“Esperamos ver una reacción”. Mellizos creen en Correa para el 2024

8 de noviembre de 2023

SCOTTSDALE, Arizona – Durante las primeras dos rondas de los playoffs del 2023, Carlos Correa demostró su inteligencia beisbolera, su veteranía y su liderazgo a la defensa con tres brillantes jugadas, primero para ayudar a los Mellizos a derrotar a los Azulejos en la Serie del Comodín y luego para contribuir a la única victoria de Minnesota ante Houston en la Serie Divisional.

Ésa fue la versión del torpedero puertorriqueño que querían ver los Mellizos cuando le dieron al veterano un contrato de seis años y US$200 millones en el invierno del 2022-23 – después de que los exámenes físicos en el tobillo derecho de Correa revelaran condiciones que causaron que tanto los Gigantes como los Mets anularan acuerdos anteriores con el boricua. Tras una campaña regular para el olvido de Correa, en que claramente sentía los efectos de una fascitis plantar en el pie izquierdo, el paracorto brilló a la defensa en la postemporada, en la que también bateó de 21-9 con tres dobles y cuatro empujadas.

Y más allá del buen final que tuvo, Correa también exhibió un liderazgo único en los Mellizos este año, jugando con fuertes dolores y jamás bajando la cabeza cuando estaba rumbo a una temporada en que produjo una línea de apenas .230/.312/.399 con OPS+ de 94, además de batear para 30 doble-matanzas.

“Creo que eso nos demostró algo, sobre todo cuando se trata de los jugadores jóvenes y ese mensaje que transmite”, dijo al tocar el tema el jefe de operaciones de béisbol de los Mellizos, Derek Falvey, en el marco de las Reuniones de los Gerentes Generales de MLB. “No siempre vas a estar al 100% cuando juegas. Si puedes salir a ayudarnos, tienes que hallar la forma de hacerlo. Hubo un mensaje natural, pero no hablado, a los jóvenes de que cuando tienes algunos dolores, tienes que luchar con eso y jugar de cualquier manera”.

Para Correa, seguir con los Mellizos en el 2023 no fue exactamente la primera opción, ya que los Gigantes (13 años, US$350 millones) y luego los Mets (12 años, US$315 millones) le ofrecieron los mega-contratos, posteriormente cancelados. Pero tras jugar con Minnesota en el 2022 antes de volver a probar la agencia libre, Correa sí pudo volver a poner su sello, de alguna manera, en un equipo que ganó la División Central de la Liga Americana. Ahora, con una buena base que aspira a más en el 2024, los Mellizos esperan ver una versión mucho mejor de Correa.

“Vimos el impacto que tuvo en el clubhouse en el 2022, en el equipo… eso se sabe”, dijo Falvey al reflexionar sobre el historial de Correa en el club. “La pasada temporada muerta fue poco común y al fin y al cabo volvió con nosotros. Sabíamos la clase de líder que es y sabíamos quién es cuando llega todos los días para jugar con todo y las dolencias”.

En la tercera semana de septiembre, se le “explotó” la fascitis plantar a Correa, lo cual creen todos que puede ser el inicio de una recuperación total. Falvey y los Mellizos describen este invierno como “una temporada muerta normal” para el torpedero, en cuanto a la salud se refiere.

“Creo que vimos un poco cómo podría verse Carlos paera cuando esté en plena salud el próximo año”, dijo el ejecutivo. “Tengo toda la expectativa de que va a seguir siendo un gran líder para nosotros. Esperamos ver una reacción con el bate, con un Carlos más saludable”.