Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias PHI

Los Filis afrontan los retos de una nueva era 

1 de noviembre de 2019

Una nueva era comienza en Filadelfia. Cierto que esa era la premisa que reinaba en el comienza de la temporada que acaba de terminar. Con la llegada de peloteros de la talla de Bryce Harper, Andrew McCutchen o J.T. Realmuto, parecía que una nueva era amanecía para los Filis. Y

Una nueva era comienza en Filadelfia. Cierto que esa era la premisa que reinaba en el comienza de la temporada que acaba de terminar. Con la llegada de peloteros de la talla de Bryce Harper, Andrew McCutchen o J.T. Realmuto, parecía que una nueva era amanecía para los Filis.

Y es cierto, pero los comienzos a veces se completan con varias etapas y no solo con un hecho puntual. La llegada de peloteros de altura hacia que los Filis volviesen a mirar cara a cara la posibilidad de volver a la postemporada, pero era solo el inicio de un trabajo que lleva su tiempo y tiene como objetivo la Serie Mundial al final del camino.

Del mismo como que la reconstrucción de los Sixers de Filadelfia se llevó a cabo sumando afectivos a lo largo de varias temporada, para terminar de confeccionar la plantilla que ahora quiere asaltar el anillo de la NBA, a los Filis le queda un largo trabajo en esta offseason para poder atraer a más peloteros que terminen de completar un roster que de un nuevo paso al frente y pueda llegar donde el equipo de este año no ha podido llegar (la postemporada).

Y la nueva e importante pieza de este puzle que se está formando en torno a los Filis es la llegada de un nuevo piloto de gran categoría que pueda seguir trabajando por el sueño de traer de nuevo la gloria de una Serie Mundial a la ciudad del Amor Fraternal.

Joe Girardi trae a Filadelfia un currículum impresionante, habiendo sido manager de los Yanquis de Nueva York por 10 años, supliendo a Joe Torre después de la temporada 2007 (toda una institución para la franquicia de la Gran Manzana).

Además ya sabe lo que es ganar un anillo de campeón. Precisamente lo logró e 2009 ante los Filis de Filadelfia, impidiendo al equipo de la ciudad del Amor Fraternal ganar su segunda Serie Mundial consecutiva, después del éxito de la temporada anterior.

Pero la vida da muchas vueltas y quizás ahora a Girardi el destino le dé la posibilidad de devolver a Filadelfia lo que le arrebató en aquella temporada (la última en la que los Filis ganó el banderín de la Liga Nacional).

La marca de Girardi con los Yankees fue de 910-710, la sexta foja de más victorias en la historia del equipo. Girardi ganó más de 84 juegos cada temporada con Nueva York y tuvo cuatro años con 95 o más triunfos, incluyendo 103 en 2009. Llevó a los Yanquis a tres títulos de la División Este de la Liga Americana.

O sea, llega un piloto de gran experiencia y con hambre de devolver a su nombre y los propios Filis la gloria conseguida la pasada década. Otro paso más en la buena dirección, de cara a lograr en un futuro próximo, celebrar lo que ahora está celebrando Washington, el éxito en una Serie Mundial.

Paso a paso y con confianza plena de que se está marcando el camino adecuado para conseguir los sueños de los fanáticos de los Filis.

Hasta pronto desde España.