Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

news

MLB News

Como anillo al dedo

Roy Oswalt debe de encajar perfectamente en los Rangers
MLB.com
Roy Oswalt encajará perfectamente en los Rangers.

El equipo de Texas tiene uno de los clubhouses más sólidos y unidos del béisbol. Como dijo Michael Young, "Si no encajas bien aquí es porque tienes algún problema".

Eso también es importante.

"Definitivamente es importante", dijo Young. "Sería difícil triunfar como equipo sin un clubhouse unido".

Los Rangers también cuentan con un mánager, Ron Washington, a quien se le respeta y se le aprecia. Los jugadores saben que su capataz los apoya y que sólo les exige lo básico - que sean puntuales, que jueguen con todo y que se interesen por el equipo.

Oswalt estará en un estadio a toda capacidad cada vez que suba a la lomita en el Rangers Ballpark. Y también hay otro pequeño detalle: El éxito. Los Rangers tiene récord de 31-19, el mejor en la Liga Americana. Encabezan las Grandes Ligas en carreras anotadas y al Joven Circuito en efectividad colectiva.

Ningún gerente general ha realizado una mejor labor a la hora de acumular talento que Jon Daniels. Por lo tanto, si a los Rangers les hace falta una pieza al acercarse la fecha límite para hacer cambios, el club tiene suficientes prospectos para conseguirla.

Texas firmó al veterano Oswalt a un contrato de liga menor con el fin de contrarrestar la baja del dominicano Neftalí Féliz.

El derecho se incorporará a una rotación muy buena. Tomará el lugar de Féliz, quien está fuera de acción con una lesión en el hombro. Féliz podría ser un excelente abridor en el futuro, pero no ha sumado 70 innings de labor en ninguna de las últimas dos temporadas y los Rangers están ansiosos por triunfar ahora mismo. Tienen una ventaja de 5.5 juegos en el Oeste de la Liga Americana, lo cual significa que Oswalt tiene el lujo de tomarse su tiempo para prepararse.

En resumidas cuentas, los Rangers tienen una gran química, buenos líderes, aficionados devotos, un equipo sólido y están necesitados de un abridor. Son el tipo de conjunto con el que los jugadores sueñan.

También está el hecho de que Oswalt vive en Weir, Mississippi, a sólo 524 millas de distancia de Arlington. Los Bravos y Cardenales le quedan más cerca y en el pasado, Oswalt se ha mostrado interesado en lanzar para ambos.

Pero los Rangers tienen algo que Atlanta y San Luis no tienen: A Nolan Ryan como presidente de la organización.

Ryan y Oswalt tienen un largo historial. En el 2000, cuando Ryan estaba a cargo del club Doble-A Round Rock en el sistema de los Astros, Oswalt fue convocado de Clase-A para hacer una apertura de emergencia.

En aquel entonces, los Astros eran extremadamente cautelosos a la hora de ascender a jugadores jóvenes. Pero esa noche, Oswalt tuvo una actuación deslumbrante y se cree que Ryan llamó al dueño de los Astros, Drayton McLane, para darle su opinión acerca del joven serpentinero. Ryan no creía que Oswalt debiera regresar a Clase-A, sino que ya estaba listo para ser ligamayorista.

Un año después, Oswalt estaba en Grandes Ligas en camino a lo que sería una de las mejores carreras de un pitcher en su generación. A Oswalt nunca se le ha olvidado que Ryan dio la cara por él y Ryan tampoco se ha olvidado de Oswalt.

Otros equipos también podrían darle a Oswalt la oportunidad de triunfar, un factor de suma importancia. La temporada está lejos de definirse y más de una docena de equipos parecen tener posibilidades de ganar la Serie Mundial.

Los Filis, Angelinos, Cardenales, Yankees y otras escuadras lucen lo suficientemente buenas como para coronarse. Los Rangers no le ofrecen garantía alguna a Oswalt.

Pero Texas ha sido el mejor equipo en Grandes Ligas desde que arrancó la temporada y parece estar en camino a su tercera serie divisional consecutiva. Tras conquistar el banderín de la Liga Americana en temporadas consecutivas, hay mucha presión sobre los Rangers y semejantes expectativas pueden ser sofocantes en la postemporada.

No obstante, en lo que va del 2012, Texas ha pasado todas las pruebas.

Es difícil argumentar que haya un equipo mejor o un club con el cual Oswalt tuviera mejores posibilidades de conseguir un anillo.

Si se tratara de dinero, Oswalt probablemente hubiese recibido un contrato más jugoso en otra parte. Pero el dinero seguramente no fue el factor decisivo. Los Rangers ofrecen lo más cercano a la perfección que existe en el béisbol.

