Sin excusas Machado: "Es decepcionante"

6 de octubre de 2021

SAN FRANCISCO - Los Padres siempre esperaron ser parte en la carrera de playoffs en el último día de la temporada, pero no de esta manera.

Reducidos al papel de posibles saboteadores, los Padres no hicieron mucho durante la última semana de la temporada 2021. Y con su derrota por 11-4 ante los Gigantes el domingo en Oracle Park, San Francisco conquistó el título del Oeste de la Liga Nacional.

La derrota dejó a los Padres con récord de 79-83, un decepcionante final considerando las expectativas al comienzo de la temporada, y considerando que estuvieron 17 juegos por encima de .500 el 10 de agosto antes de terminar con 13-34, el peor récord en las Grandes Ligas durante ese periodo.

"Nunca imaginamos estar en esta situación", dijo el mánager de los Padres, Jayce Tingler. “Es sorprendente, impactante, todas esas cosas. Hay muchas razones para ello. Apesta pasar por esto. Es miserable. Es horrible. Pero aprendes de ello. Todos allí estarán mejor en el futuro".

Los Padres habían sido eliminados de la postemporada hace más de una semana. Habían asegurado un final por debajo de .500 desde el pasado jueves. No quedaba mucho drama para el último fin de semana.

En cambio, el drama vendrá con lo que sucederá a continuación. Los Padres seguramente van a cambiar las cosas este invierno. La única pregunta: ¿Qué tan grande es la reorganización? Tingler ha escuchado las preguntas sobre su situación laboral.

"Creo en este grupo", dijo Tingler. “Por supuesto que quiero ser parte en el futuro. No creo que estemos tan lejos como muestra la tabla de posiciones”.

Tingler dijo que el gerente general A.J. Preller y él se sentarán y discutirán el futuro en algún momento después que regresen a San Diego. Más allá del estatus de Tingler, hay otros interrogantes sobre el cuerpo técnico de los Padres que ya ha visto despedido al coach de pitcheo Larry Rothschild.

En cuanto a la plantilla, necesitarán reforzar su rotación y su bullpen. Su ofensiva también debe ser reorganizada, ya que necesitan un poco de fuerza en el jardín derecho e izquierdo y también hay preguntas sobre si los Padres buscarían mover los contratos de Wil Myers y Eric Hosmer.

Las decisiones que esperan a Preller son abundantes. Los Padres jugaron muy por debajo de las expectativas en 2021. Les gustaría jugar mucho más en octubre de 2022. Eso significa que es casi seguro que se avecinan cambios.

“Cualquiera que sea el equipo que vayan a formar, harán lo que A.J. quiera hacer", dijo el tercera base de los Padres, Manny Machado. “Ya sea que se trate de diferentes decisiones, ya sea el gerente, el cuerpo técnico, la incorporación de nuevos jugadores, eso depende de ellos. No pongo mis dos centavos en eso. Salgo y juego béisbol, actúo todos los días, trato de dar un espectáculo a los fanáticos y trato de traer un campeonato a la ciudad".

"Si ese es el caso, lo que sea necesario para traer un campeonato a la ciudad, tienes que hacer lo que tienes que hacer para que eso suceda".

Ese es el objetivo. La parte complicada es formar un equipo capaz de llegar allí. Los Padres han terminado por debajo de .500 en 10 de las últimas 11 temporadas. Han estado viendo la postemporada desde afuera en 14 de los últimos 15 años.

El domingo por la tarde, los Giants tomaron una gran ventaja temprano, luego celebraron su título de la División Oeste de la Liga Nacional cuando Dominic Leone ponchó a Hosmer con una recta alta. Los Gigantes salieron de su dugout y la mayoría de los Padres permanecieron en el escalón más alto de su dugout mirando.

"Nos hubiera gustado ser ese equipo al final del año", dijo Machado. “Han demostrado que eran el mejor equipo de esta división. ... Vuelves el año que viene, listo para hacerlo de nuevo".

Machado volverá. También lo hará Fernando Tatis Jr., cuya notable temporada terminó con una línea de .282 / .364 / .611, 42 jonrones y 25 bases robadas. Tatis se convirtió en el segundo bateador de los Padres en ganar el título de jonrones de la Liga Nacional, uniéndose a Fred McGriff en 1992.

Junto con esos dos, Jake Cronenworth y Trent Grisham están bajo el control del equipo durante varias temporadas. En la rotación, Blake Snell, Yu Darvish y Joe Musgrove están de regreso para 2022. Como reiteró Machado, ese es un núcleo que vale la pena construir alrededor.

También es un núcleo con el que los Padres registraron una temporada de 79-83 en 2021. Claro, fueron devastados por las lesiones, quizás más que cualquier otro equipo en el béisbol. Tampoco recibieron refuerzos en su rotación en la fecha límite de cambio. Pero Machado no estaba para nada de eso.

"No lo sé, no bateamos, no lanzamos, nos lesionamos, tenemos esto, tenemos aquello, quizás la pelota era demasiado blanca, tal vez, no lo sé", dijo Machado. “Esas son solo excusas. Al final del día, perdimos. No llegamos a donde queríamos, y eso es simplemente decepcionante".