Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Cinco elementos que hacen de los Padres un equipo bien interesante

MLB.com

Esto podrían sorprender a algunos, pero, ¿saben qué?: ¡Los Padres se han convertido en un equipo interesante! Después de ganar dos de tres contra los Cardenales, San Diego ha empezado a hacer algo de ruido. Siguen en el último lugar de la División Oeste de la Liga Nacional, pero están a sólo juego y medio de los Gigantes y un solo compromiso de los Rockies, un equipo que hace una semana estaba en el primer lugar. Tienen mejor récord que los Mets, los Mellizos y los Azulejos, equipos que se consideraban contendientes cuando inició la campaña. San Diego tiene marca de 23-17 desde el 1ro de mayo. ¡Estos Padres no son nada malos!

Es muy temprano para considerar a los Padres contendientes, incluso en el lodazal que es el Oeste de la Nacional. Pero en estos momentos tienen su mejor porcentaje de ganados y perdidos desde que A.J. Preller asumió el mando como gerente general en agosto del 2014, con una de las novenas más jóvenes de Grandes Ligas y el mejor sistema de liga menor en todo el béisbol, según MLB Pipeline. Ciertamente, pareciera que Preller y compañía empezaron a enderezar el barco. Veamos entonces cinco elementos que los Padres están haciendo bien esta temporada, y qué podría decirnos eso sobre su futuro.

Esto podrían sorprender a algunos, pero, ¿saben qué?: ¡Los Padres se han convertido en un equipo interesante! Después de ganar dos de tres contra los Cardenales, San Diego ha empezado a hacer algo de ruido. Siguen en el último lugar de la División Oeste de la Liga Nacional, pero están a sólo juego y medio de los Gigantes y un solo compromiso de los Rockies, un equipo que hace una semana estaba en el primer lugar. Tienen mejor récord que los Mets, los Mellizos y los Azulejos, equipos que se consideraban contendientes cuando inició la campaña. San Diego tiene marca de 23-17 desde el 1ro de mayo. ¡Estos Padres no son nada malos!

Es muy temprano para considerar a los Padres contendientes, incluso en el lodazal que es el Oeste de la Nacional. Pero en estos momentos tienen su mejor porcentaje de ganados y perdidos desde que A.J. Preller asumió el mando como gerente general en agosto del 2014, con una de las novenas más jóvenes de Grandes Ligas y el mejor sistema de liga menor en todo el béisbol, según MLB Pipeline. Ciertamente, pareciera que Preller y compañía empezaron a enderezar el barco. Veamos entonces cinco elementos que los Padres están haciendo bien esta temporada, y qué podría decirnos eso sobre su futuro.

1. El bullpen: El relevo de los Padres lució tremendo en la serie contra los Cardenales, incluyendo el juego del miércoles, en el que seis relevistas llevaron un juego perfecto hasta el sexto inning. Brad Hand es el nombre más conocido y podría ser utilizado como carnada para un cambio el próximo mes, pero los Padres tienen opciones para elegir, desde veteranos como Craig Stammen y Kirby Yates (tres carreras permitidas en 27 innings) hasta jóvenes como Adam Cimber y José Castillo.

2. Eric Hosmer: ¿Recuerdan cuando todo el mundo se estaba burlando de los Padres por supuestamente haberle dado demasiado dinero a Hosmer? Bueno, el primera base está viviendo uno de los mejores inicios de su carrera, con .365 de porcentaje de embasarse, la defensa de siempre y negociando más boletos que de costumbre. Puede que Hosmer no sea una superestrella, pero sin duda representa una gran mejoría para el lineup y, más importante aún, alguien en quien pueden confiar. Los Padres están en el proceso de sumar nuevos rostros al roster, por lo que tener a alguien que pone 135 de OPS+ sin sudar mucho es de tremenda ayuda.

3. Profundidad organizativa: Los Padres cuentan con la mejor finca de cualquier equipo de Grandes Ligas. Pero las figuras que más han aportado en el equipo grande esta temporada no han sido sus prospectos de lujo, sino muchachos que llevan tiempo en el sistema y han demorado más en establecerse. El tercera base mexicano Christian Villanueva es un candidato bajo el radar para el Premio al Novato del Año en la Liga Nacional; Travis Jankowski y Hunter Renfroe han aportado en los jardines; antes de lesionarse, Joey Lucchesi probablemente fue el mejor abridor del club; y Jordan Lyles ha tenido buenos momentos, tanto en la rotación como en el bullpen. Ninguno de estos muchachos es un estelar, pero todos han aportado a un bajo costo. Son indicios de un sistema saludable y de una franquicia que sabe que lo hace. Y ninguna de las estrellas del 2019 - el motivo por el cual la finca se destaca - ha llegado a la Gran Carpa.

4. Han hallado talento extraño e interesante en lugares inesperados: El dominicano Francy Cordero (antes de ingresar a la lista de lesionados) tiene, como lo dijo mi colega Mike Petriello, la velocidad de Dee Gordon y el poder de Joey Gallo, pese que necesita mejorar su disciplina en el plato. El quisqueyano Franmil Reyes posee un poder enorme, casi aterrador. El serpentinero dominicano Luis Perdomo cuenta con una recta abrasadora y una curiosa habilidad para batear triples. Eric Lauer ha sorprendido a un corredor en las bases en cada uno de sus últimos cinco juegos. Muchos consideran que los Padres tienen una de las gerencias más innovadoras y creativas en Grandes Ligas y eso se refleja en su habilidad para hallar talentos inusuales en lugares donde otros clubes ni siquiera buscarían.

5. Se mantienen relajados y flexibles: Andy Green ya ha sido elogiado por su ingenio como manager y ha tenido que ser creativo ante las lesiones de Wil Myers, Austin Hedges, el dominicano Dinelson Lamet y otros jugadores. El resultado ha sido una manera poco convencional de hacer las cosas, incluso utilizar a un grupo de relevistas en lugar de un abridor tres veces en espacio de tres semanas. (Y tener buenos resultados.) Los Padres están dispuestos a cualquier cosa y Green es el manager que hace que todo funcione.

Los Padres no van a clasificar para los playoffs este año, pero han jugado mejor, son interesantes y se siguen reforzando. Y para un equipo que tiene en camino al dominicano Fernando Tatis Jr, a MacKenzie Gore, al mexicano Luis Urías, a Cal Quantrill y a los cubanos Michel Báez y Adrián Morejón, están bien posicionados. Los Padres aún no han llegado, pero por ahí vienen. San Diego va a dar mucho de qué hablar durante los próximos cinco años. Esto es apenas el comienzo.