Roy Oswalt encajará perfectamente en los Rangers.

El equipo de Texas tiene uno de los clubhouses más sólidos y unidos del béisbol. Como dijo Michael Young, "Si no encajas bien aquí es porque tienes algún problema".

Eso también es importante.

"Definitivamente es importante", dijo Young. "Sería difícil triunfar como equipo sin un clubhouse unido".

Los Rangers también cuentan con un mánager, Ron Washington, a quien se le respeta y se le aprecia. Los jugadores saben que su capataz los apoya y que sólo les exige lo básico - que sean puntuales, que jueguen con todo y que se interesen por el equipo.

Oswalt estará en un estadio a toda capacidad cada vez que suba a la lomita en el Rangers Ballpark. Y también hay otro pequeño detalle: El éxito. Los Rangers tiene récord de 31-19, el mejor en la Liga Americana. Encabezan las Grandes Ligas en carreras anotadas y al Joven Circuito en efectividad colectiva.

Ningún gerente general ha realizado una mejor labor a la hora de acumular talento que Jon Daniels. Por lo tanto, si a los Rangers les hace falta una pieza al acercarse la fecha límite para hacer cambios, el club tiene suficientes prospectos para conseguirla.

Texas firmó al veterano Oswalt a un contrato de liga menor con el fin de contrarrestar la baja del dominicano Neftalí Féliz.

El derecho se incorporará a una rotación muy buena. Tomará el lugar de Féliz, quien está fuera de acción con una lesión en el hombro. Féliz podría ser un excelente abridor en el futuro, pero no ha sumado 70 innings de labor en ninguna de las últimas dos temporadas y los Rangers están ansiosos por triunfar ahora mismo. Tienen una ventaja de 5.5 juegos en el Oeste de la Liga Americana, lo cual significa que Oswalt tiene el lujo de tomarse su tiempo para prepararse.

En resumidas cuentas, los Rangers tienen una gran química, buenos líderes, aficionados devotos, un equipo sólido y están necesitados de un abridor. Son el tipo de conjunto con el que los jugadores sueñan.

También está el hecho de que Oswalt vive en Weir, Mississippi, a sólo 524 millas de distancia de Arlington. Los Bravos y Cardenales le quedan más cerca y en el pasado, Oswalt se ha mostrado interesado en lanzar para ambos.

Pero los Rangers tienen algo que Atlanta y San Luis no tienen: A Nolan Ryan como presidente de la organización.

Ryan y Oswalt tienen un largo historial. En el 2000, cuando Ryan estaba a cargo del club Doble-A Round Rock en el sistema de los Astros, Oswalt fue convocado de Clase-A para hacer una apertura de emergencia.

En aquel entonces, los Astros eran extremadamente cautelosos a la hora de ascender a jugadores jóvenes. Pero esa noche, Oswalt tuvo una actuación deslumbrante y se cree que Ryan llamó al dueño de los Astros, Drayton McLane, para darle su opinión acerca del joven serpentinero. Ryan no creía que Oswalt debiera regresar a Clase-A, sino que ya estaba listo para ser ligamayorista.

Un año después, Oswalt estaba en Grandes Ligas en camino a lo que sería una de las mejores carreras de un pitcher en su generación. A Oswalt nunca se le ha olvidado que Ryan dio la cara por él y Ryan tampoco se ha olvidado de Oswalt.

Otros equipos también podrían darle a Oswalt la oportunidad de triunfar, un factor de suma importancia. La temporada está lejos de definirse y más de una docena de equipos parecen tener posibilidades de ganar la Serie Mundial.

Los Filis, Angelinos, Cardenales, Yankees y otras escuadras lucen lo suficientemente buenas como para coronarse. Los Rangers no le ofrecen garantía alguna a Oswalt.

Pero Texas ha sido el mejor equipo en Grandes Ligas desde que arrancó la temporada y parece estar en camino a su tercera serie divisional consecutiva. Tras conquistar el banderín de la Liga Americana en temporadas consecutivas, hay mucha presión sobre los Rangers y semejantes expectativas pueden ser sofocantes en la postemporada.

No obstante, en lo que va del 2012, Texas ha pasado todas las pruebas.

Es difícil argumentar que haya un equipo mejor o un club con el cual Oswalt tuviera mejores posibilidades de conseguir un anillo.

Si se tratara de dinero, Oswalt probablemente hubiese recibido un contrato más jugoso en otra parte. Pero el dinero seguramente no fue el factor decisivo. Los Rangers ofrecen lo más cercano a la perfección que existe en el béisbol.

This story was not subject to the approval of Major League Baseball or its clubs.