Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

José Bautista ovacionado en su regreso a Toronto como miembro de los Mets

MLB.com

TORONTO -- El dominicano José Bautista siempre será recordado como uno de los mejores jugadores en la historia de los Azulejos. Y los fanáticos se lo dejaron saber ahora que regresó al Rogers Centre como miembro de los Mets.

Bautista fue recibido la noche del martes como un héroe en la ciudad que fue su hogar por más de 10 años. Los fanáticos le dedicaron una ovación de pie durante la práctica de bateo y otra cuando su nombre fue anunciado como parte del lineup abridor de los Mets, pero la más fuerte de todas se la reservaron para el momento en el que el veterano entró a la caja de bateo en el primer inning.

TORONTO -- El dominicano José Bautista siempre será recordado como uno de los mejores jugadores en la historia de los Azulejos. Y los fanáticos se lo dejaron saber ahora que regresó al Rogers Centre como miembro de los Mets.

Bautista fue recibido la noche del martes como un héroe en la ciudad que fue su hogar por más de 10 años. Los fanáticos le dedicaron una ovación de pie durante la práctica de bateo y otra cuando su nombre fue anunciado como parte del lineup abridor de los Mets, pero la más fuerte de todas se la reservaron para el momento en el que el veterano entró a la caja de bateo en el primer inning.

"Se siente grandioso, es como si nada hubiese cambiado", dijo Bautista antes del juego. "Me siento bien contento por estar de regreso. Obviamente, son muchas emociones y muchos recuerdos. Hay que disfrutar esas cosas".

Antes del juego, los Azulejos aprovecharon la ocasión para mostrar en la pantalla gigante algunos de los momentos más grandes de la carrera de Bautista, quien estaba haciendo ejercicios de estiramiento en el jardín derecho. Cuando finalizó el video, el quisqueyano se quitó la gorra y apuntó con ella hacia cada sector del estadio. Bautista, quien pareció luchar para contener las lágrimas, tenía los ojos rojos.

Cuando entró al cajón de bateo minutos después, el receptor de los Azulejos, Russell Martin, le dio una palmada en la espalda y se paró frente al plato para detener el juego unos instantes y permitir que la gente aplaudiese más a Bautista.

Bautista también aprovechó la ocasión para aclarar que no tiene ningún resentimiento sobre su salida de los Azulejos, que le informaron en septiembre del año pasado que no iban a ejercer la opción de su contrato para el 2018.

"No, no puedo decir que estuviera molesto", aseguró Bautista. "Fue una decisión de negocios y una que se puede entender. Los números hablan por sí solos; no fue mi mejor año".