionales del entrenamiento de Ligas Menores; Elias también ha expresado sus planes de contratar a buscadores de talento internacionales para reforzar la presencia del club en América Latina, bajo la dirección de Pérez. Además, existe la posibilidad de que Elias encuentre a alguien para dirigir la exploración nacional, y se espera que haya una cierta rotación en el cuerpo técnico de Grandes Ligas.

"Tendremos mucho con que navegar de vez en cuando, y estas cosas toman tiempo para organizarse", expresó Elias. "Habrá muchas contrataciones por aquí".

3. ¿Los Orioles cambiarán Mancini?

Es probable que exploren esa posibilidad, pero es algo que ahora se ve más remoto que hace dos meses. Dicho esto, el sensacional septiembre de Trey Mancini contribuyó en gran medida a calmar las dudas de que su mejora de porcentaje en 2019 fuera real; surgió como el rostro de la franquicia y uno de los bateadores más productivos de la Liga Americana.

Pero nadie es intocable en este momento en una reconstrucción, y es probable que los Orioles recontraten a Jonathan Villar y sus otras mejores fichas este invierno. En el papel, Mancini es su mejor anzuelo comercial: tiene 27 años, acaba de entrar a su mejor momento y está bajo el control del club hasta 2023. No está claro cuál sería su posible intercambio con la gran cantidad de jugadores de primer nivel que batean para alcanzar la agencia libre, pero los Orioles no se van a poner en una posición donde no se beneficien.

4. ¿A quién proteger en los 40 hombres?

Explicaba cómo, cuando se le pidió recientemente que nombrara a su prioridad en el invierno en cuanto a lista, Elias indicó que eligió qué prospectos proteger del borrador de la Regla 5. Ryan Mountcastle, Dean Kremer, Keegan Akin y Cody Sedlock son un hecho; Ryan McKenna y Alex Wells garantizarán una valoración más detenida.

(Yusniel Díaz, Michael Baumann y Zac Lowther no necesitan protección hasta la próxima temporada baja).

5. ¿Qué hacer con Davis?

Las preguntas existirán sobre Chris Davis mientras esté atado a la lista por su contrato de siete años y 161 millones de dólares, y se acentúan por los resultados de lo que fue su tercera temporada consecutiva vacía a la ofensiva.

Después de atravesar un 2018 históricamente malo, Davis bateó .179 con un OPS de .601 en 105 juegos en 2019, sufrió una racha sin hits que fue récord en la MLB, entró en un altercado visible con Hyde y vio su participación desaparecer esencialmente en septiembre. Que juegue el mismo puesto que el mejor jugador de los Orioles (Mancini) y el prospecto más preparado (Mountcastle) nubla aún más su futuro con la organización.

Cuando se le preguntó recientemente, Elias señaló en sus comentarios sobre la falta de producción de Davis, pero reiteró que la situación del veterano no ha cambiado. Indicó que espera que Davis esté con el equipo en Sarasota la próxima primavera; Lo que suceda entonces no está claro. Para Davis, al menos, la situación es lo suficientemente endeble como para que él reflexione públicamente si el final en casa de la semana pasada fue el último partido que jugó en el Oriole Park.

Joe Trezza covers the Orioles for MLB.com. Follow him on Twitter at @JoeTrezz.