¿Qué harán los Yankees ahora con el jardín izquierdo?

6 de enero de 2023

Fue aproximadamente una hora después de que Aaron Judge había sido nombrado el 16to capitán en la historia de los Yankees en una rueda de prensa en el Yankee Stadium que Hal Steinbrenner ponderó el roster de su equipo para el 2023 y decidió que quedaba trabajo por hacer. 

“Lo que te puedo decir es, ‘No hemos terminado aún’”, dijo Steinbrenner, dueño mayoritario del club. “Estaría sorprendido (si no hicieran otros movimientos)”. 

Al día siguiente, el club presentó al zurdo Carlos Rodón, pero Steinbrenner ya había tomado eso en cuenta. Después de ganar 99 partidos en la temporada regular del 2022 y capturar el título del Este de la Liga Americana--pero quedarse fuera de la Serie Mundial por 13ra campaña consecutiva--la intención de los Yankees es reforzar el roster antes de que Judge y sus compañeros salgan al terreno para el primer juego de la temporada el 30 de marzo. 

Lo más probable es que el jardín izquierdo siga siendo el área principal de enfoque. El venezolano Oswaldo Cabrera y Aaron Hicks son las dos opciones del equipo en este momento. El resto de los jardines están definidos; Judge expresó que no está satisfecho tras haber roto el récord de jonrones de la Liga Americana para una temporada establecida por Roger Maris, y la actuación de Harrison Bader en los playoffs indica que los Yankees acertaron al adquirirlo en un cambio durante la temporada pasada. 

Giancarlo Stanton también podría ver acción en los jardines, aunque para los partidos en el Bronx, el manager Aaron Boone preferiría usarlo en el jardín derecho, que es menos espacioso. 

“Quiero ponerlo a jugar allí, pero lo veo más en el bosque derecho en nuestro estadio, quizás en días en que ponga a Judge de BD”, dijo Boone. “O [Stanton] podría hacerse cargo del bosque izquierdo en otros estadios. Con suerte estará, físicamente, en condiciones de jugar en los jardines en ciertos momentos durante todo el año. Lo puse en el bosque izquierdo en un partido de postemporada el año pasado por necesidad y estaba preparado”.

Entonces, ¿cómo procederán los Yankees ahora? Les hubiese gustado renovar con Andrew Benintendi, pero no estuvieron dispuestos a igualar o superar la oferta de cinco años y US$75 millones que le dieron los Medias Blancas. Tras las firmas de Judge y Rodón, la nómina de los Yankees es de aproximadamente US$288 millones. El límite máximo del impuesto de lujo es de US$293 millones, y es posible que quieran permanecer debajo de esa cifra.  

“Nos encantó contar con Andrew Benintendi; hubiese sido bueno retenerlo”, dijo el gerente general y vicepresidente superior del club, Brian Cashman. “Nos falta un bate zurdo que encaje en el bosque izquierdo. Eso es algo que preferiríamos, pero, al mismo tiempo, no siempre puedes conseguir todo lo que quieres”. 

No quedan muchos bates zurdos de calidad en el mercado de agentes libres. La noticia de que el jardinero de los Piratas Bryan Reynolds había solicitado un cambio antes de las Reuniones Invernales en diciembre llamó la atención de los Bombarderos. Reynolds, un bateador ambidiestro que cumplirá 28 años este mes, ayudaría a reforzar una ofensiva a la que le costó anotar carreras en la postemporada.

Reynolds, quien fue convocado al Juego de Estrellas en el 2021, viene de un 2022 en el que bateó .262/.345/.461 (OPS+ 126) con 27 jonrones y 62 remolcadas. Reynolds devengará US$6.75 millones el próximo año y estará bajo control contractual hasta que termine la campaña del 2025. Pittsburgh no tiene intenciones de desprenderse de Reynolds si no es por talento de lujo. En el caso de los Yankees, quizás tendrían que ceder al campocorto venezolano Oswald Peraza (el prospecto número 3 del club, según MLB Pipeline) o al jardinero dominicano Jasson Domínguez (prospecto número 2). Los Yankees y los Piratas concretaron cambios en los últimos años en los que estuvieron involucrados los serpentineros Clay Holmes y Jameson Taillon. 

Se sabe que Nueva York ha conversado con los Mellizos sobre Max Kepler, un bateador zurdo que cumplirá 30 años en febrero y bateó .227/.318/.348 (OPS+ de 93) el año pasado.  En el 2019, Kepler empalmó 30 bambinazos con 90 carreras producidas, números que han disminuido debido a las lesiones. Los escuchas creen que Kepler podría beneficiarse de las nuevas reglas sobre las configuraciones defensivas.

En cuanto a opciones internas se refieren, Cabrera aportó como "milusos" la temporada pasada, en la que bateó .247/.312/.740 (OPS+ de 109) con seis jonrones y 19 remolcadas en 44 juegos. Vio acción en todas las posiciones con excepción de receptor, lanzador y jardinero central. Hicks sigue bajo contrato hasta que termine la campana del 2025, pero podría beneficiarse de un cambio de ambiente tras ser abucheado en una campaña en la que tuvo línea ofensiva de .216/.330/.313 (OPS+ de 86), con ocho cuadrangulares y 40 carreras producidas en 130 compromisos. Pero hasta ahora, los Yankees no han encontrado un equipo dispuesto a sumar al guardabosque. 

Estevan Florial podría recibir una oportunidad en la primavera, al igual que Willie Calhoun y Billy McKinney, que hace poco firmaron contratos de liga menor con el club. 

“Seguiremos pacientemente evaluando oportunidades”, dijo Cashman. “Cuando se presente algo realista que estemos cómodos tratando de concretar, le haremos algunas recomendaciones a Hal. Ha sido un reto tratar de solucionar [el jardín izquierdo], así que seguiremos trabajando en eso”.